Julio es el mes de los festivales para muchos países. En España en concreto tienen lugar más de una decena de ellos con estilos musicales totalmente variados. Entre ellos, el que ha dado la vuelta al mundo los últimos días ha sido el Resurrection Fest, organizado entre el 3 y el 6 de julio en la localidad gallega de Viveiro.

Noticias relacionadas

A lo largo de su historia ha abrazado a grupos tan punteros como Iron Maiden, Korn, Motörhead, Kiss o Rammstein y esta edición 2019 destacaban los cabezas de cartel While She Sleeps, King Diamond y Slipknot. Precisamente, el tema que ha resultado ser viral está relacionado con este último.

Álex Domínguez es un chaval de 19 años que, a pesar de estar en silla de ruedas y tener parálisis cerebral, no quiso perderse el mayor festival de heavy metal de España. Pese a su condición, el joven no dudó en comprarse el bono para los cuatro días y disfrutar de todos los conciertos en la pista. Y es que el festival facilita plataformas y ubicaciones determinadas para las personas con discapacidad. No obstante, Álex, con su camiseta de Slipknot, decidió acercarse todo lo que pudo al escenario. Fue así como, en el concierto de Arch Enemy —grupo favorito del joven—, pidió al público si era posible que le levantaran.

De esta manera, Álex se convirtió en una de las pocas personas en silla de ruedas del mundo en hacer lo que se conoce como crowdsurfing. El propio grupo publicó en su cuenta de Twitter el vídeo del momento y calificó a sus fans como "increíbles".

A partir de ahí hasta la prensa internacional se ha hecho eco de la noticia. “No pensaba que iba a tener tanta repercusión a nivel social”, ha comentado Álex a Nuevecuatrouno, un medio riojano. Asimismo, recomienda y anima a toda persona que se encuentre en silla de ruedas a bajar abajo y sentir la misma experiencia que él. Con los brazos en alto y a viva voz, Álex ha confesado que se "sentía como dios".

Así, tal y como menciona, se rompe esa barrera que existe muchas veces con las personas con discapacidad y su adaptación. Él optó por romper ese muro y ser uno más del público. No era la primera vez que lo hacía. En el concierto de Trivium, apenas dos horas antes, Álex también fue alzado por la multitud.

"El chico nos lo pidió y no nos costó nada", comenta Pedro Serrallet en su red social, uno de los espectadores que ayudó a Álex a que también pudiese ver durante un rato lo que sucedía en el escenario.

"Querer es poder"

Este acto de solidaridad se ha convertido inmediatamente en un mensaje que abandera el joven Álex: Will to power —concepto nietzscheano que defiende la ambición humana como motor de vida—. De pequeño decían que jamás aprendería a hablar o a escribir y ahora estudia Derecho en la Universidad de la Rioja. "Creed en vosotros mismos, no en los viejos prejuicios de los demás, porque las barreras os las ponéis vosotros", opina.

Álex Domínguez concluye la entrevista con una de las frases de Arch Enemy, el grupo que le vio hacer crowdsurfing hace apenas una semana. "Si quieres el mundo, usa tu mente".