Cuando parecía que el caso Carlota Prado (26 años) estaba perdiendo fuelle, intensidad, revolución, ruido, y ese tag de Twitter tan incendiario como poderoso se diluía en la frágil memoria colectiva... ¡comienzan a caer torres altas, altísimas, como consecuencia! ¡Por fin Telecinco deja de hacer como que no pasa nada, como que qué malos son los medios y Antena 3! Se mueve ficha al fin, ante el espejo: de momento, se paraliza la emisión de Gran Hermano DÚO. Y el motivo no es otro, diga la cadena lo que diga, que la fuga de anunciantes que ha sufrido el VIP. 

Noticias relacionadas

Ojo, no es que me alegre, ni mucho menos. Si a Telecinco le va bien, a mí también. Esto es así, pero veía de justicia, de democracia y, por qué no, de sentido común que algo ocurriera. Que la cadena reconociera, aunque de puertas para adentro, cierta debilidad y preocupación. Es algo muy gordo que 52 anunciantes te digan hasta luego, Mari Carmen. Muy, muy duro. ¡Sin publicidad el programa podría chapar! Y lo que han hecho es poner un parche como una carpa de circo sobre el VIP, que ya está a punto de terminar... y frenar el DÚO, que moriría desangrado de seguir mirando para otro lado y henchidos de ego. 

Carlota Prado junto a su pareja por entonces, José María, en 'Gran Hermano Revolution'.

Hasta que todo escampe, porque termina haciéndolo. Siempre termina haciéndolo y esos mismos anunciantes, al cabo de un tiempo, volverán... Porque, señores, no nos engañemos: aquí todos necesitamos comer, facturar, ingresar... ¡Y la nevera no entiende de moral ni de ética! Y, venga, bah, allá por septiembre de 2020 se rezongará algo como Telecinco no era tan malo, ¿no crees? Porque el caso... ¿cómo era? Ah, sí, Carlota. ¿Que no me creéis? Dejemos solo que el tiempo pase. De momento, pensará Telecinco, mientras estos vuelven a nuestros brazos... ¡adelantamos Supervivientes

Y, encima, habrá quien lo entienda como un sacrificio por parte de la cadena. ¡Pobre de ella, que tiene que verse obligada a prescindir de su parrilla habitual de una de las porciones de tarta más poderosa por culpa de un error que aconteció en 2017! Ay, Dios, por qué me pones estas trabas tan duras. Total, hablando en plata que es gerundio: Carlota, su caso, se ha cargado la parrilla de Telecinco. Y justo cuando las negociaciones para el DÚO estaban tomando forma -se nota esto cuando comienzan a aflorar y florecer romances imposibles y duelos titánicos que nadie se cree-, ¡zas! No hay edición. A unas malas, ¡a Honduras!

Joder, si es que son unos linces, y yo habría hecho lo mismo: limpiamos conciencia, dejamos pasar el tiempo... y los anunciantes de Supervivientes, ¡intactos! ¡Sin contaminar ni sugestionar! Es un golpe certero, ¿o no? Dice Bluper que tendrán que enfrentarse a un importante inconveniente: que para grabar en febrero, como pretenden, han de ponerse de acuerdo con el programa de Italia para no pisarse en la emisión. Vamos, minucias. Resumiendo: que más allá del envoltorio que cada uno quiera darle al tema, ¡Carlota ha hecho mucha pupa, muchísima! Lo pensaba el otro día: Telecinco, a día de hoy, no piensa aquello de maldito el día aquel, maldita aquella noche, maldito fichaje aquel... Qué va, qué va, en serio: oye, ¿y por qué no llevamos a Carlota a Honduras? 

[Más información: GH VIP y la otra concursante que preocupa: Adara, llevada al límite en directo, ¡denunciable!]