Una nueva bomba está a punto de dinamitar todos los cimientos de Cantora. Kiko Rivera (37 años) podría estar interesado en hacerse una prueba de ADN para conocer si su padre es el doctor Antonio Muñoz Cariñanos, según ha desvelado el programa Socialité este sábado por la mañana.

Noticias relacionadas

En concreto, desde el espacio de Telecinco han contactado con Francisco Javier Muñoz, hijo biológico del afamado otorrino fallecido, quien ha revelado el supuesto deseo del DJ por saber si es o no descendiente de quien fuera médico privado y amigo personal de Isabel Pantoja (64). 

Cabe recordar que durante años se ha rumoreado con una posible relación sentimental de Isabel Pantoja con este doctor e incluso se llegó a decir que el creador de Quítate el top era hijo de él y no de Paquirri. Ahora, tal y como ha contado Francisco Javier, uno de los hijos del doctor Cariñanos, Kiko Rivera se ha puesto en contacto con él para hacerse conjuntamente una prueba de ADN y despejar así todas las dudas existentes en torno a su verdadero padre.

kiko-rivera



"Kiko tiene la misma duda que yo. Cuando hablé con él, se lo dije, que hay que hacerlo porque hay que cerrar puertas y entonces llegarás a ser quien eres", apunta Francisco Javier. "Yo creo que está preocupado. Tuve una conversación larga con él y sí que está... pero está tocado por muchos costados". Francisco, hace años, robó una colilla a Kiko Rivera en un estadio de fútbol para saber si eran hermanos, pero al final, las pruebas no le parecieron fiablea. "No me quedé convencido", señala.

"Yo estoy dispuesto a ayudarle porque al mismo tiempo me ayudaría a mí mismo también", indica. Francisco Javier recuerda conversaciones con su madre cuando era pequeño. "Yo recuerdo que mi padre decía que Paquito, Kiko Rivera, era su hijo. Eso es una cosa que también tengo ahí", concluye.

¿En qué cambiaría la vida del marido de Irene Rosales si finalmente esta prueba demuestra que es hijo del doctor Antonio Muñoz Cariñanos? Si el resultado es positivo, Kiko Rivera seguiría teniendo derecho a la herencia de Francisco Rivera Paquirri, porque él nació dentro del matrimonio entre el torero y la tonadillera y fue reconocido por el malogrado matador, lo que le otorga el derecho a ser heredero, sea o no, finalmente, hijo biológico.

En todo caso, lo que sí cambia es que Kiko Rivera podría reclamar la parte de la herencia que por ley le corresponde a los hijos probados del doctor Cariñanos. El DJ podría recibir en torno a 180.000 euros si fuese, efectivamente, vástago del médico, por tratarse de un hijo de asesinado por ETA, ya que recordemos que el doctor murió a manos de la banda terrorista en el año 2002 y esto otorgaría a Kiko Rivera unos determinados derechos. 

Kiko Rivera, sobre Cariñanos

Una comparativa entre Cariñanos y Kiko Rivera que Telecinco ofreció hace algunos años. Mediaset

"Se ha llegado a cuestionar que mi padre no era Paquirri, sino el doctor Antonio Muñoz Cariñanos. A mí me hubiera gustado que mi madre saliera en mi defensa", fueron las palabras exactas que empleó Kiko Rivera en el programa especial Cantora: la herencia envenenada. 

El hijo de Isabel Pantoja avivó en aquella durísima entrevista del pasado mes de noviembre, sin pretenderlo, uno de los rumores que, durante años, ha sobrevolado la prensa del corazón. No es la primera vez, como recuerda el creador de Así soy yo, que se pone en tela de juicio la identidad de su progenitor. 

Antonio Muñoz Cariñanos fue coronel y un médico otorrinolaringólogo prestigioso. Antes de que ETA lo asesinara en su propia consulta descerrajándole varios tiros a bocajarro, se codeó con grandes personalidades del mundo de la música y la farándula. Entre sus pacientes hubo nombres de tan relumbrón como Rocío Jurado o la propia Isabel Pantoja.

[Más información: ¿Kiko Rivera es más 'hot' que Fran y Cayetano?: el anuncio en el que el Dj bromea con su físico]