Como tantos otros compañeros de Sálvame (por no decir todos), Gema López (49 años) ha pasado varias veces por las manos de los expertos en tratamientos para verse mejor, pero hasta ahora no se había sometido a una intervención quirúrgica por motivos estéticos. Esta misma semana, la colaboradora ha explicado que se ha sometido a una operación para quitarse la grasa de la zona baja del abdomen. Gema se metió en el quirófano hace dos meses. A las 48 horas, estaba sentada en plató cumpliendo con sus obligaciones laborales. Ahora, tal y como ella ha revelado en su cuenta de Instagram, está prácticamente recuperada: tan solo le quedan los drenajes linfáticos.

Noticias relacionadas

"Es una intervención ambulatoria. Yo entré a las nueve de la mañana en el hospital y por la tarde estaba en casa", cuenta en esos vídeos compartidos en su perfil de Instagram en los que da algunos detalles de esa "remodelación 360" a partir del lipo váser, una técnica realizada con maquinaria de última generación y que consiste no solo en extraer la grasa, sino en dar forma a la zona con la que el paciente no está a gusto.

Gema López en una imagen de sus redes sociales. Instagram.

JALEOS ha contactado con la doctora Lola Sopeña, que dirige y da nombre a una de las clínicas que practican esta técnica en Madrid, y que explica en qué se diferencia de otro tipo de liposucciones: "Cualquier tipo de lipoescultura, en lo que consiste es en disolver la grasa del paciente por medio de diferentes técnicas: láser, la convencional por medio de disolución de la grasa con medicamentos o por ondas ultrasónicas, que es la váser. Porque, para poder extraer la grasa luego con una cánula, primero tienes que diluirla.

La doctora Sopeña, que indica que el precio de la liposucción con váser es de 4.500 euros (con preoperatorio, la faja que hay que llevar tras el paso por el quirófano y los masajes de recuperación, todo incluido), cuenta cuál es la ventaja principal de esta técnica: "Las ondas generan calor y, a la vez que la grasa se va diluyendo, ese calor llega a las capas superficiales la piel. Cuando tú haces una intervención, esta tiende a generar colágeno como mecanismo de defensa y genera una retracción en la piel. Ese calor tensa la piel".

maquina-lipo-vaser

Una vez resumido qué es, Lola hace una advertencia: "Se está vendiendo la lipo váser como si fuera la panacea, y no lo es. En cualquier lipo, independientemente del método que usemos para disolver la grasa, dependemos de las manos del cirujano. Puedes tener el váser más avanzado del mundo, que si el cirujano no sabe manejarse en liposucción, no haces nada. Y en España hay muy pocos. Un buen cirujano te puede hacer una liposucción convencional con un resultado magnífico".

Este periódico también ha contactado con Eletra Navarrete, por cuyas manos han pasado infinidad de rostros conocidos y que, desde su perspectiva, pone en valor otra virtud de esta técnica: "Al tener una tecnología de tensión, evita los problemas de mala circulación y también de fibrosis. Lo importante es que no son áreas grandes, para pacientes con un normo peso y con grasa localizada. Se puede trabajar en la cadera, flanco y abdomen, principalmente. En las rodillas, se puede estudiar el paciente".

Sus otros retoques

No es la primera vez que Gema, como se ha apuntado, trata de mejorar su imagen. El pasado verano fue el tercio superior de su cara lo que sufrió una modificación. La periodista se inyectó bótox y se sometió a un lifting de ojos sin cirugía. Precisamente fue esa mirada, que adquirió un efecto cat eyes tras desprenderse de las ojeras. En su día, fue el doctor Miguel de la Peña, director de las clínicas Diego de León (donde López se realizó aquel retoque, pero también el más reciente), quien explicó a este periódico que se le había dado "un toque especial en la cola de la ceja". 

Gema junto al doctor De la Peña en una imagen de las redes sociales. Instagram.

No es el único tratamiento al que se ha sometido en los últimos meses. Porque también se realizó un lifting facial sin cirugía para combatir la flacidez en su rostro y estimular la activación del colágeno. Además, pocos días antes de que acabara 2020, se aplicó un tratamiento de vitaminas y ultrasonido en el escote para darle un mayor brillo y lucirlo en las fechas navideñas (cumpliendo con las restricciones de rigor).

¿Por qué ahora lo anuncian?

El boom de la cirugía médico estética no solo se ha experimentado en el terreno de las lipoesculturas abdominales (que es un hecho que hay una mayor demanda, entre famosos y anónimos). En ese aspecto, la doctora Navarrete hace una reflexión: "La cirugía plástica ha evolucionado hacia un punto de embellecimiento estético. Antes se trabajaba en pacientes con obesidad, otro extremo. A mí me encanta, porque Europa ha avanzado en el culto al cuerpo".

Así mostró Diego Matamoros su abdomen tras someterse a una lipo este verano.

"Ya no hay vergüenza. Marcar el abdominal o verse mucho mejor, aunque estés delgada, ya no está mal visto. Va en la línea del empoderamiento femenino: llevo lo que quiera y me hago lo que me dé la gana. Mientras sea mi cuerpo, hago lo que quiera, como si me pongo tres pechos. No quiere decir que seas superficial, sino que te cuidas interior y exteriormente", añade Eletra.

Una explicación a la evidencia de que, mientras que antaño los rostros conocidos trataban de llevar en secreto y cubierto con misterio qué se hacían, ahora lo desvelen sin tapujos. Más allá de que, en muchas ocasiones, gracias a su peso mediático consiguen que esos tratamientos les salgan gratis a cambio de hacerles promoción. Y, ojo, porque la doctora Sopeña hace un aviso: la liposucción mediante váser es más marketing que otra cosa.

[Más información: Gema López se somete al exclusivo retoque de las estrellas de Hollywood]