Este pasado fin de semana, un acontecimiento a priori tan idílico y romántico como una boda despertó un espectacular revuelo e indignación generalizada. En plena tercera ola de la pandemia de coronavirus, con las ucis al límite y los contagios y decesos disparados, la pareja formada por Jaime Navarro (29 años), excanterano del Real Madrid, y Beatriz Ungría (27), cuñada de Elena Tablada (40), decidía darse el 'sí, quiero' y celebrarlo con sus invitados en el Casino de Madrid

Noticias relacionadas

En directo, mientras festejaban el amor sin mascarillas ni distancia social, en las redes sociales se filtraban unas imágenes donde aparecían los novios entrando al salón principal, bailando al son de la canción 20 de enero de La Oreja de Van Gogh e incluso tocando a algunos de los asistentes. 

Ha sido tal la magnitud de la polémica que desde la Consejería de Sanidad informaron de que la Dirección General de Salud Pública "ha abierto una investigación sobre la boda celebrada el pasado sábado en el Casino de Madrid, dando traslado a la Policía Municipal para que realicen las actuaciones necesarias de investigación para comprobar lo sucedido sobre el incumplimiento de las medidas frente al coronavirus".

Imágenes de la boda de Beatriz Ungría y Jaime Navarro. Redes sociales

Ahora, JALEOS de EL ESPAÑOL ha tenido acceso en primicia al comunicado de la empresa organizadora de la boda. Desde el departamento de comunicación de Llorente y Cuenca han querido manifestar lo siguiente. A continuación se expone de manera íntegra el comunicado: 

Desde la organización se cumplieron todos los protocolos y medidas sanitarias establecidas de acuerdo con la normativa en vigor en la Comunidad de Madrid.

Además de los protocolos higiénicos y sanitarios, se llevaron a cabo medidas de ventilación adicionales y se ofreció a los invitados toda la información requerida para un correcto cumplimiento de la normativa. De esta manera, los asistentes eran conocedores de las medidas obligatorias para cumplir con su responsabilidad individual.

En un espacio habilitado de 1.500 metros cuadrados sólo se cubrió un 15% del aforo, siendo un 50% lo permitido por la normativa. Todos ellos fueron distribuidos en mesas de cuatro comensales, garantizando una distancia mínima entre cada mesa de 1,5m, tal y como está establecido.

Desde que comenzó la pandemia se incorporaron nuevos aspectos en la gestión habitual, como maximizar los procesos de limpieza e higienización de cada espacio, la incorporación de nuevas soluciones para reducir los contactos y mantener la distancia social, nuevos procesos y protocolos para la gestión de la restauración, o el control de la ventilación del aire y el agua. Todo ello para asegurar que cualquier persona, sea cliente o empleado, pueda sentirse segura.

Desde la organización no se van a realizar comentarios, ni se va a ofrecer información relativa a sus clientes por razones de privacidad.

La versión de Elena y Javier

Javier Ungría junto a Elena Tablada en una imagen de archivo. Gtres.

Por el momento, los novios han guardado silencio y han puesto como escudo a la empresa organizadora para que den las explicaciones pertinentes respecto al que se presumía el día más feliz de su vida. No así lo han hecho Elena Tablada y Javier Ungría, quienes como asistentes al enlace y personajes públicos manifestaron lo siguiente. "Se nos hizo PCR a todos los invitados y solo pudimos acudir los que tuvimos resultado negativo, se cumplió con todas las normativas", declaró Tablada. Y concluyó: "Nosotros cumplimos absolutamente todas las normas". 

"Nos acabábamos de sentar y entraban los novios. La gente se pone de pie y se les recibe con una canción, pero en la misma mesa. Ya estábamos sentados en la mesa para comer. Cuando te sientas en la mesa, la gente se quita la mascarilla", expresó Javier Ungría a las puertas de su restaurante cuando era interceptado por los medios de comunicación, interesados en conocer su versión sobre la boda de su hermana pequeña. 

[Más información: Primeras palabras de Javier Ungría tras la polémica boda de su hermana en el Casino de Madrid]