Finalizando la primera década de los años 2000 y a comienzos de la segunda, Jeyko Vigil (35 años) se convirtió en uno de los personajes más habituales en los programas de televisión. Este madrileño, que debutó en la pequeña pantalla a través del talent show Fama ¡A bailar!, dedicó gran parte de su juventud a intentar labrarse un futuro en los medios de comunicación, pretensión que actualmente parece haber abandonado para dedicarse a la que es una de sus grandes pasiones: los animales

Noticias relacionadas

El bailarín, que consiguió ser el cuarto finalista de Supervivientes 2011 -edición que ganó Rosa Benito (63)-, es actualmente técnico veterinario y ejerce dicha profesión en una clínica ubicada en Alcorcón. Una vida muy diferente a la que tenía cuando era asiduo de los platós, en los que ha protagonizado algún que otro enfrentamiento con personajes como Lucía Etxebarría (53) o Aída Nizar (44).

Jeyko ha decidido dedicar su vida a la veterinaria. Instagram

Amante de los animales, Jeyko publica imágenes de manera frecuente en sus redes sociales en las que le podemos ver ejerciendo de técnico de veterinaria. Un trabajo para el que decidió formarse a 32 años de edad, dejando a un lado la danza. Una profesión que ha desempeñado con relativo éxito durante bastante tiempo y en la que ha compartido escenario junto artistas como Azúcar Moreno, Chenoa (44) o la mismísima Rihanna (31) cuando actuó en Madrid con motivo de los premios MTV Awards 2010. 

Desde bien joven, Jeyko mostró interés por las cámaras. Razón por la que decidió presentarse a la segunda edición de Fama, en el 2008, donde terminó siendo el octavo expulsado."Amo esta profesión como a nada en el mundo. Cada día de mi vida se lo dedico al baile", decía entonces Jeyko Vigil, que a partir de ese momento tuvo claro que quería hacer carrera en la televisión. 

Fue en el año 2011 cuando fue elegido para concursar en Supervivientes. Una edición en el que se formaron dos grupos, famosos y anónimos, y en el que Jeyko formó parte de los no conocidos. Su periplo en Honduras resultó duro, perdió mucho peso, y bastante exitoso, logrando ser expulsado en la semana número 11, justo antes de la gran final a la que pasaron Rosa Benito, Sonia Monroy (47), Tatiana Delgado (35) y Rosi, esta última también anónima. 

Jeyko Vigil tras su regreso de 'Supervivientes' 2011.

El madrileño se aficionó a los realities, lo que le llevó a participar en 2013 en el polémico programa Campamento de Verano. Un concurso que Telecinco preparó de cara a la temporada estival y en el que concursaron personas como Karmele Marchante (73), Olvido Hormigos (49) o Carmen Bazán (75). Jeyko consiguió en esta ocasión ser segundo finalista, resultando José Manuel Montalvo ganador. Un formato que contó con varias denuncias, entre ellas la interpuesta por la escritora Lucía Etxebarría, que llevó a los juzgados a la productora por no haberla protegido ante otra de las participantes cuando esta la amenazaba de muerte. Un conflicto legal el que la literata salió vencedora. 

Meses después al reality, Jeyko apareció varias veces en algún que otro programa de Telecinco hasta que se le perdió la pista. Una época en la que decidió mudarse a Alicante para seguir trabajando como bailarín y que abandonaría tiempo después para comenzar sus estudios. Un cambio de faceta profesional que nada tiene que ver con su agitada trayectoria en televisión.

[Más información: Vivi Figueredo ('SV 2014') y sus polémicas: del 'affaire' con Amador Mohedano a la prostitución]