El último símbolo de la Marbella de Isabel Pantoja (64 años) y Julián Muñoz (73) se convierte en el nuevo Beverly Hills de la Costa del Sol. La Pera alberga, según ha descubierto JALEOS, una hilera de palacetes de lujo en construcción que se cotizan a precio de oro. Nadie podía sospechar, cuando 'Mi Gitana' era el refugio de amor de la tonadillera y el exalcalde, que detrás de los muros se escondiera una parcela de 3.500 metros cuadrados que, durante tantos años, fue el epicentro de todas las parábolas de la pareja durante el Caso Malaya.

Noticias relacionadas

A día de hoy, el terreno cuenta con villas de lujo que edifica la Constructora Alquimia a precios millonarios y en un espacio que antes era desconocido. Y es que, los altos muros de piedra que la cantante mandó construir para preservar la intimidad de los suyos, impedían ver la espléndida parcela que ahora ha quedado a la luz y que adquirió, tal y como publicó este medio en marzo de 2015, un misterioso empresario británico con la sociedad Grand Fashion Banús SL.

Entonces, Isabel Pantoja se deshacía de la villa marbellí por 2,2 millones de euros en metálico, que le mercantilizó Agustín Pantoja (56). Fue precisamente su hermano favorito quien negoció en su nombre con el representante del comprador inglés, que le representaba Alejandro de Luna, administrador de la sociedad española Grand Fashion Banús SL. Esta fue creada en Málaga solo una semana antes -el 18 de marzo de 2015-, para adquirir la propiedad, que ahora luce entre andamios como un emporio de lujo.

A día de hoy, el terreno de 'Mi Gitana' se encuentra entre andamios. EL ESPAÑOL

La compra

Isabel Pantoja quiso vender 'Mi Gitana' a un precio más elevado. De hecho, se puso inicialmente a la venta por 3,8 millones de euros. Sin embargo, la tonadillera no encontró comprador antes de entrar en prisión y tuvo que bajar su precio. Al final admitió los 2,2 millones de euros en metálico que le daba la empresa del millonario inglés para saldar sus deudas. Se trata de una venta que años después sigue dando que hablar.

En la actualidad, las autoridades siguen buceando en el 'modus operandi' de cómo se produjo. La identidad del comprador de la parcela todavía es una incógnita. Nada más adquirirla, contrató a una empresa de excavadoras para que redujera a escombros el inmueble, con el fin de evitar la ocupación de la villa. En aquel momento, Gonzalo Sánchez, el empresario encargado de la demolición, explicaba a esta periodista que al dueño de la propiedad le urgía la demolición de la casa por los okupas que se estaban metiendo. "Ahora, allanado el terreno, ya no hay opción de que se aloje gente en su interior. Solo nos han pedido que lo dejemos liso y que respetemos todos los árboles sin podar ni uno", aseguraban.

La representación española de la sociedad Grand Fashion Banús SL son los que se han ocupado de todo. Precisamente, cuando se hizo oficial la venta de 'Mi Gitana', este medio entrevistó a Alejandro de Luna, nieto de uno de los notarios más prestigiosos de Marbella y administrador de la sociedad que realizó la transacción de la compra.

Detalles del terreno de 'Mi Gitana'. EL ESPAÑOL

En su momento, el administrador único reiteró que "no hay que ver nada extraño en la compra de 'Mi Gitana', porque no lo hay. Cuando el actual propietario del inmueble compró la casa, no sabía ni siquiera de quién era, ni en qué condiciones estaba". Entonces, aseguraba que la compró porque le gustaba Marbella. "Vio que se encontraba en una urbanización muy tranquila, privada y con bastante seguridad y eso le hizo decidirse. También el precio. La ha comprado con la intención de demolerla y aún no sabe si hará una o dos casas para habitarla o bien para fines empresariales", agregaba a este periódico, dando pista de lo que ya se ha hecho.

Precio cerrado con Agustín

"Cuando el empresario decide comprar esta casa y habla con Agustín Pantoja para cerrar el precio, es cuando me contratan a mí para que investigue las condiciones de la vivienda. Es decir, comprobar si tiene alguna hipoteca, alguna deuda, si tiene embargos. En fin, que la casa pudiera comprarse sin ningún tipo de irregularidades", ha insistido el administrador a esta periodista. "Cuando se comprobó que todo estaba en orden, el empresario decide comprar. Y lo quiere hacer a través de una sociedad, que es como se hace en su país con todas las gestiones empresariales que realiza", ha explicado.

Sobre la creación de la sociedad de la compra, Grand Fashion Banús SL, una semana antes de su adquisición, se dio así "porque es cuando realmente se cierra el precio con Agustín Pantoja. Todo se puede comprobar en el registro", sentencia su administrador único a este medio.

El magnate

En todo momento, Alejando de Luna ha asegurado que "todo se hizo legal". "La compra a través de una sociedad en España es porque el nuevo propietario tendrá beneficios fiscales a la hora de contratar personal", explica.

El misterioso magnate del nuevo Beverly Hills sigue detrás de un velo. Su hombre en España precisa a JALEOS que "es una persona de éxito empresarial en Reino Unido. No es famoso en su país, pero sí tiene mucho dinero. Si no doy el nombre es porque se trata de un empresario extranjero, que la inversión la hizo a través de una empresa española participada por una empresa británica suya. Él no quiere aparecer ni saber nada de medios de comunicación".

Así era Mi Gitana, la casa de Isabel Pantoja y Julián Muñoz en Marbella. Gtres

Precisamente estos días han salido a la luz ciertas irregularidades por parte de Isabel Pantoja en la venta. La vivienda de Marbella tenía cargas y deudas superiores al precio de venta y su comprador, tal como ha contado Alejandro de Luna a este medio, exigía comprar sin cargas. Al parecer, según consta en un procedimiento judicial abierto en el Juzgado Número 3 de Marbella, que rige Gonzalo Divar, podría imputársele a la tonadillera acuse de estafa, apropiación indebida, alzamiento de bienes e insolvencia punible.

La compraventa de 'Mi Gitana' sigue mirándose con lupa, ya que las acciones de Grand Fashion Banús SL, registrada con la finalidad de poseer bienes inmobiliarios, está a nombre de la sociedad extranjera Millennium Business Development Ltd, una sociedad que no está abierta en Londres, sino en uno de los paraísos opacos que dependen del imperio británico: Jersey. Mientras tanto, las obras prosiguen a ritmos acelerados, con la finalidad de que estos codiciados palacetes de lujo puedan ocuparlos próximamente los nuevos compradores.

[Más información: Kiko Rivera reaviva la guerra con su madre: "¡Es duro ser huérfano sin serlo!]