Ha sido un año difícil para el humor. Hacer una broma cada vez sale más caro en nuestro país, y han sido muchos los casos en los que se ha debatido sobre los límites del humor y en los que los cómicos han tenido que responder por sus gags. Pasó con Rober Bodegas y su monólogo sobre los gitanos, pero especialmente flagrante ha sido el caso de El intermedio, que han visto como la Fundación Francisco Franco les demandaba por una broma sobre el dictador y cómo Dani Mateo y el programa vivían en sus carnes un boicot por una broma en la que se sonaba la nariz con una bandera, y hasta tuvo que ir a juicio al ser denunciado por un sindicato de la policía.

Noticias relacionadas

En este debate muchas personas se han manifestado, entre ellos Josema Yuste, ex miembro de Martes y Trece, que en una entrevista en EsRadio decía lo siguiente: “El gag de la bandera es una soberana gilipollez. Primero no tiene gracia ni talento y ofende a millones, entre ellos a mí. El humor hay que hacerlo con talento, si lo haces sin talento eres un paria. ¿Qué consigues con eso? ¿Qué consigue ese hombre, ese humorista como... en fin... con eso? Ofender a millones de personas, no tener ninguna gracia y quedar en ridículo”.

Lo dice un humorista que en la década de los 90, junto a su inseparable Millán Salcedo revolucionó la comedia televisiva con sus especiales de Nochevieja en los que se realizaban bromas muy incorrectas que hoy le llevarían a un juzgado, porque como Mateo, ofenderían a muchas personas. Estas son las más polémicas que podían haber acabado con el dúo en la cárcel.

Mi marido me pega

Sin duda, el gag más polémico que creo el dúo cómico. Un chiste que hoy les llevaría a los tribunales por mofarse de las víctimas de violencia de género. Josema Yuste se olvidó de este chiste en su ataque a Dani Mateo, sin embargo Josema Yuste pidió perdón por él en una entrevista en La sexta,

Maricón de España

En los 90 no había tanta conciencia por la igualdad y los derechos LGTB, y las bromas de’mariquitas’ eran una constante en la televisión, con Arévalo y compañía como grandes exponentes. Martes y Trece también realizaron su broma sobre gays en su mítico Maricón de España.

Busco a Jacks

El anuncio de Busco a Jacks ya era machirulo de por sí, pero la parodia de Martes y Trece lo convirtieron en mucho más, ya que mostraban a un hombre que manoseaba a una mujer sin venir a cuento, tocaba sus partes, la olía y hasta la chupaba como si fuera un perro.

Isabel Pantoja y Encarna Sánchez

Otro de los más polémicos fue el que mostraba a Isabel Pantoja y a Encarna Sánchez yendo juntas y revueltas de vacaciones a Mallorca. Compartían habitación, veían la tele juntas, se tomaban una copa… y todo con los rumores que relacionaban a ambas. La denuncia de la tonadillera si eso se hubiera hecho ahora mismo sería de aúpa.

Monjas en bicicleta

Si Abogados Cristianos denunció a Willy Toledo por cagarse en Dios, a Martes y Trece podrían haberles excomulgado por esta broma en la que se anunciaban bicicletas sin sillín que daban placer a las monjas que las usaban.