María Teresa Campos está a punto de cumplir 80 años. Una fecha, qué duda cabe, redonda y muy especial en la vida de toda persona. Sin embargo, a Teresa no le apetece celebrar nada. Ella misma lo dejó claro hace unos días cuando la llamaron de televisión: no habrá celebración de cumpleaños. Su ánimo en estos momentos no está para aquellos festejos de antaño en su casa de Las Rozas, con la prensa como testigo. Ahora, pocos motivos hay por los que brindar. Al menos, esa es la información que desliza a JALEOS una persona de su total confianza.

Noticias relacionadas

No quiere hacer nada especial para ese día. Lo cierto es que la vida de Teresa Campos en los últimos años no está para grandes algarabías. En concreto, esta fuente consultada fecha la debacle en la ruptura con Edmundo Bigote Arrocet (71). "Han pasado ya dos años, pero te digo que Teresa no supera aquello ni las formas en las que se produjo", se sostiene, para apostillar: "Teresa vio en Edmundo a la persona con la que envejecer. A ella siempre le ha gustado estar en pareja y ahora se siente muy sola".

María Teresa Campos en una imagen de archivo. Gtres

Se acabó Edmundo y, parece, también la fortuna profesional: el programa La Campos móvil -que tanto bien le hizo a su espíritu y pundonor hace unos meses- "está estancado, paralizado" hasta nuevo aviso. La cadena ha asegurado a Teresa que se retomará, pero ella "ve pasar los días y los meses y nadie mueve ficha". Esta sequía laboral y sentimental se añade, además, a los constantes escollos para vender su casa de Molino de la Hoz. Las últimas operaciones al respecto tampoco terminaron como se esperaba. Definitivamente, la periodista atraviesa por una racha complicada. "Aunque ella no quiera hacer nada por su cumpleaños, te digo que las hijas le organizarán una comida en casa", se confía. La persona con la que se contacta hace especial hincapié en la figura de Gustavo, el hombre que acompaña diariamente a Teresa Campos. Su chófer, su confidente, su amigo. Es como un hijo para la comunicadora: "Él sabe perfectamente cómo se encuentra ella y cómo ha vivido lo de Edmundo. Gus -como lo llama Campos- trata de animarla en el día a día. Juegan a las cartas y él se empeña en que Teresa salga más, pero ella le tiene miedo a la Covid". 

En los últimos días, Campos ha visto cómo Gabriela, la hija de Edmundo, ha vuelto a la carga contra ellas. Entre otras cosas, ha calificado a Terelu Campos (55) y Carmen Borrego (54) como "larvas", y ha aseverado que Teresa Campos no ha superado la ruptura con su padre y que debería pasar página. Según la información que este periódico sostiene, María Teresa ha vivido estas declaraciones con angustia y "malestar". No entiende la naturaleza de estos ataques, "cuando ella dice que siempre se ha portado bien con ella y con los hijos de Edmundo".

Teresa Campos saliendo del centro donde recibió la segunda dosis de la vacuna contra la Covid. Gtres

También tiene a Campos un tanto agitada el inminente regreso de Bigote a España: "No le hace ninguna gracia que digan que él va a hablar para dar su versión. Teresa lo conoce bien y sabe que él eso no lo hará". No obstante, pese a que Teresa está convencida que Edmundo no hablará vía exclusiva, este medio manejaba otra información hace unos días. Según se deslizó, el chileno hablará. "Lo ha vivido con dolor, claro que sí. Teresa no ha sido justa con su relato, se ha dejado llevar por la rabia y por el desconsuelo. Ha adornado muchas cosasNo está enfadado, está sorprendido de que esa familia siempre lo tenga presente", se aseguró.

En esa línea, se apuntaba lo que sigue: "Hay dos revistas -una de ellas muy cercana a las Campos- que quieren contar con su testimonio desde hace tiempo y él hablará cuando vuelva, pero sorprenderá lo que diga". Y sorprenderá porque no es propio de él ponerse serio y ajustar la realidad, pero hay veces que "no hay más remedio". Eso sí, que nadie espere que cargue las tintas excesivamente con Campos: "Respetará la imagen de Teresa, como siempre ha hecho. Nunca habla mal de ella, solo hay cariño. Pero contará cómo fueron las cosas en realidad".

Edmundo Arrocet en una imagen fechada en febrero de 2020. Gtres

Especial apartado, se explicaba, lo dedicará a las hijas de la comunicadora, sobre todo a Carmen: "Para ella sí tiene un mensaje. Pocas personas saben lo mucho que ha hecho él por esa familia. La de favores que ha hecho y sin pedir nada a cambio. Es que aquí parece que las únicas con posibles y contactos son ellas". Se insiste en que Edmundo ya ha pasado página, que guarda cariño y se quedó con lo mejor. Que él ya está en otro punto: el tiempo ha pasado y, tal y como reconoció su hija hace unos días, "está feliz". En España, le espera bastante trabajo. Según la información que ha recopilado este medio, tiene "varios compromisos este verano con Ashumes y en Málaga". La persona con la que se contacta sostiene que el artista estará "como siempre, entre Málaga y Madrid, entre un sitio y otro. Él es un nómada". 

[Más información: Bigote Arrocet aterriza en España: sus planes profesionales y su decisión final sobre Teresa Campos]