El pasado domingo 19 de julio fue, sin lugar a dudas, el día más triste y más difícil para Paz Padilla (50 años): su marido, Antonio Juan Vidal, fallecía a los 53 años tras batallar de forma titánica contra una larga enfermedad. Todos los medios de comunicación se hacían eco al minuto de esta trágica noticia que ha dejado a la presentadora andaluza sin su otra mitad, sin el hombre de su vida. Lo cierto es que en los últimos meses Paz había espaciado su trabajo tanto en Sálvame como en la serie La que se avecina. Quiso estar todo el tiempo posible junto a su esposo, a su vera, al pie de la cama. 

Noticias relacionadas

Por ese motivo, pisó el freno a nivel profesional. Ella comunicó la irreversible situación de su marido a su entorno profesional más directo. Es decir, a sus jefes. Ellos sabían lo que estaba ocurriendo. Se puede decir que Paz lo dejó todo en las últimas semanas por su marido. Ahora, tras su triste muerte, la presentadora tiene que seguir con su vida. A JALEOS se desliza que la primera que habla de volver a la rutina es ella: Padilla sabe que la ocupación profesional es el mejor de los bálsamos

Este medio ha podido confirmar a través del entorno más cercano a la andaluza que su regreso al plató de Sálvame será muy pronto: durante el próximo mes de agosto. En todo momento, sus jefes "le han dejado vía libre" para que se incorpore cuando ella considere oportuno".

Una persona que bien la conoce explica que Paz "es vida, es comedia, es trabajo, y así como en otras ocasiones ha sacado fuerzas de donde no las tenía, saldrá al escenario con la mejor de sus sonrisas. El trabajo es su motor". Ella sabe que todo el mundo va a respetar "decida lo que decida". Su regreso está abierto a su consideración: ella marcará cuándo y de qué forma. Mientras ese momento llega, Paz se quedará en Zahara de los Atunes (Cádiz) unos días rodeada de sus seres queridos. 

Lágrimas en 'Sálvame'

El pasado lunes 20 de julio fue un día emotivo y duro para los que hacen SálvameDurante la primera hora de programa, los colaboradores, que no habían podido estar cerca de Paz Padilla, se tomaban un tiempo para demostrar a través de la pantalla de Telecinco todo su apoyo hacia la presentadora. Algunos de ellos, como Jesús Manuel Ruiz (42) o Lydia Lozano (59), con la voz entrecortada y con lágrimas en los ojosCarlota Corredera (45), visiblemente afectada, era quien encabezaba el grupo formado por colaboradores y redactores. 

Jesús Manuel Ruiz, visiblemente afectado en 'Sálvame'. Mediaset

"Todos los compañeros a los que nos hubiera encantado estar contigo, Paz, en estos momentos tan tristes, queremos dar este sentido pésame y este fuerte aplauso para ti y para la familia de Antonio", comentaba Carlota Corredera al comienzo del programa. Además, Corredera le dedicó unas emotivas palabras a Paz Padilla y recordó con cariño a Antonio Juan Vidal. Una difícil situación que la presentadora prefirió llevar con discreción. De ahí que solo personas muy cercanas a ella conocieran de primera mano lo que ocurría. 

Los colaboradores de Sálvame coincidían en que Paz Padilla ha dado una lección de vida, afrontando de manera ejemplar la enfermedad de Antonio Juan Vidal. Todos han destacado que la presentadora ha sabido diferenciar lo personal de lo profesional. Horas antes de que comenzara el programa, Paz Padilla dio el último adiós, junto a sus familiares y amigos, al "gran amor se su vida", en una ceremonia muy especial en Zahara de los Atunes, Cádiz. La han acompañado, entre otros, su hija, Anna Ferrer (23); el director de Sálvame, David Valldeperas (46); el reportero José Antonio León y el productor de Mediaset, Néstor Barreira.

[Más información: Carlota Corredera habla sobre la vuelta de Paz Padilla a 'Sálvame' tras la muerte de su marido]