Mediamarkt, Nescafé y Postres Reina han sido las tres últimas marcas en sumarse a la salida masiva de anunciantes de Gran Hermano tras el escándalo por la supuesta violación de Carlota Prado (26 años). Un movimiento con el que se suman a otras marcas como Fi Network, Carretilla o Nestlé, que han comunicado que dejarán de promocionar sus productos en este reality. 

Noticias relacionadas

Las tres firmas han explicado a través de sus redes sociales que no continuarán siendo anunciantes del programa, para mostrar así su apoyo al boicot iniciado por varios personajes públicos tras la oleada de repulsa por la violación de la joven en la casa de Guadalix. 

La matriz española de Mediamarkt ha señalado en su mensaje que "rechaza cualquier tipo de agresión o acto violento y, por esta razón, ha solicitado la retirada inmediata de su publicidad de la franja de emisión del programa de Gran Hermano VIP". 

Nescafé también ha publicado varios mensajes a través de su perfil para responder a los clientes que les pedían que retiraran sus anuncios del programa. "Hola, rechazamos totalmente cualquier tipo de abuso o violencia de género y hemos decidido retirar la publicidad en estas circunstancias".

La última de ellas, Postres Reina, ha anunciado esta decisión respondiendo a un usuario de Twitter, que recogía la salida de otras marcas y mencionaba a las firmas que todavía no se habían pronunciando para exigirles que hicieran "lo decente". La empresa de repostería escribía como respuesta: "Buenas tardes, tras este incidente hemos tomado la decisión de retirar la publicidad en este programa, un saludo". 

Salida masiva de anunciantes

Este lunes por la tarde, Fi Network, operador global de comunicaciones, hacía oficial la retirada de sus campañas publicitarias en los espacios dedicados al programa Gran Hermano, en su versión anónima y VIP. "Desde Fi Network rechazamos enérgicamente cualquier tipo de abuso o violencia sexual, así que hemos decidido retirar la publicidad de Gran Hermano como repulsa al presunto caso de violación ocurrido en el programa", publicó la empresa publicó en Twitter, junto a un contundente comunicado.

En el escrito, la compañía aseguró que se desvinculaba "por completo del programa y mostrando su solidaridad y apoyo no sólo a la supuesta víctima, sino a todas las mujeres que sufren este tipo de actos reprochables y delictivos".

La compañía Nestlé ha sido la siguiente en anunciar que retira su publicidad de Gran Hermano a través de un mensaje en sus redes sociales. En respuesta a un usuario, la empresa ha comentado: "Hola, rechazamos totalmente cualquier tipo de abuso o violencia de género y hemos decidido retirar la publicidad en estas circunstancias".

Carretilla ha hecho lo mismo y ha publicado un tuit donde comunicaba su decisión de retirar la publicidad de este programa. Puestos en contacto con la compañía, han explicado a JALEOS: "Hemos decidido retirar la campaña como muestra de repulsa. Una cosa es la planificación en medios a nivel anual y otra cosa es saber reaccionar ante estas situaciones".

"Más allá de la pérdida de los números y las cifras por las grandes audiencias del programa, la marca tiene un compromiso y una responsabilidad social. No se puede permitir esto", ha concluido.

Por su parte, Endemol Shine, matriz internacional de Zeppelin TV y dueña del formato Big Brother, emitía también este lunes un comunicado tras la polémica suscitada por la supuesta violación a Carlota Prado en Gran Hermano Revolution, y la filtración de las imágenes en las que la concursante visionaba sola en el confesionario las imágenes de los hechos. En él calificaron el hecho como un "incidente" y sostienen que desde la productora se llevaron a cabo todos los "protocolos establecidos". 

[Más información: 'GH', en el punto de mira: famosos y empresas que han boicoteado al programa por la 'violación' de Carlota]