En La isla de las tentaciones, tres meses después de este miércoles se ha producido una de las grandes sorpresas de la noche: la ruptura entre Inma (28 años) y Ángel (23), los concursantes que decidieron abandonar el concurso para seguir con su historia de amor en España. Mostraban una solidez y madurez que, finalmente, no ha sido así a tenor de los acontecimientos: ambos han roto. 

Noticias relacionadas

Así se lo ha confesado Inma, rota, a Sandra Barneda (44): "Ahora mismo estoy regular, lo que nadie se esperaba es que mi relación con Ángel ha finalizado y me ha afectado mucho. Nosotros volvimos del programa, volví mucho menos celosa, pero tuvimos una discusión y se terminó la relación. Intenté hablar con él para quedar bien. Me encontré con un mensaje que me decía que me quería mucho, que no podía perdonar la discusión y que se quedaba ahí. Hoy por hoy yo quiero a Ángel, solamente quiero una explicación". Y apostillaba: "Si tú quieres, por lo menos quedas y hablas con esa persona. Su problema ha sido la falta de comunicación que ha tenido conmigo". 

Inma durante su charla con Sandra Barneda en 'La isla de las tentaciones'. Mediaset

Ángel, que entraba igual de serio que su expareja, le confesaba a la presentadora que su relación no podía seguir porque no era sana y que ambos necesitaban hacer sus vidas por separado. En concreto, apostilla Ángel que no puede soportar más las humillaciones de Inma : "Yo no puedo discutir con una persona y lo primero que haga es pisotearme. La discusión fue tonta, empezó a subirse y ya empezó a soltar por la boca. A partir de ahora tengo que intentar ser feliz. No quise hablar con ella porque no estaba preparado, yo no la voy a mentir, yo la sigo queriendo, sigo estando enamorado, nunca he sentido lo que he sentido por ella".

"Llevo esperando 20 días que me dijera esto a la cara, yo le deseo que le vaya bien, pero necesitaba hablar con él a la cara. Ya sé que yo no le voy a volver a ver más, y me duele, claro que me duele. Ha sido una relación tan bonita. No sé cómo el puede pensar que yo rehaga mi vida, si no voy a poder", se ha deshecho en llanto Inma. Él, se ha mostrado implacable: "Todo el mundo sabe cuando llega a un límite, y el nuestro ha llegado ya". Inma no ha podido aguantar el dolor, pese a todo: "Sé que no lo voy a ver nunca más, lo veré de lejos, si lo veo. Yo lo quiero a reventar, pero no voy a poder seguir. Llevo 20 días esperando que esto me lo dijera a la cara, le deseo lo mejor. Él sabe muy bien que yo no voy a poder rehacer mi vida".

Su abandono en 'Tentaciones'

Los sevillanos entraron en el concurso con la excusa de que necesitaban superar esta prueba de amor. Además, la autodenominada 'Penélope Cruz de Montequinto' quería controlar los ataques de celos que sentía con su novio. Todo un reto que, al parecer, consiguieron superar cuando pusieron rumbo a España desde Santo Domingo. Inma no supo integrarse con los tentadores de su casa, echaba mucho de menos a Ángel y no hacía otra cosa que llorar por estar separada de él.

Emociones que no son precisamente las que compartía con el resto de sus compañeras, que cuando soltaban alguna lágrima era porque pensaban que sus parejas estaban acercándose más de lo debido a las solteras con las que convivían. Una muestra inequívoca de que la confianza entre los sevillanos era plena. 

Un bonito momento jamás vivido en La Isla de las Tentaciones que contrastaba con los celos, discusiones y desaires sentimentales que el resto de concursantes estaban experimentando durante su estancia en el programa. Pero el amor, finalmente, no ha superado la aventura. 

[Más información: Marta y Lester, su reencuentro tres meses después: insultos, reproches y una tensa sorpresa]