La isla de las tentaciones, el reality revelación de Telecinco capitaneado por Mónica Naranjo (45 años), ofrecía esta semana la primera infidelidad del programa. Fani, la pareja de Christofer, caía rendida ante los encantos de Rubén Sánchez (31), el soltero tatuado que más nervios y atracción ha generado en ella. Parece que no es la única que ha caído rendida ante los encantos del fornido concursante.

Noticias relacionadas

Tal y como ha podido saber en exclusiva JALEOS, Rubén es un profesional del amor. De hecho, el joven ofrece sus servicios a través de la compañía Elite Male by Julia Vega, una agencia "exclusiva, seria y discreta de escorts de lujo y acompañantes masculinos a nivel nacional e internacional". 

En la página web, Rubén se hace llamar Raúl Madrid. Dentro de su ficha aparecen varias imágenes de él, las mismas que el concursante ha subido a su perfil de Instagram, donde cuenta con más de 36.000 seguidores. También aparece una pequeña descripción, el coste de sus servicios y las medidas de su cuerpo. "Raúl es un joven y atractivo deportista. Un asesor financiero que nos impresiona por su naturalidad y confianza en sí mismo. Un acompañante masculino con un ingenioso sentido del humor, elegante y muy seductor", reza la web. 

La página web, en la que se anuncia.

Este periódico se ha puesto en contacto con la agencia para comprobar la veracidad de dicha página. Han recalcado que es una agencia seria con una amplia trayectoria. En estos momentos, Rubén está disponible. Pasar la noche con él tiene un coste de 2000 euros. Si el cliente busca contratarlo más tiempo, la compañía se compromete a hacer un precio 'amigo'. Entre los servicios que ofrece están el de atención a parejas con un suplemento adicional de 150 euros y masaje erótico.

También refleja la web su gran dominio de los idiomas: el concursante habla castellano, portugués, polaco e italiano. Entres sus aficiones, los deportes extremos y el fútbol. "Es un chico encantador. Habla varios idiomas porque es un deportista que ha jugado en varios países", comentan desde la agencia. 

"Soy Rubén tengo 31 y vengo de Madrid. Soy exfutbolista profesional y actualmente empresario. Ligo hasta con la boca cerrada, pero en este momento no me voy a callar. Si queréis hablar, hablamos". Así se presentaba Rubén Sánchez en su debut en La Isla de las Tentaciones en Mediaset.

Rubén, en el programa.

De hecho, su ficha profesional atestigua que Rubén nació en Madrid el 3 de julio de 1987, que mide 1’93, pesa 82 kilos -unas medidas que no se corresponden con las que aparecen en la agencia de escorts-y jugaba de centrocampista. Formado en la cantera del Atlético de Madrid, antes de debutar en el fútbol profesional, militó en clubes como el Coslada, Las Rozas y el Vicálvaro.

Su primer equipo profesional en España fue el Levante, club al que se incorporó en 2008. Llegó a jugar con el conjunto 5 partidos en Segunda División. También jugó con otros equipos como el Ontinyent, Gandía, Vilanovense y Coruxo . Además, Rubén dio el salto internacional. Llegó a militar en las filas del Italia, Suiza, Paraguay y Polonia y tuvo una temporada en la que trabajó como entrenador, en concreto, en el juvenil del Atlético Loeches. 

Tras colgar las botas en 2014 y dejar su funciones como entrenador de fútbol de categorías inferiores, probó suerte como pretendiente en el amor en el plató de Mujeres y Hombres y Viceversa. Como allí no encontró al amor de su vida, el exjugador decidía cambiar de formato y cruzar el charco con el fin de probar suerte en la Isla de las Tentaciones

Rubén, en su perfil de Instagram.

Por el momento, Ruben se ha convertido en uno de los grandes protagonistas del programa. Junto a Fani dio rienda suelta a su pasión en una de las fiestas en Villa Montaña, donde la pareja de Christofer y el soltero no pudieron aguantarse las ganas de besarse.

Fani aterrizó en República Dominicana de la mano de su novio Christofer. Conforman la pareja más longeva del reality. Llevan juntos 7 años. Antes de empezar el programa, ambos aseguraban que iban a ser fieles a sus respectivas parejas pero Fani, celosa confesa, parece haber cambiado de opinión al conocer mejor a Rubén, su pretendiente favorito

La infidelidad de Rubén y Fani, en el programa.

[Más información: Escándalo en La isla de las tentaciones: la infidelidad con la que se ríen de nosotros]