La vida de Noelia López (34 años) dio un viraje inesperado el 1 de junio del año pasado. Su marido y padre de sus dos hijas, el futbolista José Antonio Reyes, fallecía en un fatal accidente de tráfico que también se llevó por delante la existencia del primo pequeño del deportista, Jonathan, de 23 años; y provocó el ingreso hospitalario durante más de dos meses en la Unidad de Cuidados Intensivos de Juan Manuel Calderón, otro de sus primos: el único superviviente del siniestro.

Noticias relacionadas

En estos 15 tristísimos meses, Noelia López ha intentado buscar fuerzas de donde no las tenía para sacar adelante y sin que notasen apenas nada a las pequeñas Noelia (7) y Triana (2), el mejor legado que le dejó su pareja, su gran debilidad, sus dos hijas. Pero aunque el tiempo pasa, el calendario juega en su contra y a menudo le recuerda determinados días señalados.

Este martes día 1 de septiembre, José Antonio Reyes habría cumplido 37 años y en vísperas de esta jornada tan amarga, Noelia López sigue guardando sepulcral silencio. A lo largo de este año y tres meses, la jiennense no ha accedido a dar entrevistas, ha declinado todo tipo de ofertas pero no ha callado jamás en sus redes sociales. Todo lo contrario, siempre ha utilizado su cuenta de Instagram homenajear a Reyes y para dar salida a momentos felices junto al que fuera su marido y sus hijas en el tiempo que pasaron juntos.

Algunos de los momentos que Noelia ha compartido junto a José Antonio.

Sin embargo ahora algo ha cambiado. Pero, ¿por qué? ¿Hay alguna razón? Según ha podido saber JALEOS por el entorno de la viuda de José Antonio Reyes, Noelia ha decidido reducir sus publicaciones para evitar tener que lidiar con cualquier tipo de comentario incómodo y desafortunado por parte de alguno de sus casi 88.000 seguidores.

Hace unas semanas, la joven publicaba una hermosa imagen de sus hijas pasando un divertido día de verano en una especie de lago habilitado para darse un baño y también para montar en unos pequeños barquitos. En respuesta a esas instantáneas, Noelia López tuvo que soportar cómo un usuario, en concreto una mujer, le recriminaba que era "demasiado pronto" como para mostrar esa actitud lúdica con sus hijas en público.

Desde entonces, Noelia ha optado por la discreción y la prudencia, aunque las personas de su entorno confirman a este diario que, con total seguridad, este martes día 1 de septiembre dedicará un precioso mensaje con alguna foto o algún vídeo a su marido por su 37 cumpleaños. Así como lo hizo el día 1 de junio en el primer aniversario de la muerte de Reyes.

La nueva vida de Noelia López

Noelia López junto a sus padres y una de sus hijas.

En el mes de diciembre, aprovechando las vacaciones de sus dos hijas, Noelia López decidió romper con todo y mudarse desde Utrera, ciudad natal de Reyes, a la provincia de Jaén, su tierra. Es allí el lugar donde ella nació, creció y donde están sus padres, Antonio López y Juana Muñoz: sus dos grandes apoyos tras este gran golpe que la vida le asestó hace ya un año y tres meses

Triana y Noelia empezaron a ir a un colegio nuevo y según ha podido saber este diario se adaptaron a la perfección. En el mes de marzo, como el resto de niños de España y de gran parte del mundo, tuvieron que estar confinadas en su casa por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus. 

Gran pero triste historia de amor

En mayo del año 2011, Noelia López conoció a José Antonio Reyes y su destino cambiaría por completo y para siempre. Debido a los continuos movimientos de equipo de su pareja, la de Jaén decidió abandonar su carrera profesional para centrarse en el amor de su vida, con quien se casó el 17 de junio de 2017 y con quien formó su propia estirpe. Ocho años y un mes más tarde desde aquel primer encuentro entre ellos, la suerte -o siendo más precisos, la mala suerte- le jugaría la peor de las pasadas.

Reyes, quien fuera estrella del Real Madrid, el Arsenal o el Sevilla FC, circulaba con su propio coche -como mínimo- a 187 kilómetros por hora por la carretera A-376 cerca de Utrera -Sevilla- cuando la rueda trasera izquierda de su Mercedes S550 Brabus reventó. El deportista intentó controlar el bólido en ese momento pero dada la gran velocidad a la que conducía, no pudo hacer nada para evitar que el vehículo se saliera de la carretera.

Según consta en el informe pericial que llegó al juzgado de Alcalá de Guadaira, el que investigaba los hechos, el deportivo de alta gama de Reyes volcó y se incendió a unos 200 metros de la carretera. Él murió en el acto. Y con su partida, se llevó el alma de su esposa, quien ahora seguro soplará 37 velas de amor por él en el que habría sido el día de su cumpleaños.

[Más información: Noelia López comparte el recuerdo más emotivo de Reyes con sus hijas días antes de morir]