El furor por las telenovelas turcas continúa. Divinity, primera cadena en España que apostó por este tipo de ficción, estrenó el pasado cinco de octubre Mi mentira más dulce. Una historia de amor, familia y drama que protagoniza Furkan Palalı (34 años), una de las figuras masculinas más valoradas en el panorama actoral país del Bósforo. En la actualidad, es uno de los hombres más deseados por el público turco y máximo competidor de la estrella nacional, Can Yaman (31). Una fama que está atravesando fronteras a través de otros títulos como Habitación 309, que también se emite actualmente en el ya citado canal de Mediaset.

Noticias relacionadas

Su interpretación de Nejat, un padre dedicado a su hija al que su esposa abandonó cuando esta era tan solo un bebé, está haciéndole merecedor del cariño del público gracias a una historia que, como su propio título indica, nace a consecuencia de una mentira.

El ejecutivo publicitario al que da vida Furkan Palalı hace pensar a la pequeña que su madre vive en África ayudando a los más desfavorecidos, pero que algún día regresará. Un encontronazo fortuito entre Nejat y Suna, la otra protagonista de la serie, marca el comienzo de una relación al principio mal avenida que acaba con la visita de esta a la casa donde viven padre e hija.

La niña muestra una desbordante alegría al pensar que la mujer que acude a su hogar es en realidad su madre, un error que su padre no corrige y por el que comienza a surgir una fuerte unión entre la pequeña y Suna. Relación que también termina por vincular emocionalmente a los dos protagonistas.

Furkan Palalı , Aslı Bekiroğlu y Lavinya Ünlüer en un escena de 'Mi mentira más dulce'. Divinity

Según revelan algunos diarios turcos, la complicidad entre Furkan Palalı y Aslı Bekiroğlu, actriz que interpreta a Suna, ha conseguido ir más allá de los sets de grabación. Son muchos los rumores que señalan que entre los dos protagonistas de Mi mentira más dulce habría surgido la llama del amor. Cuestión por la que han sido preguntados durante varias entrevistas en televisión y la que han contestado con una pícara sonrisa, sin afirmar ni desmentir nada. Todo ello después de que Aslı anunciara la ruptura con el que era su pareja sentimental hasta hace unos pocos meses. 

Su carrera profesional 

Este entrañable y original papel que interpreta Furkan Palalı no es más que la continuación de una carrera meteórica que arrancó en el mundo del baloncesto. Durante siete años, el joven jugó en el equipo Konyaspor, que forma parte de la principal liga de básquet de Turquía. En el 2000 se incorporó a las del club deportivo Tofaş, donde jugó dos temporadas y que abandonó para centrarse en sus estudios. Durante su paso por la universidad de Ankara, donde se graduó en ingeniería geológica, realizó seis meses de formación teatral. Una actividad que le hizo conocer de cerca el mundo de la interpretación. 

Si bien es cierto que su interés le empujó a formarse en radio y televisión en la Universidad de Mármara, sus primeros pasos frente a los focos fueron en el modelaje. Su 1,91 m de estatura y su imponente físico, lo hicieron despuntar en las pasarelas de su país y de otros países europeos, como Reino Unido y Francia. Fue durante sus estudios universitarios cuando entró en una modesta agencia con sede en Ankara, una especie de 'rodaje' que después le llevaría a firmar un contrato con la Agencia Selin Borokay, gracias a la cual obtuvo el primer premio en el concurso para el mejor al Mejor Modelo de Turquía en el 2010

Furkan Palalı ganó el primer premio al Mejor Modelo de Turquía 2010. Divinity

Su debut en la pequeña pantalla fue justo este mismo año, en el 2010, en la serie adolescente Pequeños Secretos, la cual obtuvo un enorme éxito en su país natal. Mientras tanto, Furkan comenzó a subirse a las tablas de los teatros, donde llegó ser protagonista hasta en seis obras diferentes. Un periodo muy intenso de trabajo que le hizo adquirir experiencia y dominio de la escena. En el 2012, 2013 y 2014, el actor participó y protagonizó varias series que contaron con muy aceptación entre el público turco, pero no fue hasta el 2016 cuando firmó su primer papel protagonista en el cine con la película histórica Somuncu Baba. Un film donde interpretó a Sheyh Hamid-i Vali, un maestro del islam fallecido en el 1412 y que es considerado una especia de santo para los practicantes de dicha religión. 

Este papel fue su trampolín definitivo para que fuera seleccionado para estar en el reparto de Habitación 309, serie que protagonizó y que ha conseguido tener un éxito mundial, siendo incluso emitida en la cadena estadounidense FOX. Una muestra más de que la maquinaria turca en materia de series goza de una espléndida salud, ya que sus productos están logrando conquistar otros mercados y convertir a sus protagonistas en verdaderas estrellas que mueven masas.

[Más información: ¿Quién es Can Yaman, el hombre que ha colapsado el aeropuerto de Madrid?]