Muchos espectadores de GH VIP llevan tiempo preguntándose dónde se encuentra la madre de Noemí Salazar (28 años). Hace varias semanas que no acude a los platós de televisión a defender a su hija en las diferentes galas del programa y ni siquiera en la recta final ha aparecido para apoyarla y hacer campaña para que consiga el maletín. Raquel Salazar ha utilizado sus redes sociales para explicar qué le ha ocurrido y por qué se ha retirado de los focos. Parece que no se encuentra en un buen momento y le está pasando factura el paso de su hija por el concurso.

"Yo conozco muy bien a mi hija y sé que todo lo que se decía de ella no era cierto, que si era un mueble, una aburrida... Llegaron a decir barbaridades de ella que me han dolido mucho y a día de hoy estoy con una depresión muy grande y mucha ansiedad" ha utilizado estas palabras para advertir a todos sus seguidores de lo que está pasando. Parece que Raquel Salazar no ha podido aguantar la presión del reality ni las críticas de los espectadores, lo cual la ha llevado a padecer una depresión.

Cabe recordar que no es la primera vez que la madre de la concursante sufre una esta enfermedad, ya que según contó Noemí Salazar en su curva de la vida, su madre ha tenido ya dos procesos depresivos. El primero cuando falleció su abuela y más tarde cuando su hermana dejó de hablarse con toda la familia.

Raquel Salazar no ha aguantado la presión de defender a su hija en los platós. Mediaset

La fe religiosa siempre ha sido su gran pilar en la vida de la familia Salazar, por lo que la matriarca trata de ver el lado positivo a pesar de su mal momento actual: "La presencia de Dios ha hecho muchos milagros y mi campeona ha podido demostrar la gran persona que es. Mucha gente ha cambiado la forma de pensar sobre mi hija".

La madre de la concursante ha terminado su relato defendiendo a su hija desde su retiro: "España entera ha podido ver el gran corazón que tiene mi Noemí, que no ha traicionado a nadie y ha sacado su genio cuando lo ha tenido que sacar, aunque al rato se le ha olvidado todo". Además, ha querido agradecer el apoyo que Mila Ximénez (67) y Alba Carrillo (33) le han mostrado siempre a su hija.

En la gala de este jueves, una de las cuatro finalistas -Noemí, Alba, Mila o Adara- abandonará Guadalix y se iniciará oficialmente la carrera final hacia el maletín de Gran Hermano VIP 7.

[Más información: Mila Ximénez: "Gema López, Lydia Lozano y Laura Fa me han dado caña"]