Esta semana, se ha conocido que los abogados el escrito de acusación que han presentado los abogados de Carlota Prado (26 años) contra José María López (26), a quien acusan de un supuesto delito de abusos sexuales dentro de la casa de Guadalix durante Gran Hermano Revolution. Una acusación que se suma a la realizada por la Fiscalía a finales de diciembre. Sin embargo, en esta historia también hay otra parte, José María y su abogado Antonio Madrid Izquierdo, que hasta ahora había mantenido en secreto cuál será su defensa y en qué se basarán para sustentar su postura. 

Noticias relacionadas

JALEOS se ha puesto en contacto con el letrado, quien ha aclarado a este periódico todos los detalles, ha defendido en todo momento la inocencia de su cliente y ha explicado cómo han recibido el documento presentado por los abogados de Carlota. 

Carlota Prado y José María López en 'Gran Hermano Revolution'. Mediaset

"Lo más probable es que ni siquiera haga referencia al escrito de acusación particular. Me parece un derecho que tiene, que se ejercita y ya está. Lo más probable es que nosotros nos centremos en el escrito de acusación de la Fiscalía, que en definitiva es quien lleva la voz cantante de las acusaciones en todos los procesos penales", ha asegurado el letrado. 

Además, el abogado ha explicado a este periódico que su estrategia de defensa se apoyará en dos premisas: que se mantenga el derecho a la presunción de inocencia de su cliente y mantener que en la noche de los hechos no sucedió nada. 

"Nosotros partimos de la base de que social y mediáticamente estamos condenados. Entonces hay que romper la presunción de inocencia en la propia acusación", ha añadido, para apostillar: "Vamos a ir más allá en la defensa, porque mantenemos que no sucede absolutamente nada de nada". 

Antonio Madrid ha afirmado, además, que para tener la perspectiva real de lo que sucedió es fundamental "la proximidad y el momento concreto" en que acontecieron los presuntos hechos, y no "el análisis tres años después". 

José María López y Carlota Prado durante su estancia en 'GH Revolution'.

Una postura que, según el letrado, se ve respaldada por la actuación del equipo de Gran Hermano. "El que no pasara nada no lo digo yo. Lo dicen los hechos y los actos de quien ostenta la autoridad dentro de la casa de Gran Hermano, que es Zeppelin TV, la productora. Ellos tienen autoridad incluso para que coman o no coman", ha afirmado. 

"Hay un Súper, que es una señora que está visionando y reconoce que está mirando esa cámara, y ese momento, porque podía ser, como ellos dicen, una historia susceptible de explotar televisivamente", ha asegurado. "O sea, habiendo una persona directamente visionando ese hecho concreto, en ese momento concreto, no advierte nada porque no pasa nada, y 17 horas después es un señor, que es el gerente de la mercantil, el que decide ir a denunciar", relata el abogado.  

El letrado ha resaltado la peculiar actuación de la productora que, tras los supuestos abusos sexuales que se produjeron esa noche, mantiene a José María y a Carlota durmiendo juntos. "Les permite que continúen de una manera normal durmiendo después del supuesto hecho que ellos van y denuncian 17 horas después. Les permiten dormir, convivir y mantener relaciones consentidas a las 7:00 horas de la mañana, como ya han dicho José María y Carlota". 

El abogado del exconcursante de Gran Hermano Revolution ha ofrecido también más detalles sobre el otro punto en el que centrarán su defensa, la presunción de inocencia. "Vamos a profundizar más allá, porque así lo requiere la sociedad y el asunto de los abusos sexuales. Vamos a demostrar la inocencia, que no es necesario o no debería de serlo. Pero lo vamos a hacer". 

En concreto, el letrado se ha mostrado crítico con el hecho de que en este tipo de delitos pareciera más probable la condena al supuesto reo. Esto se debe a que "en cualquier otro proceso se necesita una prueba contundente, que no tenga ningún otro tipo de interpretación, y que venga a romper la presunción de inocencia" del supuesto culpable. 

"Intentaremos explicar que en un proceso penal en España hay que romper la presunción de inocencia, y hay que verter los agentes de cargo para que mi cliente se vea envuelto en esta acusación. Nosotros entendemos que no hay ningún elemento que rompa y que desvirtúe la presunción de inocencia de José María", ha concluido Antonio Madrid. 

Supuesto caso de abuso

Los hechos que se juzgan tuvieron lugar en la madrugada del 3 de noviembre de 2017 durante la decimoctava edición estándar de Gran Hermano. La noche del 2 de noviembre, el reality realizó una fiesta en la que proporcionaron abundantes cantidades de alcohol a los concursantes, quienes prácticamente no tenían comida en la casa tras haber perdido la prueba semanal. 

Avanzada la madrugada, Carlota Prado, que se encontraba en un claro estado de embriaguez, fue llevada por su pareja a la habitación donde, según la acusación de la Fiscalía, quedó prácticamente inconsciente en la cama.

Carlota Prado en el momento en el que le ponen las imágenes de lo sucedido la noche anterior.

En ese momento, supuestamente, José María abusó sexualmente de ella bajo el edredón. Unos hechos que fueron grabados por las cámaras y visionado por el equipo encargado de vigilar a los concursantes durante la noche. 

A la mañana siguiente, la organización del reality llamó al murciano al confesionario y lo expulsó "por una conducta intolerable". Posteriormente, convocó a Carlota para contarle lo ocurrido y le mostraron las imágenes de lo sucedido. 

[Más información: Caso Carlota: ordenan la apertura del juicio oral contra José María por abusos sexuales]