Carmen Borrego (53 años) afronta como puede todos los frentes que se ciernen sobre ella. En los últimos días, mucho se está hablando de cómo comenzó su relación sentimental con el que hoy es su marido, José Carlos Bernal. Un amor que, según personas pertenecientes al pasado del sociólogo, contó con daños colaterales. Ha sido Soraya, hija de la mujer que compartió 16 años con Bernal, quién ha contado en el programa Sálvame que la relación con su madre se rompió tras la irrupción de la colaboradora en sus vidas. 

Noticias relacionadas

Un relato que no deja en un buen lugar al yerno de María Teresa Campos (79), que ha negado tajantemente la versión que ha vertido a los medios la joven a quién trató en su día como una hija. Soraya mantiene que su madre no volvió a levantar cabeza desde que el letrado las echó del domicilio que compartían -propiedad de él- y que su romance con la hija de la presentadora respondía a sus ansias por dar "un braguetazo". 

Si bien es cierto que la joven defendió su teoría con vehemencia en el programa vespertino de Telecinco, los hechos a los que se refieren no responden a lo que en realidad sucedió. JALEOS conoce cómo comenzó la historia de amor entre Carmen y José Carlos, que tiene como peculiaridad la presencia de una intermediaria muy cercana a uno de los protagonistas. 

Carmen Borrego y José Carlos Bernal se conocieron a través de la hija de él. Gtres

Corría el año 2012 cuando Mayte, hija de José Carlos Bernal, comenzó a trabajar bajo las directrices de Carmen Borrego, por entonces directora de formatos de televisión. La joven entró en el equipo del programa que por entonces dirigía en cadena autonómica de Castilla-La Mancha, un ambiente puramente laboral que sirvió para que ambas mujeres entablaran una cordial relación jefa-empleada. "Eres la mujer perfecta para mi padre, me gustas para él", llegó a decir Mayte a Borrego, que, abierta a conocer al misterioso padre de su trabajadora, accedió a tener una primera cita. 

José Carlos, que ya por entonces era un hombre libre de ataduras sentimentales, tampoco se opuso a la idea de su hija, propiciando así un encuentro con la hermana de Terelu Campos (55). A la primera cita le sucedieron otras muchas, generando entre ellos un feeling que dio como resultado su boda dos años después. La celebración tuvo lugar en julio del 2014 en la que la pequeña de las Campos reconocía caminar hacia el altar con la certeza de que ese era el hombre de su vida. Una unión, hasta el momento, sólida que no ha logrado mermar la creciente popularidad que la exdirectora ha experimentado en los últimos años y que, según ella misma ha confesado, le ha pasado factura emocionalmente. 

La pareja no parece haberse resentido pese al aumento de la popularidad que Carmen Borrego ha experimentado en los últimos años. Gtres

Si bien es cierto que Carmen y José Carlos tiene caracteres que, a priori, resultan bastante opuestos, ambos parecen encajar a la perfección. El temperamento de ella conjuga con la aparente tranquilidad de él, que pese a la tremenda exposición de su familia política, continúa optando por mantener un perfil bajo ante las cámaras. Una discreción con la que no solo se ha ganado el corazón de Borrego, sino también el de su cuñada Terelu y el de su suegra María Teresa, que han calificado públicamente al madrileño como "una excelente persona". Un hombre que a ojos de las malagueñas, ha sido una de las mejores cosas que les ha sucedido a las Campos en los últimos años y que supervisa muchos de los proyectos de su popular familia política. 

[Más información: El marido de Carmen Borrego estalla tras ver la luz su pasado matrimonial: las medidas que emprenderá]