Este domingo, 4 de abril, Luis Bárcenas (64 años) salía de la cárcel de Soto del Real en Madrid para disfrutar de un permiso penitenciario de seis días. Es el primero desde que ingresara en prisión en mayo de 2018 para cumplir con la condena de 29 años y un mes que le fue impuesta por su implicación en el caso Gürtel. El extesorero del PP podrá así disfrutar de sus familiares y amigos durante ese tiempo, antes de regresar a su celda. Entre quienes han celebrado esta situación, su hijo, Guillermo -conocido como Willy- Bárcenas (32).

Noticias relacionadas

El joven ha sido fotografiado saliendo de su domicilio con una gran sonrisa que se intuía bajo la mascarilla obligatoria debido a la medidas sanitarias impuestas por la Covid- 19. Un complemento más que ya forma parte del outfit y que, por cierto, iba a juego con el color de su plumas. Una felicidad la mostrada por el artista que, sin embargo, no podrá ser completa por el hecho de que su madre Rosalía Iglesias (61), también se encuentra cumpliendo condena.

Willy perseguido por la prensa a su salida de casa. Gtres.

Bárcenas, que llevaba un casco de moto en la mano en el momento en que los medios de comunicación trataban de obtener una declaración, se subía en la parte trasera de un ciclomotor conducido por un amigo. Y se marchaba tras haber manifestado esa alegría que siente justo después de esa Semana Santa en la que ha compartido alguna imagen desde el Parque Natural de Anaga, en la isla de Tenerife. Allí, donde llegó antes de que se produjera el comienzo del cierre perimetral de Madrid -el 26 de abril-, aprovechó para tomar el sol, navegar, hacer senderismo y reponer energías para servir de apoyo a Luis hasta el amargo momento de la despedida por su inevitable regreso al centro penitenciario para continuar cumpliendo con su pena.

Bárcenas hijo montando en la moto de un amigo tras ser preguntado por la prensa por el permiso de su padre. Gtres.

La salida de Luis de la prisión coincidía con la creación por parte de Guillermo de una cuenta personal de Twitter desde la que hacer frente a los comentarios ofensivos que recibe. De esta manera, pretende desvincular a su grupo de música de cualquier polémica. Porque ha estado envuelto en varias, precisamente, por la situación penitenciaria de sus padres. "Tenía ganas de tener mi propia cuenta en Twitter y poder dar mi opinión sobre temas en los que antes me mordía la lengua. Me parece mejor dejar la cuenta de Taburete para todo lo musical y esta para todo lo demás. A las trincheras", se puede leer en su primer tuit.

Férrea defensa a sus padres

Guillermo no se ha escondido. Ni cuando su padre fue condenada ni cuando, el pasado mes de octubre, se ordenó el ingreso en prisión de su madre. Ha defendido a ambos ante las cámaras pero cuando se conoció que Rosalía tendría que cumplir condena, publicó un desgarrador mensaje en su Instagram, al lado de una foto de su infancia con ella, que se hizo viral. "Arrancándome lo que más quiero de mi vida y aún no viendo la luz al final del túnel, sé que como siempre he conseguido, sacaré mi armadura especial y resistiré. Y los míos también. Muchas gracias a todos por vuestros mensajes de ánimo. La joda seguirá...", se podía leer.

La foto que Guillermo compartió en Instagram cuando se decretó la entrada en prisión de su madre. Instagram.

Ya en mayo de 2018, Iglesias ingresaba en la prisión de Soto del Real como "colaboradora necesaria" de los delitos imputados a su marido. Sin embargo, en aquella ocasión, el juez fijó una fianza de 200.000 euros que su hijo reunió en tan solo 27 horas para que pudiera salir de la cárcel lo antes posible. Una situación que, año y medio más tarde, no pudo evitar. "Los grandes amigos me han ayudado", manifestó en aquella ocasión ante las puertas de la cárcel.

El pasado mes de enero, en una entrevista con Jesús Vázquez (55) en Mtdmad, habló con crudeza de cómo le ha afectado durante los últimos años la situación judicial y penitenciaria de sus progenitores. "Es algo muy duro con lo que me he acostumbrado a vivir. La cárcel forma parte de mi vida. Son años yendo a ver a mi padre y, ahora, a mi madre. Trabajo de lo que me gusta, tengo mis amigos de siempre, mi novia que es maravillosa... Tengo tantas cosas muy buenas que no van a poder con lo otro", explicaba con ese halo de optimismo del que siempre ha tratado de teñir todo lo que rodea a su familia de un tiempo a esta parte.

[Más información: Willy Bárcenas, tras el ingreso de su madre en prisión: "No me rindo"]