Seis selecciones aspiran, sin que sonara a sorpresa, al más importante trono en el baloncesto FIBA tras el oro olímpico. Europa, con cuatro aspirantes, espera quedarse con el oro mundialista frente a la 'candidatura' de un aspirante de Oceanía y otro de Norte América.

Noticias relacionadas

Del 31 de agosto al 15 de septiembre se celebra en el gigante asiático el torneo más importante a nivel de selecciones y estas son las seis selecciones favoritas al oro en el Mundial de China.

El enemigo de todos: Estados Unidos

Donovan Mitchell atrapa un rebote durante el Estados Unidos - España FEB

Cuando uno piensa en la selección que iba a llevar Popovich a este Mundial y la compara con la que finalmente ha ido, la sensación es agridulce. Grandes jugadores acuden a este cita mundialista representando a Estados Unidos pero más grandes aún se quedaron fuera de esta cita.

Con Kemba Walker como estrella principal, Estados Unidos plantea un estilo completamente distinto para alzarse con el oro de la manera más coral posible. Popovich ha extrapolado el juego combinativo de sus Spurs a su selección y el sistema ha funcionado... hasta que Australia cambió el tablero. 

La derrota contra la selección aussie hizo bajar al cielo a la plantilla de Estados Unidos. Un varapalo que puede ser un acicate de cara a un Mundial en el que es conocedora de que es el rival a batir. ¿El oro? La obligación. Otra cosa sería un desastre para la imagen del baloncesto estadounidense.

Estrella: Kemba Walker
Jugador a seguir: Miles Turner
Puesto en el último Mundial: 1º

Serbia, a por su primer Mundial

Jokic tras ganar a los Mavericks en el último segundo REUTERS

Más cerca que nunca. Así nota la selección de Djordjevic el oro mundialista. Con las grandes bajas de Estados Unidos y encomendados a Jokic, Serbia se ve capaz de alzarse con el campeonato por primera vez en su historia como país independiente.

Con un baloncesto al más puro estilo balcánico, el combinado serbio lleva a la cita mundialista a sus estrellas de la NBA. Jokic, Marjanovic, Bjelica, Guduric, Bogdanovic, Raduljica... solo con mencionar estos nombres la conclusión es clara: el oro es posible. Pero si, además de los nombres ya citados, se añaden a este elenco a Micic, Milutinov, Lucic... lo que era una posibilidad pasa a ser algo más tangible que nunca.

Estrella: Nikola Jokic
Jugador a seguir: Vasilije Micic
Puesto en el último Mundial: 2º

Con Antetokounmpo, el oro más cerca

Antetokounmpo, elegido MVP de la NBA.

Junto a Serbia, Grecia es la selección europea más favorita al Mundial. Este favoritismo especial lo dota un único nombre diferenciador: Giannis Antetokounmpo.

El jugador de los Bucks está llamado a ser el mejor jugador europeo de la historia. La selección de Thanasis Skourtopoulos cuenta con el actual MVP de la temporada en la NBA para destronar a Estados Unidos. Vista la tremenda superioridad que genera el jugador todoterreno de origen nigeriano, la única pega de esta selección griega son las rotaciones.

Cuando Giannis no esté en cancha, los Calathes, Bourousis, Sloukas y compañía deben de aguantar el tirón. Si estos nombres logran hacer que Anteto brille, el oro estará muy cerca.

Estrella: Giannis Antetokounmpo
Jugador a seguir: Georgios Papagiannis
Puesto en el último Mundial: Octavos de final

Francia, sin Parker, a la heroica

Papanikolaou trata de alcanzar a Batum. Foto: ffbb.com

La última medalla que la selección francesa ha obtenido fue en el Mundial de España en 2014. A dicho Mundial no acudió Tony Parker y eso podría ser un incentivo para este combinado que espera olvidar 'Oh Là là' lo antes posible.

Ahora bien, ha habido una lesión que ha cambiado todo el planing francés. Thomas Heurtel tenía que despedirse de la cita mundialista al romperse parcialmente el tendón rotuliano. Esta baja podría condenar a cualquier equipo, pero Francia no es un cualquiera.

Poniendo la base en su poderío defensivo con Batum, Gobbert y Lessort, Francia espera hacer saltar las exclamaciones y responder a todos esos críticos que les apartan de los metales.

Estrella: Nicolas Batum
Jugador a seguir: Mathias Lessort
Puesto en el último Mundial: 3º

Australia quiere dar la campanada

16. Kemba Walker con Estados Unidos contra Australia. EFE

Su nombre ha retumbado por todas las redacciones de deportes y su cuota a la hora de conquistar el oro ha bajado. ¿Por qué? Porque Australia demostró que Estados Unidos no es invencible.

Tras ganar a la selección de Popovich con un Patty Mills espectacular, el conjunto aussie ha cogido aire y esperanzas de cara a un oro más que soñado. 

Australia es capaz de ganar a cualquiera y, con una buena racha en 15 días, puede hacer sonar la campanita de bote mientras que Bogut, Ingles y compañía abrazan a Mills bajo los focos de la final del Mundial.

Estrella: Patty Mills
Jugador a seguir: Joe Ingles
Puesto en el último Mundial: Octavos de final

Gasol y Ricky, contra todos

Ricky Rubio, en el partido de preparación del Mundial de China entre España y Rusia EFE

Aunque Scariolo haya recalcado una y otra vez la importancia del grupo. Hay dos nombres que puede marcar la diferencia en momentos claves y hacer a España campeona del Mundo.

Marc Gasol, por dentro, y Ricky Rubio, por fuera, son los grandes baluartes de la selección española. El equipo español que disfruta y hace disfrutar cada vez que el colegiado lanza el balón en el salto inicial, se encomienda a sus estrellas tras la baja de su principal alma: Pau Gasol.

Si a los dos nombres propios ya citados se unen Rudy, Llull y los hermanos Hernangómez, el metal precioso podría acariciarse con los dedos antes y durante de una semifinales que se antojan históricas.

Proponiendo una de las mejores defensas del mundo y jugando en ataque bajo las batutas de Rubio y Marc, España puede y debe soñar con el oro. Porque esta selección ha sido capaz de hacer soñar despiertos a todos los espectadores al jugar siempre de tú a tú dando igual el rival.

Estrella: Marc Gasol
Jugador a seguir: Ricky Rubio
Puesto en el último Mundial: Cuartos de final

[Más información: Polémica contra los árbitros en el Mundial de Baloncesto: "Somos hombres, no mariquitas"]