Era enero del año 2012 y Telecinco ponía en pie la decimotercera edición de Gran Hermano. Un programa que se llamó Gran Hermano 12 + 1 -y no 13- curiosamente por la altísima superstición de su presentadora entonces, Mercedes Milá (69 años), incapaz de pronunciar el que para muchos es un número maldito.

Noticias relacionadas

No fue así para Pepe Flores (37 años). El bailarín malagueño que estuvo 130 días en la casa más famosa de Guadalix de la Sierra se hizo con el ansiado maletín de 300.000 euros en la edición cuyo lema fue Dale la vuelta.

Desde el primer día que empezase GH 12 + 1, la producción y dirección del programa pretendían "abrir una puerta a la esperanza" en tiempos de crisis -en aquel momento, la crisis económica-. Además, se quiso volver a los orígenes del formato, con una sola casa y menos concursantes. En esta decimotercera edición se volvió a modificar el logotipo, que esta vez constaba de la suma de todos los ojos de los concursantes.

Tras echar el cierre a aquel chalé repleto de cámaras del que salió triunfador, Pepe Flores desapareció de la vida pública, pero, ¿qué fue de él? Con el dinero que ganó en el reality de Mediaset y sus posteriores entrevistas en revistas y programas de entretenimiento, el bailaor fundó su propia compañía de baile. Con esta empresa dirigió y protagonizó varios espectáculos flamencos e incluso probó suerte en Miami. Poco tiempo después de coronarse como ganador de GH, Pepe Flores conoció a la que todavía hoy es la mujer de su vida, la modelo Marina Pérez, con la que no descarta participar en algún otro formato tipo GH DÚO.

Junto a Marina ha creado una bonita familia no solo compuesta por ellos dos sino que además ya tienen un hijo. El 14 de abril de este año, en pleno confinamiento y en estado de alarma sanitaria por la crisis del coronavirus, llegó al mundo su primer retoño, Pepe Flores Junior. Nació en el hospital de La Maternitat i Sant Ramon de Barcelona a las 18:43 horas de la tarde y pesó 3 kilos y 720 gramos. 

Antes de centrarse en el amor de su pareja, Marina, y de su hijo, el pequeño Pepe Flores Jr., el artista tuvo que hacer frente a uno de los capítulos más sórdidos de su vida. En junio del año 2015, el Juzgado de lo Penal número 3 de Granada condenaba a un año de prisión a Pepe Flores por intentar agredir y amenazar a una enfermera del Hospital Clínico de Granada cuando su madre estaba ingresada.

Según avanzó Bluper en su momento, los hechos acaecidos tuvieron lugar justo dos años antes. Era junio de 2013 y la sanitaria, vestida de uniforme e identificada como tal, se encontraba realizando sus funciones en el hospital. Mientras estaba preparando la medicación, Pepe se le acercó y le comentó: "¿Qué pasa, guapa?". Ella continuó con sus labores sin prestarle atención. 

Se conoce que hubo un segundo encuentro en el que la conversación subió de tono. "Esta tarde me comes la p...", comentó, presuntamente, Flores, mientras le sugería entrar juntos en una habitación. Ante la negativa de la enfermera, Pepe la amenazó y y le espetó lo siguiente: "Te vas a enterar cuando salgas". 

Tras la amenaza por parte del exconcursante de Gran Hermano, la enfermera llamó a su superior, también a la seguridad del hospital y a la Polícia. La profesional del centro clínico sufrió una reagudización de un cuadro psicológico depresivo mientras Pepe Flores la acusaba de injurias y maltrato de obra. Ella fue absuelva de sus acusaciones.

Tras la demanda interpuesta por la enfermera y la petición de un año y nueve meses de prisión para Pepe Flores, el juez Antonio Aguilera lo absolvió de la falta pero lo condenó por el delito de atentado a un año de prisión. Además, tuvo que hacer frente al pago de la mitad de las costas procesales y de una indemnización de 1.000 euros por daño moral a la víctima.

[Más información: Qué fue de Ania, la concursante de 'GH 1' que se quedó a medio camino en el mundo de la fama]