Himar González (44 años), la meteoróloga de Antena 3 Noticias que acompaña a Matías Prats (68) y Mónica Carrillo (44) en sus partes informativos de los fines de semana, experimentó un diciembre muy difícil en el que pasó 11 días ingresada en el hospital con un grave diagnóstico. Justo cuando se cumple un mes de su gran susto -por el que casi pierde la vida, tal y como ella misma ha contado-, la presentadora se recupera ya en tiempo récord y mucha de esa rauda mejora se la debe a lo que más quiere: su tierra natal, Gran Canaria; y su familia.

Noticias relacionadas

La experta en meteorología puso rumbo a las islas afortunadas estas Navidades para disfrutar del mejor ambiente posible tras un mes repleto de incertidumbre y preocupada al máximo por su salud. En su amado archipiélago, cumplió con una costumbre que sana todas sus heridas para iniciar el nuevo año con fe y optimismo: "Tengo como tradición bañarme en el mar cada 1 de enero para comenzar el año limpia de las cosas menos buenas que el anterior año haya podido traer y arrancar con fuerza, con ganas y con energía el nuevo año", escribía en su Instagram junto a dos espectaculares fotografías en las que se la veía buceando por las profundidades marinas del océano Atlántico.

Himar, fotografiada por su hermano en el océano Atlántico que baña Gran Canaria. Eduardo González (RRSS)

Estas bellas instantáneas esconden un detalle muy especial: están realizadas por el hermano de Himar. Eduardo González es fotógrafo profesional, que trabaja con cámaras de alta gama, GoPro o incluso con Iphone para captar lugares y retratos tan impresionantes como el posado de sirena que protagoniza la presentadora en el escenario azul turquesa de su mar favorito.

Los hermanos González tienen muchas aficiones en común, como su adoración por los animales y viajar alrededor del mundo. De hecho, volaron juntos a rincones tan exóticos y lejanos como Bangkok, donde el joven ejerció de perfecto fotógrafo. Pero en el pasaporte de Eduardo -o Edu, como se hace llamar en redes- hay muchos más sellos que en el de su hermana. El camarógrafo ha recorrido el planeta: desde Roma, París o Liverpool hasta Islandia, Costa Rica, Indonesia, San Francisco o Nueva York.

Pero es otro hobby que comparten el que está ayudando a Himar a superar su horrible mes de diciembre. Los hermanos son aficionados al deporte, sobre todo a las disciplinas acuáticas. Edu desconecta en mitad de las olas practicando surf o haciendo submarinismo, y estas Navidades ha acompañado a su hermana en estos ejercicios en el mar a modo de terapia curativa tras el susto de salud que la llevó a estar inmóvil en la cama de un hospital durante más de 260 horas.

Estas fiestas navideñas han llegado en el momento perfecto para Himar, ya que han permitido a la meteoróloga rodearse de las personas que más quiere y que más la ayudan a salir adelante. Su hermano es una pieza fundamental, al igual que sus sobrinos, con los que ejerce de "orgullosa tía". Las sonrisas de los suyos y su buena energía han sido la mejor medicina para Himar después de vivir los peores días de su vida.

Fue el pasado 2 de diciembre cuando la presentadora de El Tiempo de Antena 3 preocupó a sus seguidores tras publicar en su perfil de Instagram que estaba ingresada en el hospital por una patología de la que no quiso dar detalles.

A punto de morir

El 18 de diciembre, Himar González habló por primera vez de la enfermedad que le llevó a estar ingresada en el hospital durante 11 días. La canaria desveló que el motivo de su dolencia fue consecuencia de una bacteria. "Fue causándome una infección interna muy grave, y la infección pasó a sangre. Afortunadamente, lo pillamos a tiempo. Porque uno o dos días más tarde y posiblemente, tal y como me dijeron, ya no estaría aquí…", aseguró entonces a ¡HOLA!.

Uno de los primeros síntomas que notó fue el aumento de la temperatura que llegó a alcanzar los 40 grados de fiebre, razón por la cual pensó que podría tratarse de coronavirus, como ella misma relató: "Comencé a encontrarme mal el domingo en el trabajo. Y el lunes ya amanecía con 40 de fiebre. Llamé a Antena 3 siguiendo el protocolo de empresa anti-Covid. Sobre la marcha, y con todas las medidas de seguridad aplicadas, me hicieron el test y salió negativo. No conseguía bajar la fiebre con nada. Además, venía acompañada de muchos temblores y dolores fuertes. Tras 24 horas sin conseguir que la fiebre bajara de 40, ingresé en Urgencias y ya allí tras realizarme exhaustiva y rápidamente todas las pruebas pertinentes, quedé ingresada en planta 11 días más".

Himar González permaneció 11 días ingresada en el hospital. RRSS

Tras la undécima noche en el centro médico, la canaria por fin recibía el alta hospitalaria y podía volver a casa pero pendiente aún de su salud y su recuperación paulatina: "A casa. Todo ha ido bien. Muy bien. Seguiré con mi recuperación. Y pronto, muy pronto, volveré", escribió en Instagram. Este fue también el canal elegido días después por la presentadora para anunciar que regresaba a la televisión para presentar cada fin de semana las predicciones meteorológicas.

Himar parece haber recuperado ya la normalidad y además de volver a entrenar en el gimnasio, ha volado a su Gran Canaria natal para pasar los días más especiales de la Navidad.

[Más información: Himar González desvela que ha estado a punto de morir y revela el motivo de su ingreso]