Las diferencias entre los dos grupos en los que está dividida la casa de GH VIP parecen más insalvables que nunca. Hugo Castejón (40 años) sigue enemistado con la mayoría de compañeros, con el único apoyo de Adara(26) y una incorporación de última hora: Dinio García (47), que decidía completar el trió de los autodenominados 'mosqueteros' al ver que la audiencia salvaba de la expulsión al ex de Marta Sánchez (53).

Noticias relacionadas

Ni siquiera el ambiente distendido de las fiestas ha conseguido que los bandos acerquen posturas. Es más, en la última celebración la división ha sido más palpable que nunca, llegando a adjudicarse cada grupo una parte de la casa, atrincherándose e impidiendo la entrada a sus enemigos.

Todo comenzó con la 'Fiesta de la vendimia', una actividad que la organización proponía a los concursantes para olvidarse de lo malos ratos que han pasado durante la semana y soltar adrenalina bailando, bebiendo... y pisando uvas.

Los habitantes de Guadalix comenzaban la fiesta bailando juntos en el jardín, salvo Mila (67), Gianmarco (22) y Joao, que decidían observar la bucólica escena desde el salón. Pero la paz duraba muy poco. Los mosqueteros decidían animar el cotarro lanzándose las uvas unos a otros hasta acabar empapados en mosto, un acto por el que los 12 concursantes restantes acabaron refugiados en el salón, bloqueando la entrada y exigiendo medidas disciplinarias para castigar ese "asesinato", un dramatismo exagerado que ya es la tónica habitual en este VIP.

"Si yo ya dije que no les caemos bien", bromeaba Hugo con sus dos aliados. El trío siguió dándolo todo en el jardín hasta altas horas de la madrugada, mientras el resto les miraba desde la distancia con gestos que iban desde el desprecio a la vergüenza, aunque muchos internautas consideran que el grupo envidia la capacidad de Castejón, Adara y Dinio para divertirse sin importarles lo que piensen los demás.

Después de la fiesta, los mosqueteros se atrincheraban en el búnker. Ambos bandos son conscientes de la cercanía de la gala de este jueves y, por ello, han comenzado a hacer sus cábalas para las nominaciones. "El que menos me gusta es Kiko", dejaba caer Hugo, mientras que los del salón están preocupados por el hecho de que nominar a los tres podría suponer que el jefe tenga que salvar a uno de ellos, subiendo a la palestra un aliado del grupo mayoritario.

Mila Ximénez, como experta en televisión, considera que hay que dejar a un lado la inquina y actuar con frialdad, nominando a perfiles menos fuertes. La colaboradora de Sálvame pone el foco sobre las chicas de la casa: "Son encantadoras, pero tienen un mundo que no es el mío. Ni el mundo de Instagram, ni el mundo de los colorines, ni el mundo del maquillaje", comentaba. Por lo que todo parece indicar que la periodista cambiará su estrategia tras comprobar el apoyo masivo de la audiencia a Hugo Castejón. ¿Hará lo mismo el resto del grupo?

[Más información: La noche más difícil de Antonio David en 'GH VIP': esta es su curva de la vida]