La octava edición de Masterchef contó con una entrañable señora que se ganó al jurado con sus recetas y a los espectadores con su carisma. Se trata de Juana Ferrer (75 años), una segoviana que lleva 20 años trabajando como conserje en una comunidad de vecinos en Madrid.

Noticias relacionadas

La veterana concursante demostró su gran capacidad de sobreponerse ante la adversidad y supo aguantar la presión del exigente talent de cocina. Tanto es así que se quedó a las puertas de la final, siendo expulsada en la gala 11 del concurso.

Tras su salida del programa, Juana se sinceraba en la web de RTVE sobre su salto a la fama televisiva: "He recibido muchísimo cariño, que es lo que a mí me hace falta, lo valoro que lo he pasado estupendamente y solo hablarme de MasterChef es decir agradecimiento", afirmaba.

Juana es una de las concursantes más queridas de 'Masterchef 8'. RTVE

Y es que el paso de esta desconocida conserje por el exitoso concurso le ha granjeado una gran popularidad prácticamente desde el primer minuto, cuando los espectadores se sintieron cautivados por su entrañable forma de ser y su particular forma de expresarse, comparándola con el personaje que Chus Lampreave interpretaba en la película Hable con ella, de Pedro Almodóvar (70). 

Ese éxito entre el público le ha servido a Juana para mantener su notoriedad tras el programa, convirtiéndose en una auténtica influencer en Instagram, donde sus vídeos explicando recetas o sus sentimentales fotografías familiares acaparan la atención de sus fans.

Actualmente, Juana cuenta con más de 94.800 seguidores en esta red social, superando a muchos de sus compañeros más populares, como Andy (26) o José Mari (46). El éxito de su contenido radica en la cercanía con la que la chef transmite sus conocimientos a sus seguidores, a quienes muestra recetas sencillas basadas en el aprovechamiento de productos que todos pueden tener en la nevera.

Además, la exconcursante no duda en dejar a un lado su faceta como chef para presumir de familiares y amigos. Este verano incluso ha publicado una romántica fotografía en la playa de Denia, en Alicante, junto a su marido, cuya visita sorpresa en Masterchef fue, según confesó la propia aspirante, el mejor momento de todo el concurso: "El momento más especial, cuando llegó mi marido. 50 años casados y 10 de novios, si no me he separado de mi marido nunca. Eso fue para mí el momento más especial", relataba a RTVE.

Juana conquistó a la audiencia con su carisma y naturalidad. RTVE

El tirón de Masterchef es tal que Juana ya ha anunciado que tiene intención de elaborar un libro en el que recogerá todas esas recetas que ha ido compartiendo con sus seguidores en todo este tiempo. Un lanzamiento que no duda en promocionar en cada uno de sus vídeos con una soltura más propia de una influencer milenial. "Conmigo solo tendréis platos económicos. Ya haremos el libro porque creo que es interesante mi comida: riquísima y con pocos productos", afirma frente a la cámara en una de sus publicaciones.

Esta brillante gestión de las redes sociales hace que Juana mantenga un engagement -porcentaje de seguidores que interactúan en sus publicaciones- que muchas experimentadas influencers envidiarían. Y es que los contenidos que la cocinera comparte en su perfil suelen superar los 12.000 'me gusta' con facilidad, aunque hasta ahora el récord de corazones lo ostenta la fotografía con su marido en la orilla del mar, que cuenta con más de 28.000 likes.

De esta manera, el grado de fidelización de Juana es bastante superior al de otras estrellas de Internet que llevan años publicando contenidos en redes sociales, un auténtico hito que demuestra que la veterana exconcursante de Masterchef 8 ha aprovechado la fama televisiva tan bien como los alimentos.

[Más información: Ana Iglesias, ganadora de 'MasterChef', triunfa: agotada en media hora su colección de cocina]