Hacía mucho tiempo que nada se sabía de Coto Matamoros (64 años). Tras años alejado de la televisión y, por tanto, de las polémicas, Coto Matamoros ha regresado para hablar de su nueva vida y también de su hermano, Kiko Matamoros (64), que, sin duda, está de actualidad informativa desde que el pasado fin de semana se sentase en Domingo Deluxe y confesase que desde los 15 años consume drogas. 

Noticias relacionadas

El menor de los Matamoros ha roto su silencio en La Razón. En sus declaraciones, el hermano de Kiko asegura que le sorprende que este ahora confirme sus adicciones después de que lo haya negado toda su vida en televisión: "Se ha tirado 20 años negando que se drogaba, me descalificaba por ser drogadicto y ahora dice que es cocainómano desde los 15 años para llamar drogadicta a Makoke. Es el tipo mas ruin que pisa la tierra".

Coto Matamoros en una imagen de archivo. Gtres

A su vez, Coto Matamoros confiesa que su hermano ha perdido la dignidad que le quedaba tras el testimonio de la semana pasada: "Ha llegado al límite de la obscenidad y ha demostrado una miseria estratosférica, un matonismo con su mujer y una suciedad infinita. Ha perdido la poca dignidad que le quedaba".

Por si cabe alguna duda, en la entrevista Coto Matamoros confiesa que no hay ninguna posibilidad de que se produzca un acercamiento con su hermano: "No me planteo un acercamiento con él. Si yo fuese justo le tendría que haber metido veinte o treinta querellas criminales". Coto regresa para quedarse: el 14 de febrero estrenará DDT, como informa el citado periódico, un programa online con una plataforma propia: "DDT estará fuera del control de la censura de la izquierda y será muy crítico con la situación actual de nuestra sociedad". 

Coto ha estado fuera de España muchos años. Vivió en Los Ángeles (California) y en República Dominicana. Allí colaboró para una fundación con sede en 35 países. Esta fundación se dedicaba al "desarrollo personal y espiritual" de las personas. "Mi vida consiste básicamente en buscar la felicidad. Y todo ese mundo me aleja de ella. No deseo que la gente sepa nada de mí. Busco la belleza como posibilidad constante, y esa emoción no se encuentra en la basura que supone hacer juicios de gente que vive en el estercolero de la tele", reconocía entonces Coto en declaraciones para JALEOS. 

En aquella entrevista, también atacó a su hermano sin ningún ambage: "Kiko tiene muchos problemas. Debe un millón y pico de euros a Hacienda. Lo que me extraña es que la Agencia Tributaria se deje chulear por él... Y encima presume de pagar lo que paga cada mes por el hotel en el que vive. Considero a mi hermano un psicópata de manual. Solo me ha hecho daño, y a mi hija también. La preocupación de mi hermano era dejarme como un monstruo en televisión para sentirse bien él". 

La confesión de Kiko 

El pasado domingo, a Kiko Matamoros no le tembló la voz para reconocer una adicción que le ha acompañado a lo largo de su vida desde los 15 años, la cocaína. "Yo soy cocainómano desde los 15 años pero nunca he tenido un problema grave con esa adicción. Nunca he tenido una adicción importante", reveló el colaborador de televisión.

"Desde los 15 años no he dejado de consumir, cuando empecé con Marian levanté el pie porque ella no era consumidora. Ella no lo soportaba. Con Makoke ha sido la etapa de mi vida dónde sí hice del consumo de cocaína algo habitual", sentenció. Cuando le preguntaron si él y Makoke compartían esta práctica, Kiko explicó: "No voy a señalar a nadie, pero era voz pópuli. A mí nunca me ha condicionado el consumo. Makoke conmigo no aprendió nada, te lo juro por mi madre". 

Kiko Matamoros durante el polígrafo. Mediaset

Reconoció que su actual pareja, Marta López (24), tampoco comparte esta adicción.  Kiko explicó cómo lleva ella esta situación: "Marta es antitodo de esto, he consumido en alguna ocasión, pero no he compartido y me he visto en una situación ridícula. Aún hay veces que vienen amigos a casa y ella se cabrea". Aunque el colaborador de Sálvame aseguró que sus hijos sí que son conocedores de la situación que le acompaña desde hace tiempo, explicó que desde que está con Marta ellos están mucho más tranquilos en ese aspecto: "Mis hijos sí lo saben y si no lo intuyen. Mis hijos estaban preocupados cuando estaba con Makoke, ahora están encantados".

[Más información: Así es la nueva vida de Coto Matamoros fuera de la televisión]