Con la subida de las temperaturas, son muchos los famosos que huyen de las grandes ciudades para disfrutar del agradable clima que ofrece el litoral español. Carmen Lomana (71 años) es una de las socialités que cada verano viajan hasta Marbella, localidad andaluza donde posee bonito un domicilio en el que pasa la temporada estival. Unas vacaciones que este año están siendo diferentes para todos, debido a las medidas de seguridad impuestas para frenar la propagación de Covid

Noticias relacionadas

Si bien es cierto que Lomana se ha mostrado muy preocupada durante el confinamiento a consecuencia del contagio, y posterior fallecimiento de una de sus empleadas domésticas a consecuencia del virus, a juzgar por su última publicación de Instagram, la leonesa está obviando las últimas normas establecidas en la comunidad autónoma donde pasa unos días.

"Paseos mañaneros por la orilla del mar. Aire puro, aire sanador, siempre el mar...", reza el texto que acompaña a la última imagen que ha subido Carmen a las redes sociales. Una fotografía en la que se la puede ver luciendo un bonito vestido de lino blanco y gafas de sol, pero no la mascarilla obligatoria en toda la comunidad andaluza. Desde el miércoles 15 de julio y hasta que esté disponible la vacuna contra el Covid, la Junta de Andalucía ha decretado el uso obligatorio de este elemento en todos los ciudadanos menores de seis años tanto en espacios cerrados como abiertos, y con independencia de que se pueda, o no, mantener la distancia de 1,5 metros de seguridad.

Publicación de Carmen Lomana en su perfil de Instagram. Instagram

"Tenemos que usarla todo el día en todo momento", dijo Elías Bendodo, portavoz del Ejecutivo andaluz, después de que el Consejo de Gobierno aprobara la orden. Dicha restricción, incluye su uso en playas o piscinas, y aclara que es obligatorio llevar mascarilla para pasear por la orilla del mar. "No se mantiene esa distancia de seguridad cuando te cruzas con alguien", justificó el portavoz, que también extendía esta norma tanto en los chiringuitos como en reuniones de personas que no convivan bajo el mismo techo. Una obligación que contaría con una multa de 100 euros a todos aquellos que la desobedezcan.  

El único momento en el que Carmen Lomana, o cualquier persona que se encuentre en Andalucía, podrá deshacerse del que ya es el 'complemento' por excelencia de la temporada, será durante los baños en la playa o en la piscina. Chapuzones en los que sí podrán quitarse la mascarilla de sus rostros. 

Si bien es cierto que Carmen Lomana parece haberse despistado con la nueva norma, los usuarios de las redes sociales la tienen muy presente. Son muchos los comentarios que la celebrity ha recibido a pocos minutos de subir la citaba publicación, escritos en los que le recalcan que no lleva mascarilla durante su paseo matutino. "¿Y la mascarilla?", "No te vas a poner la mascarilla para la foto, lógico" o "No quiere estropear el vestido con una vulgar mascarilla", son algunas de las citas que  pueden leerse. Un detalle que en estos tiempos que corren no pasa desapercibido a ojos de los usuarios de las redes.

[Más información: El problema que ha hecho que Carmen Lomana abandone el confinamiento y viaje a Marbella]