El último debate de La isla de las tentaciones 2 ha empezado fuerte y bastante calentito. La primera concursante en entrar era Melyssa Pinto (28 años) y se ha desahogado más que nunca. Con una tranquilidad que no se esperaba, ha explicado cómo se siente y ha detallado cómo se ha dado cuenta de que vivía una mentira con Tom Brusse (27). Dispuesta a cerrar su historia de amor y desamor con su expareja, ha sido de lo más sincera posible.

Noticias relacionadas

"Yo siempre he sido una persona que necesita estabilidad y seguridad, siempre he soñado con tener una familia, un futuro con una persona, casarme, tener hijos. Tom siempre me ha hablado con mucha seguridad de eso y entonces ha sido perder de alguna manera lo que ya tenía, fue difícil ver que todo lo que había vivido era una mentira. No pensaba nunca que se iba a acostar con nadie, solo besos", ha explicado Melyssa.

Melyssa y Tom llorando en el plató tras su duro enfrentamiento. Mediaset

"Es un poco raro, hacía mucho tiempo que no nos veíamos, tres meses. A mí me da igual verte o no", ha dicho Tom nada más ver a Melyssa, a lo que ella le ha respondido: "Yo no quiero verte, para mí no significas nada". Una vez más han dejado en evidencia la falta de interés que tienen ya los dos.

Sandra Pica, por su parte, confiesa que decidieron no decirle a Melyssa que estaban juntos porque la veían muy mal y no querían contarle la verdad. Sin embargo, ella está completamente convencida de que, además de jugar con ella, ha jugado con Sandra. El programa ha emitido unas capturas de conversaciones entre la expareja en las que Tom le decía a Melyssa que quería volver con ella a toda costa y confesaba quererla mucho. La tentadora, como defensa, ha asegurado que era conocedora de esas conversaciones y que es todo mentira para no hacerla sufrir.

Tom se ha sentido presionado por los colaboradores del plató y le ha terminado diciendo a Melyssa: "Lo siento, lo he hecho mal, lo reconozco, porque yo nunca en mi vida he tenido una persona como tú. Lo siento". Y es que, lo cierto es que ha sorprendido sobremanera saber que tanto él como Sandra jugaron con los sentimientos de la concursante.

Tom ha intentado abrirse y ha confesado lo que sigue: "De verdad que lo siento si tú piensas que te he engañado o si lo he hecho, ha sido sin querer. En la isla estábamos en una burbuja y después yo todavía estaba perdido, claro que tenía sentimientos por ti, no te voy a olvidar de un día a otro, pero no quería seguir así en mi vida".

Melyssa por su parte, se ha roto y ha explicado que lo que no entiende es que se hayan reído de ella en su cara después de salir del concurso: "Lo único que necesito es una explicación para entenderlo, yo necesitaba entender por qué, entiendo que te hayas enamorado, pero no es justo que juguéis conmigo. Es que Sandra, si en dos semanas te pusiste a ti, imagínate cómo me pongo yo. Que yo no te echo la culpa Sandra".

[Más información: Tom Brusse y Sandra Pica se enfada y muestran su peor cara frente a las cámaras]