El pasado martes, 9 de febrero, saltaba la noticia. Sara Carbonero (37 años) se encontraba ingresada en un hospital madrileño tras haber sufrido una recaída en el cáncer de ovario que le fue detectado en mayo de 2019. Según fuentes cercanas, la periodista habría sido operada el viernes 5 de febrero, tan sólo dos días después de celebrar su cumpleaños. 

Noticias relacionadas

Con el paso de los días, y a pesar de que ni Sara ni su marido, Iker Casillas (39), se han pronunciado al respecto, se ha sabido, a través del entorno de la periodista, que la operación no tendría nada que ver con una supuesta recaída, y que la manchega se recuperaba satisfactoriamente. Según se publicó este jueves, 11 de febrero, este fin de semana estaría prevista su alta hospitalaria y, la semana que viene, la reincorporación a su trabajo en Radio Marca.

Para sorpresa e inmensa alegría de todos, el alta se ha adelantado por la rápida evolución de Sara, y la periodista abandonaba el Hospital Universitario de Navarra, en Madrid, a última hora de la mañana de este 12 de febrero, poniendo rumbo a su domicilio para proseguir con su recuperación.

Intentando pasar desapercibida, y justo cuando se cumple una semana de su operación, Carbonero ha abandonado, con muy buen aspecto, el centro médico donde ha sido tratada. Lo ha hecho en coche. Un vehículo conducido por quien ha sido su gran apoyo, tanto a lo largo de esta semana como cuando tuvo que enfrentarse al cáncer por primera vez, hace ya casi dos años.

En estos momentos, Sara ya se recupera en su casa rodeada de sus seres queridos y prepara, con fuerza y ganas, una esperadísima reaparición que podría tener lugar en tan solo unos días. De hecho, se ha apuntado al lunes 15 de febrero como la fecha en la que se pondrá, de nuevo, frente al micrófono de Radio Marca.

Sara saliendo de la Clínica Universitaria de Navarra.

Mensajes desde la habitación

Durante estos siete días en los que ha precisado cuidados médicos, Sara no ha parado de lanzar mensajes desde su habitación del hospital. Ninguno haciendo referencia al problema de salud que ha llevado a que tenga que ser intervenida. Pero las redes sociales le han servido como ventana para seguir comunicándose con sus casi tres millones de followers en Instagram. Compartiendo lo mismo canciones con las que ha levantado el ánimo en estos días, como reflexiones con forma de microcuento.

Junto a ella, además de Iker, al que hemos visto entrar y salir del centro hospitalario varias veces esta semana, su inseparable Isabel Jiménez (38). Las periodistas forjaron una amistad durante la etapa en la que compartieron trabajo en Informativos Telecinco y, ahora, además son socias de la marca de ropa, Slow Love. Un trabajo que compaginan con sus respectivas labores en los medios de comunicación.

[Más información: Sara Carbonero, ingresada en el hospital por una recaída de su cáncer]