Los jugadores de la NBA se han convertido en un particular altavoz por las causas sociales. En épocas anteriores, estos tan solo se dedicaban a jugar, pero el mundo ha cambiado y ahora aquellos veteranos se dan cuenta que debían hacer sido ejemplos de lucha. Entre ellos se encuentra Michael Jordan.

Noticias relacionadas

La leyenda de la NBA, considerado como el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos, ha hablado sobre todo esto después de donar 7,2 millones de dólares para la construcción de dos hospitales en Charlotte -él nació en Wilmington a 300 kilómetros de Charlotte-.

"Me fui de joven e hice vía en otros lugares, como Illinois -hogar de los Chicago Bulls- pero sé dónde empezó todo... y no necesito que mi madre me lo recuerde a todas horas. Nunca podrá devolver todo lo que esta comunidad me dio, pero puedo mostrar mi gratitud hacia ella y su gente", ha señalado un Michael Jordan muy comprometido ahora con los problemas de la sociedad.

Michael Jordan, tras ganar su sexto anillo. Foto: Twitter (@RaulGomez82)

Visiblemente emocionado durante el acto, Jordan ha reconocido que durante su etapa como jugador "era como si tuviera visión túnel". "Era un jugador de baloncesto profesional y no veía más allá. Intentaba simplemente ser el mejor jugador que pudiera llegar a ser. Pero después he tenido más tiempo para entender las cosas que me rodean, ver los problemas y la naturaleza de muchas situaciones. Y he podido dar mi apoyo, con mi voz o mis recursos económicos", ha asegurado.

Apoyo a los jugadores

Para finalizar, el mito estadounidense ha querido destacar la labor y compromiso que tiene los jugadores actuales: "Creo que es fantástico lo que hacen los jugadores ahora. Si entienden la raíz de una situación y quiere que se oiga su voz, fantástico. Tienen mi apoyo".

[Más información: Michael Jordan dona un millón de dólares para ayudar a las Bahamas tras el huracán Dorian]