Kiko Rivera (35 años) sigue en su mejor momento personal y profesional. Desde que el pasado mes de enero participase, junto a su mujer, en GH DÚO, logró hacerse con el cariño y la empatía de los espectadores tras mostrar una nueva imagen mucho más cercana, centrada y humilde a lo que acostumbraba en el pasado.

Noticias relacionadas

Lo cierto es que durante este verano el hijo de Isabel Pantoja (63) cumple con sus compromisos profesionales y está inmerso en su gira veraniega, recorriendo los pueblos de parte de la geografía española para amenizar al público con su música.

Sin embargo, esta podría no ser la única aventura laboral del Dj a corto/medio plazo. Tal y como ha podido saber JALEOS por fuentes cercanas a la productora, Kiko ha recibido la llamada de la productora Gestmusic para hacerle una proposición: ser uno de los nuevos concursantes de la próxima edición de Tu cara me suena, talent show de Atresmedia.

Esto supone una primera toma de contacto entre el cantante y Antena 3. Si bien es cierto que su relación con Telecinco viene de años atrás, es la primera vez que Rivera se atrevería a colaborar con la cadena dirigida por Silvio González. A esto hay que añadirle que, sin embargo, sí ha colaborado con anterioridad con Gestmusic, ya que en el año 2011 estuvo al mando del jurado popular en el programa Tú sí que vales.

La conversación entre la productora y el Dj ya ha dado sus frutos, puesto que desde la cúpula han asegurado a Kiko que, en el caso de convertirse en uno de los participantes, las canciones a las que tendrá que enfrentarse "estarán hechas a su medida" dentro de las posibilidades del programa. Así se lo aseguran a este medio fuentes de total solvencia.

Cabe destacar, además, que en el caso de que las negociaciones lleguen a buen puerto y se termine haciendo oficial su fichaje por la cadena, es muy probable que compitiese al mismo tiempo contra su madre, Isabel Pantoja, que estará como jurado en el programa musical de Idol Kids, programa que se emitirá en Telecinco.

De esta manera, y dando este nuevo giro laboral, la imagen de Kiko Rivera se blanquearía aún más, tal y como este y su familia desea. Lejos quedan sus adicciones, sus enfrentamientos con los medios de comunicación y todo lo relacionado con su forma de vida anterior. Un nuevo Kiko Rivera dispuesto a demostrar lo mejor de sí mismo, tanto a nivel personal como en lo profesional.

 [Más información: Kiko Rivera y su libro de autoayuda: toda la verdad sobre ese 'misterioso' proyecto]