Los Premios Feroz han vivido la semana más movida de la historia. Las declaraciones negacionistas de Victoria Abril, su premio honorífico de este año, fueron una bomba atómica a una semana de la celebración de una gala que se mantuvo presencial y en el centro de Madrid para apoyar la cultura segura. En los últimos días sólo se hablaba de ella, pero finalmente se habló de otras dos mujeres, las dos flamantes ganadoras del premio a la Mejor película. Pilar Palomero lograba el de Mejor drama por Las niñas; mientras que Icíar Bollaín conseguía el de Mejor comedia por La boda de Rosa.

Noticias relacionadas

Dos directoras que demuestran que algo está cambiando en el cine español. Una de las mujeres que puso el firme para que otras caminaran -Icíar Bollaín-, dando paso a las que vienen pisando fuerte gracias a ellas. Una imagen preciosa que refleja que las medidas que se están tomando están funcionando. El triunfo de ambas hace que la carrera por el Goya siga emocionante, ya que son las dos favoritas para la victoria en los premios de la Academia.

Eso sí, en los galardones que entrega la Asociación de Informadores Cinematográficos de España, la balanza se decantó por el lado de Las niñas, ya que Pilar Palomero también logró los premios a la Mejor dirección y al Mejor guion. El triunfo en tromba de Las niñas dejó sin premio gordo a la otra favorita de la crítica, El año del descubrimiento, de Luis López Carrasco, que se tuvo que confirmar con el galardón al mejor documental a pesar de optar a todo.

Nathalie Poza en 'La boda de Rosa'

La boda de Rosa, a pesar de ser la más nominada, se tuvo que conformar sólo con el de Mejor comedia. Perdió uno al que llegaba como favorita, el de Mejor actriz, pero finalmente Candela Peña vio como la victoria era para su gran rival, la gran Patricia López Arnaiz que va lanzada a por su primer Goya tras la victoria en los Feroz y en los Forqué. Su papel en Ane es un torbellino en una de las sorpresas de la temporada.

La AICE volvió a demostrar su cariño a Mario Casas. Ya le había dado dos premios Feroz como Mejor actor secundario por Las brujas de Zugarramurdi y Mi gran noche, pero ahora le ha dado el de Mejor actor protagonista por No matarás y por encima de pesos pesados como Javier Cámara o Raúl Arévalo, por Los europeos, que sí que se llevó el premio al mejor actor de reparto para Juan Diego Botto, que borda su canallita franquista en la adaptación de la novela de Azcona que ha dirigido Víctor García León.

Como Mejor actriz de reparto la elegida fue Verónica Echegui, sin duda lo mejor de Explota, explota, una oportunidad perdida para realizar un musical con canciones de Rafaella Carrá, pero donde ella se descubre como un torrente cómico que roba cada escena con gracia y energía. Un premio para esas secundarias de comedia que suelen pasar desapercibidas de forma injusta. Además, el premio especial fue para una de las joyas del año, My mexican bretzel, de Nuria Giménez Lorang; y el de Banda Sonora para Baby, la película de Juanma Bajo Ulloa.

Mario Casas en No matarás.

En Los Feroz se entregan también dos premios que intentan destacar la labor promocional que acompaña a una película, los de mejor cartel y tráiler. El primero fue a parar al diseño ralizado por Jordi Lavanda para Rifkin’s Festival, la película española de Woody Allen que inauguró el pasado Festival de Cine de San Sebastián. El de mejor tráiler fue, por su parte, para Historias Lamentables, la película de Javier Fesser que se estrenó directamente en Amazon Prime Video y que hubiera merecido más suerte en esta temporada de premios tan atípica.

A cuatro días de los Premios Goya todo parece indicar que Las niñas repetirá triunfo. Ya ganó entre los productores en la gala de los Forqué, y ha repetido victoria en los Feroz. Una ópera prima que confirma que las directoras jóvenes llegan pisando muy fuerte. Por suerte, además, Pilar Palomero ya prepara su segunda película, La maternal.