La mayoría de los concursos preparan motores para su regreso a la pequeña pantalla tras el verano, aunque todos marcados por un factor determinante: el coronavirus. La televisión ha tenido que amoldarse a las circunstancias derivadas del Covid-19, y MasterChef Junior no es una excepción.

Noticias relacionadas

Tras el triunfo de Lu en la séptima edición, el programa ha iniciado el proceso de casting para su octava con una gran diferencia con respecto a otros años: por primera vez en su historia, el espacio culinario está evaluando a los candidatos de forma virtual

El talent estrella de TVE, producido en colaboración con Shine Iberia, ya cuenta con más de 10.000 inscripciones para esta nueva temporada. Después de hacer su primera escala en Valencia, la prueba ha llegado a Barcelona. En la Ciudad Condal más de 70 pequeños chefs han mostrado y explicado sus elaboraciones desde sus hogares. 

"Gracias a esta solución tecnológica, 'MasterChef Junior' continúa con el proceso de selección en Barcelona extremando todas las medidas de prevención ante la Covid-19", ha asegurado Esther González, directora de casting de Shine Iberia. A pesar de que los candidatos tienen entre 8 y 12 años, han demostrado que son capaces de preparar grandes platos como Lágrimas de chocolate ámbar crema de naranja, Tacos de oreo con helado de fresa, Albóndigas de cerdo y sepia con guisantes o Tartar de salmón con falso caviar de soja

Lu, la última ganadora 

A finales del pasado mes de enero, tras brillar en el duelo final ante María, la catalana Lu se proclamaba ganadora de MasterChef Junior 7 en una final marcada por la singularidad de Albert y la presencia de Tamara Falcó (38 años) y el chef, 12 estrellas Michelin, Martín Berasategui (59). La pequeña de 11 años, que se hacía con una beca de 12.000 euros para continuar su formación y un curso de cocina de cuatro días en el prestigioso Basque Culinary Center, se llevaba el título tras lucirse en una final más seria y formal que los programas anteriores de esta séptima edición.

Tras 120 minutos de máxima concentración, Lu presentaba un menú inspirado en su familia y en su tierra mientras que María lo hacía en homenaje a sus seres queridos. Tras los halagos del jurado y Martín Berasategui, un habitual del programa y padrino de la final, fue Pepe, como manda la tradición, el encargado de pronunciar el nombre de la ganadora: "¡Lu!" Tras lo cual, Lu, alabada por la personalidad y el sabor de su menú, celebraba el triunfo con su familia y compañeros y reconocía: "Aún no me lo acabo de creer. El esfuerzo ha valido la pena. Ahora toca celebrarlo". 

TVE la define como "perfeccionista, trabajadora y muy buena compañera y descubrió su pasión por la cocina gracias a su abuela Manoli. Conquistó los paladares del jurado y del chef Martín Berasategui (doce estrellas Michelin) en la que competía con María, Albert y Leo: todos demostraron su don, aunque finalmente la aspirante catalana de 11 años se convirtió en la ganadora del talent culinario, producido por RTVE en colaboración con Shine Iberia". 

[Más información: Lu, flamante ganadora de la séptima edición de 'MasterChef Junior']