Pedro Tena lee todos los días un libro con su hijo de seis años antes de irse a la cama. Se trata del mismo noche tras noche. No quiere otro. Le gusta que lo repita siempre de la misma forma. El protagonista del libro es Darth Vader y el niño disfruta escuchando la voz de su padre dando vida al villano por antonomasia de la historia del cine. Pedro no imita su voz, es su voz. Él ha sido el elegido para doblar al personaje en la nueva película de la saga, Rogue One, y para sustituir a la mayor leyenda del doblaje español, Constantino Romero.

Una misión tan agradecida como envenenada, porque hay pocos personajes tan carismáticos como Darth Vader. Su simple presencia pone los pelos de punta. George Lucas creó el mejor malo de la historia del cine y su influencia se ha notado generación tras generación. Los niños por primera vez no quieren los juguetes del bueno de la película. El arma principal que tenía para convencer al espectador, además de su sable láser de color rojo, era su voz. Cada palabra que saliera de su máscara tenía que sonar como una amenaza. En la trilogía original comenzada en 1977 con el Episodio IV la responsabilidad recayó sobre James Earl Jones, una de las voces más graves y profundas del cine de EEUU. Aquí fue el carismático Consantino Romero el que recogió el guante.

El resultado no pudo ser mejor, y las frases de Darth Vader sonaban especiales en su voz. Su “Yo soy tu padre” no tiene nada que envidiar al de Earl Jones. Tras su muerte en 2013 cundió el pánico. Estaba claro que tarde o temprano la gallina de los huevos de oro se explotaría de nuevo. Ese miedo aumentó cuando Disney anunció su primer spin-off centrado en los rebeldes que robaron los planos de la estrella de la muerte. Los rumores que aseguraban la presencia del villano crecían por momentos. Allí no había ningún problema James Earl Jones sigue siendo la voz de Vader, pero aquí había que encontrar un sucesor a la altura. El elegido fue Pedro Tena, que tras años en la profesión encontró el papel de su vida.

No era la primera vez que se metía dentro del casco de Darth Vader, ya lo había hecho para la serie de dibujos Star Wars: Rebels y en dos videojuegos de la franquicia, así que su nombre fue desde el principio uno de los que sonaron. Nunca pensó que también sustituiría a Constantino Romero en la gran pantalla y en una nueva película oficial de La guerra de las galaxias.

Pedro Tena, sucesor de Constantino Romero. Moeh Atitar.

Recuerda perfectamente la prueba de cásting que le dio el papel. Se presentó sin saber de qué se trataba, pero tenía pinta de que era importante. Llegó a una sala de cine vacía y en la gran pantalla apareció él. Darth Vader, con su casco negro. “Ahí es cuando dije: 'ups'. Me quedé paralizado, miré al director de doblaje y…. es que no me habían dicho nada. Estaba aterrado, suele pasar con más personajes, pero cuando te encuentras a uno de tal calibre… es que no me salía la voz”, cuenta a EL ESPAÑOL.

Estaba aterrado, suele pasar con más personajes, pero cuando te encuentras a uno de tal calibre… es que no me salía la voz

Es inevitable escuchar a Pedro Tena y no pensar en ese 'Yo soy tu padre' que sus amigos no paran de pedirle que diga. El que más le hace repetirlo es su hijo pequeño, su mayor fan y el que está viviendo con más ilusión que su padre sea Darth Vader. “El que más me lo pide es mi hijo. Fui a ver la película con los dos críos, la mayor tiene nueve y el menor seis. La chica está ilusionada, pero el niño es que tiene hasta un pijama de Star Wars y un libro de Darth Vader que leemos todas las noches”, cuenta mientras se ríe recordando cómo también le pide que les diga la frase a sus amigos.

El trayecto hasta el estreno no ha sido fácil. Primero una selección mucho más intensas de lo normal. Tres días de pruebas y reuniones con gente de Disney España y meses después tuvo la confirmación oficial. Ahí llegó el miedo y la presión de tener que sustituir a Constantino Romero. “Tenía un 80% de miedo y un 20% de presión. Lo de imitar a Constantino es inevitable, porque a quién tienes en la cabeza cuando ves a Darth Vader... pues a él. Estaba aterrado, suele pasar con más personajes. Luego estaba el handicap de a quién imitar, ¿a Constantino o a James Earl Jones? Es como que tu cabeza te diga que tienes que ser a la vez del Madrid y del Barcelona”, dice con humor.

Tampoco era la primera vez que sustituía al mítico doblador español. Entre los personajes más míticos de Romero está el Mufasa de El rey león, otra voz que hubo que recuperar para la serie de televisión La guarida del león. Una labor que también recayó en Pedro Tena, que señala a su antecesor como una leyenda. “Es la referencia, sería negar la evidencia. Es de los mejores profesionales que ha habido y que va a haber”, dice rotundo.

Pedro Tena, sucesor de Constantino Romero. Moeh Atitar.

Desde que se anunció el proyecto la expectación por escuchar al nuevo Darh Vader ha sido máxima, y Pedro Tena lo ha vivido en primera persona. Medios, redes sociales… todos opinaban y comparaban incluso antes del estreno. “Ha habido muchas comparaciones, pero es que ese personaje había que hacerlo. La respuesta ha sido muy buena. Esa comparación es inevitable, para bien o para mal, pero con lo que no puedo es con los prejuicios. Los que me han comparado sin ver la película les diría que la vieran y luego juzguen y me critiquen, pero cuando la vean, porque me ha pasado, para bien y para mal, que te escriben sin haber visto el resultado”, opina.

El que más me pide que diga 'Yo soy tu padre' es mi hijo de seis años. Tiene un pijama de Star Wars y un libro de Darth Vader que leemos todas las noches

Aunque ya lo hubiera interpretado antes, Tena se preparó para el reto. “Escuché muchos vídeos de Constantino Romero en Youtube, porque James Earl Jones puede tener una voz más parecida a la mía y la gente no me va a comparar con él, lo va a hacer con Constantino. Él tiene una forma peculiar de decir las cosas. En la primera película de Star Wars él era más joven, y no tiene nada que ver su Darth Vader del 77 con el último que hace, se lo llevó a su terreno de una forma magistral, y yo coloqué la voz para que sonara como la suya, grave pero con un toque de metal”, explica a este periódico.

La experiencia ha marcado su carrera y se ha aprobado con nota, pero no ha sido la más difícil a la que se ha enfrentado. El perro de Juego de Tronos o doblar a Ron Perlman en su nueva serie para Amazon ha sido hasta más complicado, pero ninguno de ellos ha traspasado la pantalla. Sólo un personaje es el que le une a su hijo cada noche, y ese es Darth Vader.

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain