LeBron James, el flamante nuevo jugador de Los Ángeles Lakers, presenció este domingo el partido que su equipo disputó ante los Detroit Pistons en la Liga de Verano de la NBA, que se disputa en Las Vegas, y que terminó con victoria angelina por 101-78.

Noticias relacionadas

Con su victoria, los Lakers pasan a las semifinales del torneo por segundo año consecutivo. El año pasado se hicieron con el torneo teniendo a Lonzo Ball y Kyle Kuzma como sus jugadores más valiosos.

El base de segundo año Josh Hart, quien probablemente obtenga minutos de rotación junto a James a lo largo de esta próxima temporada regular de la NBA, dirigió a Los Lakers a la victoria con 18 puntos y cuatro asistencias en 22 minutos sobre la pista.

James estará acompañado por jugadores jóvenes como Ball, Brandon Ingram, Kuzma y Hart. Este fue el primer encuentro al que James asistió en la liga de verano de este año.

Un traspaso histórico

LeBron protagonizó el fichaje más sonado de este verano, al firmar contrato por cuatro temporadas con Los Ángeles Lakers como agente libre, dejando los Cleveland Cavaliers tras cuatro años consecutivos en la gran Final de la NBA, todas ellas ante Golden State Warriors, una de las cuales (2016) supuso el anillo para el de Akron (Ohio).

Las cifras del traspaso a la franquicia californiana quedan para la historia. LeBron llega a Los Ángeles a través de su agencia Klutch Sports Group que llegó a un acuerdo con  Lakers por cuatro años y 154 millones de dólares en sueldo.

James deja su casa para afrontar el complicado reto de liderar a su nueva franquicia hacia un nuevo anillo. Tras ocho años desde el último título frente a Boston, en un equipo que tenía a Kobe Bryant como su gran estrella, la franquicia sueña en montar un gran equipo entorno a la figura de LeBron. Por el momento, el efecto James se nota: las casas de apuestas de Las Vegas pusieron al equipo angelino entre los favoritos a luchar por el título de liga junto a los Warriors y Rockets.

Atrás quedan ya los últimos cuatro años en Cleveland oscurecidos por el dominio de Stephen Curry y los Golden State Warriors, que les derrotaron en tres de las cuatro finales que han disputado en estos años. "Gracias Northeast Ohio por unas increíbles 4 temporadas", afirmó James en su cuenta de Instagram, en un mensaje que acompañó una foto del desfile de la victoria de los Cavaliers en la NBA 2016.