El fotógrafo Diego Arrabal (50 años) se ha vuelto tremendamente activo en sus redes sociales, sobre todo desde que el pasado mes de enero ingresase en un hospital de Marbella a causa de la Covid-19. El colaborador de Viva la vida comparte, sobre todo a través de stories de Instagram, algunos momentos de su día a día, sus viajes en AVE desde Málaga a Madrid, donde trabaja, caminatas en solitario e incluso sus canciones favoritas.

Noticias relacionadas

Pero sus últimos posts han sido especialmente llamativos. Diego Arrabal afirma que está feliz y el motivo no es otro que el hecho de poder salir a dar un paseo por la playa con su madre. "Después de 364 días soy plenamente feliz", ha escrito el paparazzo. En la siguiente imagen se les puede ver de espaldas, hablando, y cómo su progenitora lo agarra del brazo mientras andan y disfrutan del paseo marítimo marbellí.

Diego Arrabal dedica un emotivo mensaje a su madre en redes sociales. Redes sociales

Una instantánea probablemente inesperada, robada, como las que él suele hacer a los famosos cuando menos lo esperan. Para concluir, en su último story, Diego Arrabal publica una imagen retrato de su madre y le dedica unas preciosas palabras. "Después de 364 días sin poder salir, la vida me regala la mejor medicina. Te quiero. Ella es única, ella es perfecta, ella es una luchadora. Ella es mi madre", ha escrito el reportero gráfico.

Y es que se cumple ya casi un año desde que desde el Gobierno de España recomendase a las personas mayores, grupos de riesgo ante el coronavirus, permanecer en casa para evitar el contagio y la propagación del virus. Este martes 23 de febrero siempre quedará marcado en el corazón de Diego Arrabal y lo recordará como el día en que pudo reencontrarse con su madre para disfrutar de ella, aunque con cautela.

Andalucía sigue avanzando en su Plan de Vacunación contra el Covid-19 y el jueves 11 de febrero empezó a administrar la vacuna contra a las personas mayores de 80 años que no habían sido vacunadas previamente y que pudieron desplazarse a los centros de vacunación en las ocho provincias. Este nuevo grupo de vacunación recibió las dosis de Pfizer.

Diego pasó la Covid-19

Diego Arrabal desde el hospital de Málaga donde se encontraba ingresado. Redes sociales

Diego Arrabal es muy consciente de la importancia de la prevención ante la pandemia y la responsabilidad de todos a la hora de no propongar la enfermedad. Él mismo la vivió en sus carnes hace apenas unas semanas y confesó, incluso, haber temido por su vida. 

"Cuando tú estás en esa sala de urgencias rodeado de 20 o 30 personas te das cuenta de lo que sucede. [...] Unos no pueden respirar, otros se ahogan, a uno se lo llevan de urgencia, a otro lo tienen que intubar... La verdad es que se te cae el mundo encima y todo se convierte en algo insignificante y tienes miedo de absolutamente todo [...] Cada vez que lo recuerdo me pongo mal, no sabía lo que me iba a pasar", recordó en su vuelta al programa Viva la vida, aún desde su casa en una conexión en Skype. 

Desde el hospital, en pleno ingreso, Arrabal publicó una impactante fotografía suya, como nunca antes se le había visto. Quiso, además, enviar un mensaje claro. "Quizás no sea ejemplo de nada ni de nadie, pero me sale del corazón deciros que este virus no es broma", comenzaba su explicación el profesional gráfico. Y añadía, arengando a la ciudadanía sobre la gravedad de la Covid-19: "Llevo 13 días con el virus y anoche me tuvieron que ingresar. Lucharé hasta que no me queden fuerzas para curarme". Tras esto, hizo autocrítica y se preguntó a sí mismo: "Pero ahora me hago una pregunta: ¿por qué no luché igual de fuerte para no contagiarme?". 

[Más información: La carta de amor de Diego Arrabal a su mujer desde el hospital donde lucha contra la Covid]