Bertín Osborne (65 años) lleva varias décadas compaginando su éxito en los escenarios con su faceta como presentador de programas de televisión, dos ámbitos en los que ha obtenido notables triunfos que han otorgado a su nombre grandes cotas de popularidad tanto en España como en el exterior.

Noticias relacionadas

Ese reconocimiento se ha traducido en boyantes ingresos para el artista. Actualmente, el cantante está al frente del programa de entrevistas Mi casa es la tuya en Telecinco, donde se embolsa unos 30.000 euros por emisión, según informa El Confidencial. A ello hay que sumarle el sueldo que recibe por presentar El show de Bertín en Canal Sur, un programa que cuesta a la productora 85.000 euros por entrega, aunque se desconoce qué porcentaje va a parar a la cuenta corriente del artista.

Bertín Osborne comenzó su carrera como cantante hace cuatro décadas.

Pero la música y la televisión no son las únicas actividades de las que Bertín Osborne obtiene ingresos. El cantante también lleva años desarrollando su faceta como empresario, con toda una red de sociedades con las que en 2019 ha facturado más de 400.000 euros fuera de los platós, según los datos a los que ha tenido acceso JALEOS.

A pesar de la nada desdeñable cifra, lo cierto es que las cuentas del cantante han sufrido una notable reducción de ingresos en los últimos dos años, mientras que las deudas de algunas de sus empresas se han multiplicado en este período.

El más importante de los negocios de Bertín es Corporativa Ecuanor SL, una empresa que fundó en 2009 para la "creación de espectáculos y programaciones culturales y musicales". Esta sociedad registró el año pasado unos ingresos de 238.305 euros, una cuantía que desde 2017 se ha reducido en casi un 85%, pues en ese año el artista facturó 1,5 millones de euros a través de esta empresa.

El artista ha llegado a facturar ingresos millonarios a través de sus empresas. Gtres

Esa significativa reducción de ingresos no ha impedido que la sociedad obtenga unos beneficios de 16.727 euros; sin embargo, esta cantidad resulta insignificante en comparación al casi medio millón de euros en positivo con el que cerró el año 2017 y los 69.719 euros de 2018.

Lo que sí ha aumentado de forma considerable en los últimos ejercicios es la partida de deudas de la empresa. En un año, las obligaciones a largo plazo de esta corporación han crecido en más de 800.000 euros, acumulando una deuda de 2,3 millones de euros con entidades de crédito. En cuanto a las deudas a corto plazo, es decir, las que deben ser solventadas en menos de un año, la empresa registró una cifra de 345.226 euros en 2019.

Cabe destacar que, pese a la notable reducción de la cifra de negocios, lo cierto es que esta empresa acumula un patrimonio de cercano al millón y medio de euros y un activo total de más de 4,3 millones. Además, cuenta con más de 3,9 millones de euros en inversiones financieras a corto plazo, es decir, en depósitos bancarios, Letras del Tesoro o fondos de inversión.

Otra de las compañías que mayor peso tiene dentro del entramado empresarial de Bertín Osborne es Crooner 2016 SL, sociedad que fundó hace cuatro años para gestionar todos los conciertos de la gira nacional de su último disco, Yo debí enamorarme de tu madre.

Bertín Osborne se embolsa 30.000 euros por cada programa de 'Mi casa es la tuya'. Mediaset

Tras haber registrado unas pérdidas cercanas a los 70.000 euros en 2018, esta empresa ha logrado volver a la senda de los beneficios con un balance positivo de 21.404 euros en el último ejercicio. Esto se ha producido, en parte, gracias a los 222.603 euros que ha facturado, un 85% más que en el año anterior.

Pese a haber remontado ligeramente la situación del ejercicio pasado, las deudas de Crooner ascienden a más de 200.000 euros, de los cuales 115.288 pertenecen a la partida de deudas que han de abonarse a corto plazo.

Analizando la situación de estas dos empresas se puede conocer un esquema general de la situación financiera de Bertín Osborne, pues con estas sociedades facturó en 2017 más de 2 millones de euros, mientras que en 2019 apenas ha ingresado 400.000. La buena noticia es que las cuentas de ambas corporaciones siguen en positivo y no registran pérdidas. Además, el millonario patrimonio del artista supone una garantía evidente para hacer frente a posibles obligaciones futuras.

Los ingresos del cantante se han visto notablemente menguados en 2019. Gtres

No obstante, estas no son las únicas sociedades que administra el cantante. Bertín gestiona otras dos empresas que llevan dos años sin registrar actividad, presentan cuentas en números rojos y suman una importante deuda. Se trata de Bodegas conde de Donadio de Casasola SL y Bertín Osborne Intermediaciones SL.

La primera la fundó en 2003 para aventurarse en el mundo de los vinos y diversificar así la actividad de sus negocios. En sus cuentas anuales consta un resultado de 7.397 euros en negativo y acumula una deuda a largo plazo de más de 49.000 euros, mientras que a corto plazo debía al cierre de 2019 más de 1,3 millones de euros.

A esa cifra hay que sumarle los 196.088 euros de deuda a corto plazo que registra la segunda de estas empresas, la cual fue creada en 2006 para la organización de espectáculos culturales y musicales, y para la adquisición de negocios relacionados con el ramo de la hostelería.

Solidario

Bertín y su mujer, Fabiola, han mostrado su lado más solidario a través de su fundación. Gtres

Además de ser un reconocido artista, presentador y empresario, Bertín Osborne ha mostrado su faceta más solidaria junto a su mujer, Fabiola Martínez (47). Ambos llevan años liderando numerosas causas sociales a través de la fundación que lleva el nombre del cantante.

La Fundación Bertín Osborne, que ayuda a cerca de 2.000 personas, se vuelca con causas relacionadas con la parálisis cerebral, enfermedad que sufre Kike (13), el hijo de la pareja, así como con otras dolencias e incapacidades, recaudando fondos, dando visibilidad y apoyo tanto a los afectados como a sus familias.

La implicación de Bertín y Fabiola en la fundación ha sido máxima y ahora, el matrimonio ha promovido una nueva iniciativa, poniendo a la venta un décimo de Navidad con fines solidarios. En concreto, el número 87.738. "Pide un deseo, ¿y si cae el Gordo de Navidad?", reza la promoción.

"Jugando este décimo estás ayudando a mejorar el bienestar de la familias de niños y niñas con discapacidad a través de las iniciativas de información, formación y atención psicológica de la Fundación Bertín Osborne", explicaba Fabiola a JALEOS. La mujer del cantante ha explicado que este tipo de iniciativas son vitales en los tiempos difíciles que corren: "Queremos recaudar fondos para seguir adelante, creando nuevos modelos de atención y servicios acordes. Bertín y yo, ahora más que nunca, estamos al pie del cañón para seguir de la mano con las familias. Hemos puesto toda nuestra energía e ilusión".

[Más información: El proyecto más solidario de Bertín Osborne y Fabiola tras la Covid de Kike: los detalles]