Hace meses que nada se sabe de Enrique Ponce (49 años) y su pareja sentimental, la almeriense Ana Soria (22). Ambos tomaron la férrea decisión de abandonar sus redes sociales y el diestro de Chiva anunció su retirada temporal de los toros. Han sido meses de retiro voluntario en su nueva vida en Almería, alejados del foco mediático. Quisieron apartarse y lo han conseguido. EL ESPAÑOL ha podido conocer que su vida en Andalucía es "de lo más corriente" y Ponce ha creado su propia rutina: "Hace mucho deporte y es uno más en la zona". 

Noticias relacionadas

Parecía que la decisión de regresar a los ruedos iba a tardar en producirse, pero ya se ha anunciado: Ponce vuelve a ponerse el traje de luces en 2022. Hizo un parón porque la pandemia dañó al sector taurino y las corridas de toros no le salían rentables, pero poco a poco todo vuelve a la normalidad y el próximo año se activarán las ferias más importantes. Enrique está ilusionado y se entrena a fondo. Ponce retorna "porque es su profesión y porque lo necesita, como todo el mundo. Él se retiró temporalmente y ahora vuelve con esta nueva normalidad", se informa. 

Enrique Ponce y Ana Soria en el Puerto de Santa María en agosto de 2020. Gtres

Se ha escrito que la economía del torero no está atravesando por su mejor momento y se ha deslizado que esa podría ser la razón de su vuelta al ruedo. Este periódico se ha puesto en contacto con su entorno y se desmiente este extremo, al tiempo que se matiza: "Él ha tenido varios disgustos con sus negocios en el último tiempo, eso es verdad. Y la crisis nos afecta a todos. Se factura menos y ya los cachés de antes no son los de ahora, pero Enrique está tranquilo a nivel económico". Se añade al punto: "Ponce sabe que le queda poco tiempo en la plaza y está planeando su retirada. A su entorno le ha dicho que en este 2022 se corta la coleta". Explica esta fuente que más allá del dinero, Enrique "necesita hacer cosas, es muy activo y hacerse a la vida de Almería no ha sido fácil". Cuando el diestro decidió retirarse temporalmente, Ana Soria respiró tranquila. La joven "lo pasa francamente mal" cuando ha asistido a la plaza. Sufre mucho por su pareja y en alguna ocasión le había aconsejado decir adiós. Por eso ahora la joven Soria "no ha aceptado muy bien" este retorno. 

Eso sí, "entiende las razones de Enrique y sabe que dada su carrera se merece un adiós a su altura". Ella estará a su lado, desde la grada, viéndolo torear, bien en la feria de la Magdalena de Castellón o en la de Valdemorillo. Hace unas semanas, este periódico habló del momento agridulce que vive Ponce lejos de sus hijas. Una persona de total solvencia, y muy cercana al torero, deslizó que se está enfrentando a un momento un tanto agrio."Está feliz como un niño chico" con su historia de amor junto a Soria, disfrutando el tiempo libre y la ociosidad que tan poco ha conocido hasta la fecha, pero "lleva regular la distancia" de las personas que más quiere: sus hijas. Le duele tenerlas lejos. 

El diestro Enrique Ponce junto a su hija menor, Bianca, en una imagen tomada en abril de 2021. Gtres

Informa quien bien sabe la verdad que el día de la comunión de Bianca, Ponce "estuvo tan cómodo y tan bien" que volver a 'despedirse' fue doloroso, por más que las ve cuanto quiere y "mucho más de lo que se ve". Pero Almería no es Madrid, y la distancia hay días que pesa más de la cuenta. "Es un padrazo y lo que antes era tiempo indefinido, ahora no lo es y tiene que adaptarse a los tiempos", se apostilla.

Cuenta con el apoyo total de Ana Soria, quien lo arropa cuando los días se ponen más grises de la cuenta. También sabe el diestro que algún día deberá dar el paso: presentar a Ana a sus hijasDe momento, no ha lugar. No es el momento. Tiene que fluir, pero es demasiado pronto. "Ana lo comprende en todo y le anima a viajar y a pasar tiempo con ellas", deja claro la fuente consultada.

En lo que respecta a Paloma Cuevas (49), se vuelve a asegurar que está ilusionada, pero en general, con el trabajo y la vida que se le abre: "Es que hay que tener en cuenta que ha estado casada muchísimos años. Esta es una etapa nueva para todos y ella está viviéndola a tope, con ilusión a lo que venga". Otra persona consultada, que conoció bien al exmatrimonio, desliza: "No van a existir imágenes de Paloma Cuevas con ningún hombre, eso te lo garantizo. Se cuidará mucho de que salgan, ese no es su estilo ni lo ha sido nunca". Ahora mismo, Paloma solo tiene el objetivo puesto en sus padres: "Todo gira en torno a ellos. Ellos centran toda su preocupación". 

[Más información: Paloma Cuevas comparte tres imágenes inéditas de las bodas de oro de sus padres: la fiesta, desde dentro]