Carmen Lomana (71 años) y Antonia Dell'Atte (60) han vuelto a los fogones de MasterChef. Las dos estrellas de la tercera edición de MasterChef celebrity han limado asperezas para regresar, por unas horas, a las cocinas más famosas de nuestro país. Aunque en su edición no terminaron nada bien, parece que las aguas han vuelto a su cauce y han podido firmar la paz tras un duro cruce de declaraciones.

Noticias relacionadas

Ellas mismas dejaban claro que los ataques indiscriminados ya no eran los protagonistas en su relación: "Vale, España, entre nosotras ya no vuelan los cuchillos, lo que vuelan son los abrazos". Un choque de trenes en el Jordi Cruz (41) tiene claro cuál fue el motivo de esta problemática: "Carmen es muy tranquila, muy pausada y Antonia es un cohete, una caja de bombas".

Durante su intervención en esta nueva edición de MasterChef, Carmen y Antonia sacaron toda su simpatía y maestría para hacer de celestinas con Alberto y Luna, la historia de amor que tiene a todo el público del programa con el corazón en la mano. Tras su paso por los fogones de La 1 de TVE, Carmen y Antonia no descartaron volver al programa. Eso sí, Lomana dejó claro que si fuese así sería lejos de la italiana.

Lo cierto es que más allá de este histórico reencuentro, la noche de este lunes ha estado marcada por la expulsión de Carlos. El motivo no ha sido otro que una desastrosa tarta, que no solo le ha valido para colgar el delantal, sino también para ganarse las críticas del jurado, quien se ha sentido engañado por el gaditano. "Nos la has intentado colar", aseguró Jordi cuando desmenuzó el pastel del concursante. En todo momento, Carlos negaba que su intención fuese engañar, pero el resultado era nefasto. 

El problema llegó cuando el bizcocho al horno, que hacía las veces de base de una tarta de queso, se hizo más de la cuenta. Ante tal panorama, el aspirante quiso salir del paso colocando la parte más quemada hacia abajo, intentando disimular el error. Algo que no 'coló' para los chefs. "La has puesto al revés... Nos la querías colar, Carlitos. Has dicho, el café es amargo pues les voy a amargar la tarta con el tostadito", insistía Jordi. Pepe Rodríguez (52) también se posicionaba como su compañero: "Hiciste una tarta, se quemó la parte de arriba, le diste la vuelta porque estaba demasiado tostadita, negrita... Vaya, subida de tono". Ni Samantha Vallejo-Nágera (50) pudo justificarlo: "¿Y el merengue es esto? ¿Llamas merengue a una clara montada cruda?". 

Sea como fuere, Carlos abandonó el concurso con buen pie y asumiendo la derrota. Las redes sociales se han despedido de él de una manera especial, ya que desde el primer momento Carlos no ha ocultado que era el que menos sabía cocinar de todos sus compañeros. "Estoy supercontento de haber estado aquí. Cocino mejor de lo que se ha visto, ellos lo pueden corroborar y me gustaría que ganara Iván porque es un tío honesto y sincero", eran sus últimas palabras antes de abandonar el programa.

[Más información: 'Masterchef': el arrepentimiento de Saray y la primera repesca desierta de la historia]