Dos partidos. 80 minutos. Ocho cuartos. Eso es lo que le resta a España para conseguir el oro mundial. En este Tourmalet de dos tramos que se disputa el fin de semana, la Selección se juega el volver a hacer historia. Eso sí, antes de la etapa reina, España ha de enfrentarse a Australia (10:00 horas - Cuatro).

Noticias relacionadas

El equipo de Oceanía ha llegado a las semifinales del Mundial tras imponerse a la República Checa en cuartos. Con Patty Mills a la cabeza, la selección australiana se planta a un partido de asegurarse la medalla con luces y sombras.

Mills, la luz australiana

Las luces son más que evidentes. La victoria contra Francia, en su primer partido contra un rival de su categoría, situó las aspiraciones de los aussies un poco más altas. Si tras ganar a EE.UU en la preparación se creyeron su papel de favoritas, el triunfo ante la selección de Collet en segunda fase lo confirmó.

Patty Mills, con Australia, durante el Mundial de China FIBA

También brillan por un nombre propio. Patty Mills da un aderezo especial al equipo de Andrej Lemanis. Si con Ingles, Dellavedova y Baynes la IQ del equipo se dispara, con el base de los Spurs el juego del equipo alcanza el sobresaliente.

Las sombras aussies existen

Pero a esas luces hay que sumarle sombras. Espacios opacos que pueden acabar con la selección australiana en la lona tras un gancho de izquierdas de España. La segunda unidad hace que las piernas le flaqueen al boxeador australiano. Cuando los principales espadas del equipo marchan o simplemente no aparecen, Australia desfallece y da vida a la selección rival (hecho que sucedió contra la República Checa).

Aparte de este hecho, si España es capaz de secar a Ingles, el cerebro que maneja esos 'puños Mills', las posibilidades de Australia se reducen al mínimo. El ex del Barcelona emana inteligencia en cada jugada y suyas son las mejores decisiones del equipo. Si estas elecciones no están en la mano de Ingles, 'Houston tienen un problema'.

Velocidad de crucero para España

La fiabilidad española estuvo en duda durante el comienzo del campeonato. Aunque todo amante al baloncesto es conocedor del estilo crucero que ha llevado al éxito a nuestra selección, alguno aún dudaba.

Un arranque dubitativo en cuanto a juego, no en resultados, ponía legañas en la preciosa mirada de la Selección. Pero el 'coco' despertó. Italia, Serbia y Polonia hincaron la rodilla y despertaron del sueño mundialista tras vivir una pesadilla protagonizada por España. La Selección ya ha alcanzado su velocidad óptima. Nada puede detener al buque español si su capitán, Scariolo, y sus tripulantes dan el nivel que han mostrado en los últimos choques.

El quinteto titular de España, durante el Mundial de China FIBA

La defensa española, como en todo el campeonato, será vital para que el buque llegue al puerto chino a tiempo para disputar el oro. Contra Australia se volverá a ver las rotaciones en defensa para frenar a su estrella y ralentizar el juego australiano. Ribas, Llull y Rudy por fuera y Claver, Oriola y Juancho en las alas deberán trabajar de lo lindo para que Ricky y Marc puedan mostrar su mejor juego ofensivo. Eso sí, todos a una en defensa y todos a una en ataque.

De Saitama a Pekín, España sueña con ser otra vez campeona del mundo. Trece años después y con EEUU fuera de las semifinales, la oportunidad se presenta como histórica para los de Scariolo. En 2006 todo giraba alrededor de Pau Gasol, ahora, en 2019, la mayor virtud de la Selección está en un grupo que llega invicto a semifinales y que quiere volver a hincarle el diente a la presea de oro. 

España - Australia

España: Rubio, Colom, Llull, Ribas, Rudy Fernández, Beirán, Rabaseda, Claver, Juancho Hernangómez, Oriola, Marc Gasol, Willy Hernangómez.

Australia: Dellavedova, Mills, Ingles, Landale, Baynes, Bogut, Creek, Barlow, Goulding, Gliddon, Kay, Sobey.

Hora: 10:00 - Cuatro.

Información: Partido de semifinales del Mundial de China disputado en el Wukesong Sport Center de Pekín (China).