Desde el pasado 26 de julio, cuando recurrió a su perfil de Instagram para despedirse de una forma emotiva de su marido y agradecer a sus seguidores por todo el apoyo recibido, el paradero de Paz Padilla (50 años) ha sido totalmente desconocido. "Ahora estoy de retiro, atravesando el desierto más duro de mi vida, donde solo veo piedras en el camino. Él me ayudará a encontrar mi destino. Soy un animal herido", escribía entonces la actriz que no ha vuelto a publicar en sus redes sociales. Sin embargo, un story de su hija, Anna Ferrer (23), ha desvelado dónde se encuentra la presentadora de Sálvame en este verano tan amargo. 

Noticias relacionadas

La imagen compartida por Anna Ferrer en sus stories de Instagram, en la que se ve a Paz Padilla de espalda. Instagram

Entre las fotos compartidas por la joven se ha podido ver a Paz Padilla, en el Mirador El Túnel, en Cantabria, observando el paisaje. Una estampa, en la que se observa a la humorista a lo lejos y vestida de negro y verde, que transmite tranquilidad. Anna Ferrer, que ha sido su principal apoyo en este momento tan difícil, ha acompañado la imagen con la canción Ojos Noche, de Elsa y Elmar. En los últimos días, en el perfil de Instagram de la influencer, solo había aparecido su novio, Iván Martín, quien ha estado acompañando a la familia en todo momento. Así lo ha demostrado la hija de Paz en sus redes sociales y la propia actriz que, hace unas semanas le dedicó unas emotivas palabras.

"Gracias por demostrar que eres tan grande como mi Antonio, le diste tanto amor, al poco de conocerlo, supiste aprovechar lo que el te dio y te devolverá con creces, recibirá sus regalo. Gracias, gracias y solo cruzo los dedos para que no te alejes de nosotras porque eres un regalo de los ángeles. Gracias por tu fortaleza y amor hacia los tres. ¡Te quiero!", comentó Paz Padilla en una instantánea colgada por Iván Martín. 

Hace apenas unos días, la pareja abandonaba el norte de España y se trasladaba a Cádiz para acompañar a Paz Padilla, tras conocerse la muerte de la que fuera su suegra, Ana Isabel Agarrado. Una terrible pérdida para la presentadora, que ocurrió 24 días después de la muerte de su marido, Antonio Juan Vidal, quien falleció el pasado 19 de agosto, a los 53 años, víctima de cáncer. 

La presentadora de Sálvame está viviendo su verano más triste. Tras decir adiós a su madre, Dolores Díaz, que falleció el pasado mes de febrero a los 91 años, la artista despidió a su marido y a su suegra. Una serie de sucesos dolorosos para Paz Padilla, que no ha dejado de contar ni un solo minuto con los suyos. En especial, con su hija, Anna Ferrer. 

[Más información: Anna Ferrer, hija de Paz Padilla, regresa a Cádiz para reencontrarse con su madre]