La noticia sorprendía a propios y extraños este pasado miércoles cuando una revista del corazón la desvelaba: Carmen Janeiro (44 años) se separa del millonario Luis Masaveu tras 10 años de relación. Una información que llegaba justo cuando, meses atrás, la hija de Carmen Bazán (75) se reunía con su pareja en Portugal, en su nuevo lugar de residencia tras abandonar Marbella. Un traslado que, a ojos ajenos, traspiraba compenetración, amor y solidez

Noticias relacionadas

La decisión de mudarse al país luso la tomaron de mutuo acuerdo, pero estuvo básicamente impulsada por el trabajo de Masaveu: el empresario se instaló definitivamente a finales de 2020 en Portugal tras la fusión entre Unicaja y Liberbank para tener en el país vecino un punto intermedio y favorable en sus continuos viajes de negocios. Janeiro, en su momento, ni lo dudó. Llegó más tarde, tras cerrar todas sus diligencias en Marbella. Ahora, el escenario es bien distinto, como confirman a JALEOS tras la exclusiva de Semana

Carmen paseando por las calles de Marbella. Gtres

Se explica desde su entorno más cercano que si bien Carmen no se arrepiente en absoluto de haberse mudado junto al hombre de su vida, sí que no lo hizo en el mejor momento: "Ella no ha podido disfrutar de su vida en Portugal porque ha tenido la mente puesta en España, con su madre". Cabe recordar que la madre de Jesulín de Ubrique (46) ha pasado en los últimos meses por dos baches duros; uno de salud y el otro económico. Se operó de la cadera y se quedó sin su casa en Ubrique. Situaciones, qué duda cabe, límite que cogieron a su hija Carmen -a la que está más unida de todos- lejos de ellaEsto ha mermado su ánimo día a día y, por extensión, ha afectado a la pareja indirectamente. Las personas más cercanas a Carmen sostienen que la pareja comenzó a notar el naufragio de la relación el pasado mes de mayoentonces ya decidieron "darle un tiempo" a la relación porque habían pasado unos meses complicados.

Carmen lo está pasando "fatal" con esta ruptura. Desea estar cerca de su madre, de los suyos, de su antigua vida en Marbella, ciudad a la que está muy apegada y en la que tenía ya una vida muy hecha y definida a nivel económico y social. Ya está instalada de nuevo en Marbella. La mudanza a Portugal fue dura: "Todo esto ha hecho mella en la relación y lo único que ha pasado es que ella ha decidido volverse a España sola". 

Luis Masaveu Herrero en una imagen de archivo fechada en junio de 2020. Gtres

Se insiste en el concepto de "separación física" más que sentimental: "Ellos se siguen queriendo mucho, aunque la puerta no está cerrada del todo". La decisión la tomó Carmen, con el apoyo incondicional de Luis Masaveu. Él lo ha comprendido porque valora todo lo que ha hecho Carmen en estos años: "Tienen buena relación y se hablan todos los días, pero también a ellos como pareja les va a venir bien este tiempo". Se informa que los planes de Carmen en España pasan por "estar en Marbella con su madre y también visitar Ubrique. Estar tiempo juntas. A la madre le va a venir genial porque últimamente está más floja".

Bazán ha disfrutado mucho de su hija y de Marbella tiempo atrás: "A la madre le pasa como a la hija, que están acostumbradas a este ambiente. Portugal es otra cosa, otra forma de vivir". Se desliza que, de momento, la estadía de Carmen Janeiro en Marbella es temporal, hasta que "organice su vida familiar". También pretende reactivar su trabajo como profesora de yoga y continuará como socia de una empresa multiservicios que tiene en la Costa del Sol junto a varios empresarios.

Janeiro junto a Masaveu Herrero durante sus vacaciones de verano de 2016. Gtres

En esa línea, se hace constar que Masaveu y Carmen Bazán tienen una excelente relación pese a todo, tanto es así que el empresario se ha mostrado muy preocupado por la madre de su pareja en este tiempo, y le ha ofrecido ayuda en diferentes momentos. Gestos desinteresados que Bazán ha declinado, según se cuenta a este periódico. 

Fue en noviembre de 2019 cuando una revista hizo pública la relación entre Masaveu, uno de los hombres más ricos de nuestro país (según Forbes, es la undécima fortuna patria, con unos 2.500 millones de euros), y la hermana de Jesulín. Asturiano de nacimiento y licenciado en Derecho por la Universidad de Navarra, es dueño, junto a sus hermanos, de unas bodegas e inmobiliarias. Completó su formación con un máster en Análisis y Dirección Inmobiliaria por ICADE y otro en Dirección General de Empresas por el IESE Bussines School.

Carmen, la más discreta

A pesar de que durante un tiempo, la Jesulina -como se la llamaba en los medios- estuvo muy presente en el papel cuché, desde 2014 se ha mantenido al margen de los flashes. Atravesó una depresión tras un accidente doméstico que la dejó en silla de ruedas durante más de dos años después de romperse la tibia y el peroné. En aquel entonces, Carmen rompió su relación con el exfutbolista César de Loma, con quien compartió una larga historia de amor durante una década. 

Carmen Janeiro disfrutando del verano en familia en 2016. Gtres

Tras ese oscuro periodo y un fracaso profesional, la hermana de Jesulín recuperó la sonrisa con Masaveu. En 2019, Luis Masaveu y Carmen fueron vistos en actitud cómplice en el parque de atracciones de Port Aventura, y, más tarde, las imágenes en su yate marbellí confirmaron su idilio millonario. El cambio de vida de la de Ubrique ha sido radical en estos años. Así lo explicaba la protagonista a este medio hace un tiempo: "Me fui acercando al yoga y me ha ido modificando mis hábitos, sus efectos son maravillosos. Empecé con Javier Castro, un maestro que me llegó al alma y que poco a poco te va metiendo la filosofía yogui en el cuerpo y cada vez quieres más. Así que hice los cursos de profesora y ahora estoy ya preparada para impartir clases de Anusara, Iyengar, Ashtanga y Kundalini, incluso Vinyasa Flow". Ahora puede que Carmen Janeiro vuelva a esa vida marbellí que tanto le gusta, y para quedarse

[Más información: Carmen Janeiro y Luis Masaveu se separan tras 10 años de relación: los motivos de su ruptura]