Romina Malaspina (25 años) tuvo una breve pero intensa experiencia televisiva en España en el año 2018. Esta despampanante argentina formó parte de la edición de ese año en Supervivientes, donde muy pronto acaparó la atención por su carácter provocador y polémico.

Noticias relacionadas

La joven, que había saltado a la fama en Argentina por participar en Gran Hermano y Doble tentación, volvió a su tierra natal tras su controvertida aventura en Honduras. Allí se reinventó como influencer y el pasado mes de marzo anunciaba que probará suerte en el mundo de la música bajo el nombre de RU$$A.

Ahora, tras renunciar abiertamente a participar en otro reality, Romina ha vuelto a la televisión, esta vez como presentadora de las noticias en el Canal 26. Pero lo que más ha llamado la atención de los espectadores no es su labor como informativa, sino los atrevidos atuendos que luce en sus apariciones.

Hace unos días, la presentadora generaba un aluvión de comentarios al conducir el programa con un top dorado de tejido de malla y espalda descubierta que dejaba muy poco lugar a la imaginación, transparentando sus pechos.

La influencer respondía a las críticas defendiendo su labor al frente del espacio informativo y su libertad para vestir como quiera: "Todos escandalizados por ver una transparencia de tetas que encima estaban tapadas con pezoneras", comenzaba su mensaje. "Dejen de hacerse las mojigatas. Claro, es muy extraño ver el cuerpo de una mujer, ¿no? Mientras sigan viendo tetas como algo anormal vamos a seguir para atrás. Evolucionen", aseveraba en el tuit.

Lo cierto es que Romina Malaspina acostumbra a lucir atrevidos looks que van desde los escotes de vértigo a los crop top con mallas ajustadas que marcan su figura. Un estilo que muchos espectadores han comparado con su veterana compañera de cadena, Sol Pérez (26).

La propia Sol ha respondido a la polémica criticando abiertamente a Romina, lo cual ha aumentado los rumores de rivalidad: "Yo no hago ninguna conducción en tetas, tengo curvas y no voy a usar una bolsa para que ustedes no se pongan nerviosos. Yo no tengo la culpa de lo que hacen los demás", espetaba, pidiendo que no la "rebajen" comparándola con Malaspina.

Romina, por su parte, ha seguido defendiendo su profesionalidad y se ha desvinculado de la polémica: "Yo no vine a Canal 26 a competir con nadie ni mucho menos a desplazar a nadie. No intenten crear conflicto de mi parte porque es nulo. Respeto por el trabajo de los demás", publicaba en su perfil de Twitter.

Su paso por Supervivientes

Romina fue nominada disciplinariamente en la segunda semana. Mediaset

Supervivientes 2018 fue la primera y única experiencia televisiva de Romina en España, por lo que partía como una de las grandes desconocidas. No obstante, la joven trató de generar conflictos que le dieran protagonismo y la mantuvieran en la isla frente a sus compañeros más conocidos.

Entre sus víctimas estuvieron Saray Montoya (39) y Raquel Mosquera (50), a quienes puso al límite en repetidas ocasiones. "Mi objetivo en este concurso es lograr que las dos me quieran pegar", reconoció ante el Maestro Joao.

Lo cierto es que logró el objetivo de sacar de quicio a sus compañeras en tiempo récord. En la primera semana, Saray Montoya sucumbió a sus provocaciones y la agredió, siendo expulsada por la organización.

Saray fue expulsada por agredir a Romina Mediaset

Romina, por su parte, fue nominada de forma disciplinaria por su actitud tras un rapapolvo de Jorge Javier Vázquez (49) por exagerar la agresión, afirmando que Saray la había arrastrado "tres metros" y le había llenado "la costilla de patadas". "Eso no es cierto, estás mintiendo. No vamos a continuar por aquí", interrumpió el presentador.

"He creído escuchar que tú te dabas tres días para conseguir que Saray te pegara. Vamos a hablar claro, si una entra en ese juego, al final lo consigue. Me estás decepcionando absolutamente como concursante", expresó el catalán antes de comunicarle que estaba nominada.

Finalmente, Romina se salió indemne del juicio de la audiencia, mejoró la relación con sus compañeros y permaneció en el concurso seis semanas más, de las cuales fue líder en dos ocasiones. Tras su expulsión, Jorge Javier le agradecía su cambio de actitud: "Me emociona mucho ver los lazos que se crean entre personas que antes de esto ni se conocían. Un placer que hayas estado en esta edición, has sido una muy buena concursante".

[Más información: Barranco reaparece en 'Viva la vida' con taparrabos, el pelo blanco y 15 kilos más]