Han pasado 15 días desde que Alejandra Rubio (20 años) se dejó ver por última vez. Pese a que durante estas dos semanas la hija de Terelu Campos (54) se ha mostrado de lo más activa en redes sociales y ha presumido de su reconciliación con su exnovio, Álvaro Lobo, se ha alejado totalmente de la intensa vida social de la que tanto le gusta disfrutar. Cuestión que ha llamado poderosamente la atención de los medios. 

Noticias relacionadas

A este hecho se le suma su ausencia en Viva la vida, programa en el que colabora, una 'desaparición' que ha desatado muchos rumores alrededor de la influencer. Desde el mismo espacio en el que trabaja, se llegó a decir que esta ausencia se debía a que la joven habría concedido una exclusiva con su abuela, María Teresa Campos (79), a una conocida revista y que su intención era protegerla a toda costa sin dejarse ver. Sin embargo, han pasado dos semanas y ni rastro de esta supuesta entrevista.

Otro rumor que cada vez cobra más fuerza es que Alejandra se habría contagiado de coronavirus, y se encontraría guardando las dos semanas de aislamiento obligado en estos casos. Esta teoría explicaría por qué hemos visto en varias ocasiones a Carmen Borrego (53), y al marido de ésta, José Carlos Bernal, llevándole la compra a casa de su sobrina. Gesto que encajaría a la perfección con la posibilidad de que la pequeña de las Campos hubiera contraído el Covid.

Sin embargo, este lunes los reporteros han podido ver a Alejandra Rubio visitando un centro médico de análisis clínico a las afueras de la capital.  Ocasión en la que lógicamente ha sido preguntada por los reporteros sobre su momentánea desaparición de los medios. Cuestión en la que opta por echar balones fuera. 

"No voy a decir nada", decía la joven, que se enfadaba por la insistencia de la prensa y añadía: "Hoy no es buen día". Ante la posibilidad de que hubiera pasado la enfermedad, la nieta de la presentadora considera que no es correcto hacer referencia a esta posibilidad, y es que según ella "esa pregunta me parece un poco...".

La joven prefiere no revelar los motivos de su ausencia durante las últimas dos semanas.

Pese a los rumores de si ha estado, o no, enferma, Alejandra se muestra feliz. Y es que tras su inesperada reconciliación con Álvaro Lobo después de cinco meses separados -durante los que salió durante unas semanas con el empresario Tassio de la Vega y en los que experimentó un notable cambio de estilo dulcificando sus looks- Alejandra  confirma que todo está "genial" con el Dj, aunque asegura con tono firme que ella se "cuida sola".

[Más información: Alejandra Rubio, el eslabón suelto de las Campos que no encuentra su sitio en la tele: ¿qué hacemos con ella?]