No me extraña que en Telecinco estén preocupados por La casa fuerte 2 y que el consejero delegado de Mediaset, Paolo Vasile (67 años), no confíe en el reality y tema perder el liderazgo frente a Antena 3. Es totalmente comprensible: el reality no hay por dónde cogerlo, es un despropósito en sí mismo. Cutre, zafio, con concursantes de tercera y cuarta y con unas tramas prefabricadas. Mira que pensaba que esta segunda edición iba a venir mejorada, pero no: aburre, cansa y el público lo ha notado. El pasado martes el espacio registró un pobrísimo 8 por ciento. Sí, La casa fuerte va a la deriva, cuesta abajo y sin frenos. 

Noticias relacionadas

Tiene motivos la cadena para estar preocupada. Sin ritmo ni colaboradores potentes; ni siquiera interesan las broncas entre los concursantes, ni el drama de Asraf, ni las lágrimas de Isa Pantoja (25). Ni un gramo de interés. Claramente, la gente quiere otra cosa. Estamos cansados de lo mismo, de Tom Brusse (27), de Cristini no sé qué. Ni la otrora chispeante e hipnótica Mahi Masegosa consigue que el espectador se quede con ella. ¿Y qué me dicen de Lara Álvarez (34)

Los concursantes residentes robándoles a los acampados. Mediaset

Este jueves lo he pasado fatal con ella. No es su programa, ella está en otro nivel y este proyecto le va a pasar factura. Queda deslucida, sin fuerza, sin presencia. Total, que debido a la escasa audiencia se habían anunciado para este jueves importantes novedades. Se hablaba de que la cadena había hecho una importante remodelación en la estructura del programa. Y sí, cambios ha habido, pero de nada han servido. Lo único que han conseguido es que el reality se vea envuelto en un escándalo que se ha vivido en Twitter. 

Les cuento, porque ahí sí que se vive algo de emoción, pero para destrozar el programa. Resulta que se han emitido unas imágenes del robo que le han hecho los residentes a los acampados. Este percal, infumable y nada creíble, consistía en que los primeros entraban en la casa de los segundos, y les robaban todos los alimentos que podían de su despensa. Lo que en un primer momento era hasta gracioso se ha tornado en indignación en la red, ya que algunos concursantes han tirado y desperdiciado comida. Una actitud nada ética ni responsable que se ha producido ante las risas y el apremio del presentador. ¡Vaya ejemplo! ¡Con la de personas que hay muriendo de hambre!, ha gritado la red. Por cierto, dato al aire: los alimentos eran de Mercadona.

Y mientras, Jorge Javier ha asegurado que le divierten mucho los robos. Se lo pasa bomba el tío. Eso sí, se ve que desde la dirección le han tenido que dar un toque porque a los minutos de expresar su diversión les ha hecho saber a los concursantes que ya no habrá más robos de comida: quedan prohibidos. Vaya, menudo acto de sensatez por parte de la cadena, insólito en ellos. Quién lo diría. 

En fin, lo que decía, que esto no hay por dónde cogerlo. Y mira que Telecinco ha puesto empeño por que este jueves todo fuese distinto y los espectadores no cambiasen de cadena. De entrada, Jorge Javier ha 'intervenido' unos minutos en el informativo de Piqueras. A eso de las 21:50, entre los deportes y el tiempo, Vázquez ha conectado para hacerle ver al público que la noche se presentaba trepidante. ¡Tamaña mentira! 

Tom Brusse y Sandra hablando con Jorge Javier. Mediaset

"Atención, atención, porque esta noche nadie, ningún concursante, está seguro. Todo puede pasar", informaba Jorge mirando a cámara. Se notaba en todo momento que querían ir al grano, no vender humo. Pero rápidamente todo volvía a su esencia: aburrimiento y Jorge Javier babeando por Tom Brusse, al que no ha parado de gastar bromas, tirándole la caña e invitándolo a Marrakech. Ha habido dos peleas esta noche que, por momentos, me han quitado el sopor y el sueño: la que han protagonizado Sandra Pica y Samira y la de esta última con Cristini... no sé qué. 

La primera pelea tiene a Tom como hipotenusa. Recordarán que tras La isla de las tentaciones Tom se vio con Samira -estando ya con Sandra-, algo que él ha reconocido, aunque niega que se haya besado con ella. Samira no solo afirma esto último, sino que tuvieron sexo.

Total, que ella se pasa todo el día picando a Sandra y martirizándola en la casa. No solo eso: la ha tratado de "putilla", diciendo que ella en Tentaciones "iba de villa en villa" con los hombres. "Es una mala persona", se defiende Sandra al borde del llanto, para añadir: "Todos podemos hablar cosas de los demás y ella desde el primer día entró repartiendo leña". Y Tom tira de machismo: "Samira quiere venganza, está enamorada de mí y quiere desestabilizar la pareja". 

Y la otra bronca: la de Samira y Cristini. Las dos se han enganchado como consecuenica de la presunta transfobia de la primera hacia la segunda. Les cuento porque, como todo en este reality, el argumento tiene un fondo profundo. "Somos muy diferentes", ha sostenido Samira, algo que Cristini se ha tomado como un claro ataque por su condición. 

Samira y Cristini durante su pelea en 'La casa fuerte 2'. Mediaset

Samira, además, ha estallado, porque Cristini dio a entender que podría haber ejercido la prostitución: "Lo voy a dejar claro, solo he estado en Dubai de vacaciones. Esta señorita lo va a tener que demostrar. Le pido encarecidamente a mi manager que hable automáticamente con Maroto, porque lo que dice lo va a tener que demostrar con creces". Y ha añadido: "Estoy muy tranquila, demasiado tranquila. Yo no tengo que pedir perdón por nada porque no he dicho ninguna palabra que no sea que somos diferentes en el físico, porque ella es morena de ojos oscuros y yo rubia de ojos claros. Está tergiversando y usando la demagogia barata y victimizándose, no me he metido con su sexualidad".

En fin, nada más. Me voy a dormir. ¿Escribiré la semana que viene sobre La casa fuerte 2 o pondrán una película en su lugar? 

Nominados: Albert y Mari Cielo Pajares

[Más información: La casa fuerte 2: Isa Pantoja, al borde del colapso en directo por culpa del despiadado Jorge Javier]