Jacobo Ostos (36 años), hijo de Jaime Ostos (89) y Mari Ángeles Grajal (67), se encuentra envuelto en una gran polémica tras una noticia que ha salido a la luz este mismo viernes. El programa de Ana Rosa ha desvelado que el joven estaría enriqueciéndose, en pleno estado de alarma, organizando fiestas ilegales en su domicilio.

Noticias relacionadas

El Dj llevaría dos meses utilizando el sótano del chalet del torero y la doctora en Villaviciosa de Odón para montar eventos clandestinos por los que ya se habría embolsado cerca de 300.000 euros.

Jacobo, del que lo último que se conocía es que estaba ganándose la vida en una web de contenidos para adultos, organiza fiestas de jueves a domingo en el sótano de la casa de sus padres, mientras Jaime Ostos y Mari Ángeles Grajal duermen en el piso de arriba de la vivienda familiar, según lo contado en el citado programa.

Ana Rosa Quintana (64) y sus colaboradores aseguran que el joven Ostos llevaría organizando estas fiestas 9 semanas, y se habría embolsado por cada una de ellas la friolera de 10.000 euros. Y es que, con todo organizado a la perfección, el artista cobraría una cantidad de mil euros por una mesa para seis personas. En un sótano en el que la única ventilación sería un ventilador de pie, no faltarían ni bebida a raudales ni un Dj a los platos de una mesa de mezclas para amenizar el evento.

Los invitados -selectos hombres con grandes posibilidades económicas, mientras que entre las mujeres destacan por ser chicas de imagen- pagarían 1.000 euros por asistir a esta fiesta ilegal y clandestina, con barra libre de alcohol y champán entre las 00.00 de la noche y las 6.00 de la mañana. Según ha destapado el programa, con imágenes filtradas a través de las redes sociales, en cada fiesta habría una media de 30 personas que, además de incumplir el toque de queda y las restricciones sociales, tampoco respetarían la distancia de seguridad ni llevarían mascarilla.

Pese a que la Guardia Civil se ha presentado en la casa de Jaime Ostos y Mari Ángeles Grajal ante la cantidad de coches aparcados en la puerta del chalet más tarde de las 00.00 de la noche, Jacobo Ostos no les ha abierto la puerta en ningún momento.

La respuesta de su madre

Mari Ángeles Grajal, indignada por esta información por la que su hijo podría enfrentarse a una elevada multa administrativa además de a un delito contra la seguridad pública, la ha desmentido rotundamente.

Hola, Mari Ángeles, ¿podría dar una explicación de las fiestas de su hijo en casa?

Mira, me acaban de llamar para preguntármelo y es falso todo.

¿Es falso entonces que estuvo este jueves por la noche la policía?

Ha estado la policía en casa, me he levantado yo, han entrado y estábamos durmiendo.

Mari Ángeles Grajal siempre ha sido una gran defensora de su hijo, al que adora. Gtres

¿Pero no es verdad que su hijo está haciendo fiestas en el sótano de su casa?

¡Que no es verdad por favor, que no es verdad!

Se supone que lleva varios meses, ¿igual ustedes no se han enterado?

Pues mira, la casa es muy grande pero te aseguro que nos enteraríamos. A parte que no, si es que... pufff.

¿Y la razón por la que la policía se ha personado en su domicilio cuál es?

Porque había recibido una llamada. O sea, es como si yo llamo a tu casa y digo que te están robando y no es verdad.

Decían que se habría embolsado unos 300.000 euros en estos meses.

(Ríe) Por favor. Os digo que es absolutamente falso.

¿Ha podido hablar con su hijo? ¿Él lo va a desmentir?

¡Pero claro! ¡Claro si es que es todo falso!

¿Y de dónde ha podido salir la información?

No tengo ni idea, si lo supiera claro que te lo diría. Lo denunciaríamos

¿Han tenido problemas con los vecinos?

No, no. Por favor, para nada. Los vecinos seguro que no han sido

[Más información: Jacobo Ostos cierra sus negocios de restauración y se centra en su carrera de DJ]