Marta López (46 años), Alba Carrillo (34), Lydia Lozano (59), Isabel Rábago (46), Belén Esteban (46) o Rosa Benito (64). Cada una tiene su estilo, pero coinciden en un único punto. Desde hace poco menos de dos años, al momento de vestir, son varias las colaboradoras de televisión que han decidido apostar por una misma firma de precios asequibles, que en muy poco tiempo ha conseguido hacerse un hueco fuera de nuestras fronteras.

Noticias relacionadas

Se trata de Koker, una marca hecha en Europa que comenzó en el centro histórico de Toledo en 2014 y que hoy cuenta con tiendas propias y franquicias. Además, está en países como Portugal, Bélgica, Suiza, Rumanía, México, Guatemala y Costa Rica. Las tiendas de esta firma destacan por tener una puesta en escena muy impactante y visual. Lo que en un principio generó "miedo" en algunas personas, porque pensaban que vendían prendas costosas.

"Tuvimos que poner un pequeño reclamo de low cost fashion para invitar a la gente a entrar. Fue una manera de penetrar en el mercado. Pero ahora que nos han conocido y saben nuestros precios y cómo es nuestro método, este 'sobrenombre' está desapareciendo", comenta a JALEOS Priscila Ramírez, directora creativa de la marca. Además, ha explicado el éxito de su firma en la pequeña pantalla y cómo es el proceso para vestir a un rostro habitual del prime time

Imagen de una de las tienda Koker. Koker

¿Qué diferencia a Koker de otras marcas?

Por un lado, vestimos a casi todo tipo de mujer. Hemos dado con un patrón talla única, que va desde la S hasta la XL. Otra clave de nuestro triunfo ha sido el cuerpo a cuerpo en tienda. Todas nuestras dependientas están formadas como personal shopper. Es un valor añadido para nuestra clientela, que sabe que la van a asesorar de forma cualificada. Además, hacemos pocas unidades por modelos y todas las semanas renovamos la colección para no ir unificadas. Esto hizo que se fuera corriendo la voz de lo que es nuestro método.

¿Cómo llegaron las colaboradoras de televisión a su marca?

Nos vinieron a buscar de forma casual. Hace menos de dos años, las estilistas de la televisión se empezaron a poner en contacto con nosotros. El primer canal con el que trabajamos fue con La Sexta. A raíz de eso y uniendo la presencia en redes sociales, me contactó María Jesús Ruiz, que de hecho estuvo presente en uno de nuestros actos. Después Raquel Bollo, Belén Esteban y así. A día de hoy, trabajamos con todas las televisiones a nivel nacional: Televisión Española, Mediaset, La Sexta. También con algunas regionales, como Canal Sur.

¿Cuál ha sido su impresión al ver que personajes públicos visten de Koker?

Que una estilista se interese por nuestra ropa es un orgullo para nosotros. El hecho de que muchas caras conocidas vistan nuestras prendas ha hecho que la gente se empiece a fijar en la marca.

¿Ha impactado positivamente en sus ventas?

Sí. Sobre todo por el número de seguidores que tiene en redes sociales un personaje que está a diario en prime time. Ahora, a nivel de marca todo se mueve por Instagram y el número de seguidores reales que se tenga. Que una celebridad, que abarca a muchísimas personas, lleve a diario nuestra marca en televisión ha disparado nuestro número de seguidores. Pero no es lo único. Es un cúmulo de muchos factores. También es una combinación de nuestros diseños y precios.

¿Qué es lo que gusta de su marca a los rostros televisivos?

La rapidez de producción y de modelos nuevos de forma constante es para los rostros de la televisión un reclamo. Además, hacemos ropa divertida y diferente. Desde que comenzamos a trabajar con La Sexta se fue corriendo la voz por la rapidez que tenemos en producción. Los personajes de la pequeña pantalla consumen muchísima ropa, porque son muchas horas frente a las cámaras todos los días. Hay que tener un respaldo de producción detrás que pueda vestirlas.

¿Cómo es el proceso para vestir a una persona que trabaja en televisión?

Hay dos vías. Con las presentadoras de televisión se hace todo a través de los departamentos de estilismo. Son las estilistas quienes trabajan conmigo en la selección de los looks. En el caso de las colaboradoras es directamente con el personaje. No se gestiona a través de ningún departamento. 

¿Ellas también participan en las propuestas de los looks?

Depende. Algunas tienen su propio criterio y deciden prácticamente todo, por lo que ven en nuestras fotos y en la web. Pero hay otras a quienes vestimos de arriba a abajo porque así nos lo piden. 

Después de lucirlas en televisión, ¿se quedan con las prendas?

Depende. Si les gusta algún modelo que hemos sacado, yo encantada se los regalo. Pero no lo hacen todas ni ocurre siempre.

Alba Carrillo, con un 'look' de Koker.

Koker también tiene presencia en el extranjero. ¿Visten a algún rostro televisivo internacional?

No. Fuera de nuestras fronteras, el tema de la televisión no es igual. Encontrarse programas como los que estamos acostumbrados aquí es complicado. Ahora empezamos a abrir en Francia, donde sí vamos a seguir esta línea de vestir a presentadoras, blogueras, celebridades… Hemos visto que nos funciona como estrategia y vamos a comenzarlo a hacer.

¿Algún personaje que le gustaría vestir?

Aunque sí se ha puesto alguna prenda, me gustaría que lo llevara mucho más India Martínez. Es un perfil que me encanta. A nivel de televisión, en Mediaset por ejemplo, me encantaría poder contar con Lara Álvarez. De periodistas, con Ana Rosa Quintana. En cuanto a cantantes, me gustan estilos más desenfadados como el de Vanesa Martín.

Hasta hace unos meses la marca no contaba con tienda online. ¿Por qué tardaron tanto en sacarla?

Empezamos en el confinamiento, trabajando de forma online, renovando y poniendo a punto nuestra estrategia digital. Tardamos porque nuestro punto fuerte siempre ha sido el cuerpo a cuerpo. Desde las tiendas, donde está un personal cualificado. A nuestras clientas, además, les gusta conocer las prendas en persona. 

[Más información: Lo que hay detrás de los 'looks' de Sandra Barneda en 'La isla de las tentaciones': habla su estilista]