Kiko Rivera (35 años) ha cancelado a última hora el concierto que tenía programado en las fiesta de Tuilla (Asturias). El hijo de Isabel Pantoja (63) habría tomado esta decisión tras haber sido amenazado por el dueño de un vehículo que impedía el paso de su coche a la zona donde se iba a celebrar el espectáculo, ha informado El Comercio. 

Noticias relacionadas

El incidente tuvo lugar en la madrugada del sábado al domingo. Con motivo de las fiestas de esta localidad asturiana, los organizadores habían contratado al exconcursante de GH VIP para que actuara tras Los Chungitos.

Sin embargo, cuando la comitiva del Dj se disponía a acceder a la zona del escenario se encontraron con que un coche mal aparcado se lo impedía. Se localizó al propietario, que se negó a retirar el vehículo al tiempo que, presuntamente, amenazaba al hijo de la tonadillera. 

En vistas de este comportamiento, y siempre según la versión que el ayuntamiento de Tuilla ha facilitado a los medios, el Dj aseguró que no iba a ofrecer el concierto y que se marchaba al hotel. 

Sin la actuación estelar de la noche, los organizadores se vieron obligados a salir al escenario para comunicar entre abucheos y silbidos que se cancelaba el concierto de Kiko Rivera. "La actuación ha sido suspendida. Vale, no vamos a entrar en detalles, porque supongo que mañana o a lo largo de la semana todos escucharéis la versión real. Entonces es una tontería que yo ahora lo explique. La gente que vino a ver a Kiko, pediros disculpas, no fue culpa ni de la comisión, ni del pueblo de Tuilla ni del chaval del escenario que va a pinchar. El caso es que el concierto de Kiko en Tuilla quedó suspendido este año. Si alguien quiere quedarse, la fiesta continuará hasta altas horas de la madrugada, y si alguien vino a ver al fíu (hijo) de la Pantoja... que lo sentimos mucho, la comisión sobre todo, están muy apenados". 

Este domingo, además, los organizadores del ayuntamiento han asegurado al periódico asturiano: "No pensamos pagarle por una actuación que no realizó"

Kiko, por su parte, ha compartido un vídeo a través de sus redes sociales en el que se lamenta de haber tenido que cancelar el concierto y ofrece su versión de los hechos.  

"Bueno, familia, para mí es muy triste tener que contar esto, pero ayer recibí amenazas de muerte, y la verdad es que pasé uno de los peores ratos de mi vida. Cuando llegamos al evento, había un coche aparcado delante nuestro, se le pidió amablemente que se apartara porque teníamos que llegar al escenario. Entonces, se bajó un señor, si se le puede llamar señor, totalmente fuera de sí, arrasando con todo lo que había. Empujando a niños pequeños que había, ancianos, gente por todos lados; gritando, pegando golpes en el coche, diciendo que si se me ocurría bajar del coche me iba a apuñalar y me iba a matar", ha explicado el artista sobre los hechos acaecidos en la madrugada del sábado. 

"Entonces, por medida de seguridad se decidió no salir. Familia, gente, tenemos que acabar con gente así. No puede existir gente así. De verdad, es una pena porque Tuilla, Asturias, sois una gente maravillosa, pero no se puede estar con gente así. Lo siento", ha concluido. 

[Más información: Kiko Rivera subasta su collar más llamativo y la puja alcanza ya los 12.100 euros]