Marbella

Kiko Rivera (36 años) vuelve a sumar una nueva polémica. Este sábado, el hijo de Isabel Pantoja (64) ha sido señalado duramente en Marbella por "contribuir y prestarse a cometer un atentado contra la salud pública". "La tercera ola en camino por culpa del Paquirrín", comentaban algunos de los presentes en el centro comercial La Cañada Shopping.

Noticias relacionadas

Así le increpaban los compradores del citado establecimiento donde una avalancha de gente -más de 800 personas según ha podido confirmar EL ESPAÑOL por fuentes policiales- desbordó el aforo en un evento en el que se encontraba el hijo de la tonadillera. El acto público tuvo lugar a las 20 horas de la tarde en un centro comercial de Marbella donde el vástago de la artista junto a Omar Montes (32) y Luis Rollán (44) encarnaban a los Reyes Magos de Oriente.

Aglomeración en el centro comercial La Cañada Shopping. Redes sociales

El acto tuvo que ser desalojado por la Policía Local ante la avalancha de gente que se concentró sin respetar las normas de la pandemia de coronavirus. El Ayuntamiento de Marbella, a través de la Policía Local, en colaboración con el Cuerpo Nacional de Policía, se personaron en el Centro La Cañada Shopping, para paralizar el acto que se celebraba en el centro comercial.

Allí Omar Montes, que ya fue sancionado hace unos meses por su fiesta de influencers en una villa de lujo de la localidad, cantaba sus canciones rodeado de público. El desalojo del centro comercial debido al exceso de aforo se hizo al final del acto. En las imágenes que se han difundido por los visitantes que emitían por redes sociales se vio el caos en el centro. Las imágenes en directo alertaron a la Policía, que se dispuso a disolver las aglomeraciones que se han producido a lo largo del evento.

Los promotores del acto y los responsables de La Cañada Shopping, que eligieron convertir en plató de Telecinco el lugar con los personajes Kiko Rivera, Omar Montes y Luis Rollán, acompañados de Fani Carbajo (36) como Estrella de Oriente, han sido muy criticados. "¿Cómo en plena pandemia dejan montan este pollo de gente?", exclamaba, Javier Ridruejo, que cogía a sus hijos a toda prisa para sacarlos del centro comercial asustado. "Serán Melchor, Gaspar y Baltasar con las ropas de estos payasos los que nos traigan la tercera ola del Covid a Marbella".

Kiko Rivera, Omar Montes y Luis Rollán como los Reyes Magos en Marbella. Gtres

Muchos de los presentes llamaron a la Policía. La polémica se ha generado porque en el cartel anunciador de Platea Galia Producciones, los controvertidos Reyes Magos iban a estar en La Cañada realizando el evento en circuito cerrado, como consecuencia de la pandemia. El acto iba a ser sin público, pero luego no fue así. Y también se retransmitió a través de una conexión en directo con el programa Viva la vida de la cadena de televisión Telecinco.

Las críticas están siendo demoledoras para el dueño del centro comercial Tomás Olivo, al que llaman "el rey de los centros comerciales" y es el séptimo español más rico al acumular 1.800 millones de euros. Hace unas semanas organizó el alumbrado navideño de sus instalaciones dando las gracias a los héroes de este 2020 con un acto en el que asistieron los representantes las Fuerzas Vivas de la Seguridad del Estado de la ciudad.

Este sábado, personas como Anabel Cuevas pedían textualmente: "Por favor, que el dueño de la cañada, si tiene vergüenza quite, el eslogan de 'GRACIAS HÉROES' de detrás, que es un insulto hacia nosotros, aprobando el acto que han permitido hoy. Soy una sanitaria del Hospital Costa del Sol". Los integrantes del evento salieron del centro una vez terminado el evento. Todo se paralizó cuando ya casi había terminado. El mal ya estaba hecho.

Este diario ha podido averiguar por fuentes policiales que las líneas de la Policía Local se han colapsado de personas llamando para que los agentes pudieran acabar con el acto público. El centro comercial ha emitido el siguiente comunicado: "Desde la Cañada Shopping queremos transmitir nuestras más sinceras disculpas ante todos los ciudadanos. En la convocatoria del evento señalaba claramente que era un evento sin público retransmitido por nuestras redes sociales con el himno procedimiento que actos anteriores".

Y prosigue: "Debido a la popularidad de los integrantes no se han podido cumplir las medidas sanitarias impuestas por el centro comercial por el comportamiento de algunos fans y se ha tenido que suspender el evento ya que no se respetaba la distancia de seguridad marcada por las medidas sanitarias. Por lo tanto, la Cañada Shopping se ha visto obligada a interrumpir cancelar el evento antes de lo previsto para garantizar la seguridad de sus clientes".

Y concluyen: "Queremos poner en valor la impecable actuación de la Policía Local de Marbella y las Fuerzas de Seguridad del Orden del Estado a los que hemos tenido que recurrir para restaurar el orden. Gracias por vuestra comprensión".

[Más información: El rotundo comunicado de Kiko Rivera sobre su última decisión en su guerra con Isabel Pantoja]