Los nervios y la incomprensión se apoderaron este sábado de decenas de personas que se dispusieron a realizar el examen de acceso a la Abogacía. Un trámite que es necesario para que cualquier letrado pueda optar a ejercer la defensa ante un juez. Las medidas de seguridad adoptadas por la pandemia del coronavirus han propiciado que este año dicha prueba se haya realizado vía online. Un método que si bien protege a los examinados de cualquier posibilidad de contagio, ha provocado que dicho examen no se haya podido realizar con el éxito deseado.

Noticias relacionadas

Los fallos del sistema informático de la web de Ministerio de Justicia sembraron el caos entre las persona que se habían preparado para esta prueba, unos errores que imposibilitaron que muchos de ellos la pudieran finalmente realizar. Experiencia desagradable que ha vivido el periodista Jesús Manuel Ruiz (43 años). 

El colaborador de Sálvame ha contado a JALEOS su experiencia respeto a este asunto, relato que narra desde la más absoluta indignación. "Esta prueba se podría haber hecho en octubre, como estaba programada, pero debido a las presiones de los interesados para poder trabajar, finalmente se ha hecho en julio y por primera vez online", dice el periodista, y añade: "No entendí que se realizase de esta manera dado que la Selectividad, que es un proceso bastante similar en lo que respecta a la mecánica, se ha hecho de manera física"

Jesús Manuel reconoce estar molesto con la actuación del Ministerio de Justicia.

Dada la importancia de dicha prueba, Jesús Manuel quiso estar prevenido ante cualquier contratiempo que pudiera producirse durante el examen. Precauciones que sirvieron de poco dado los fallos de sistema que se produjeron en la web del Ministerio de Justicia. "A las 9 horas la mañana estábamos convocados, pero yo, que soy muy nervioso, me conecté a las 8 horas a la plataforma y accedí a la pestaña. Pinché repetidas veces y no se abría, así que cuando fueron las nueve llamé al teléfono que tenían preparado para las posibles incidencias", explica el manchego.

Lamentablemente, con esta acción no obtuvo el resultado esperado y no consiguió solucionar su problema y entrar a realizar el examen: "Me pasaron con los encargados de la parte técnica y no pudieron hacer nada, por lo que me dijeron que tenía que hablar comisión evaluadora. Estos no estaban, se habían ido de 'finde', por lo que me adelantaron que la prueba la tendría que hacer en octubre y que ya se pondrían en contacto conmigo en unos 15 días". 

Si bien es cierto que el colaborador de Sálvame pensó en un primer momento que su caso era aislado, pronto se dio cuenta de que no. Muchas han sido las personas que sufrieron esta consecución de problemas a la hora de realizar la prueba, por lo que han decidido realizar una queja ante tan tal situación. "Cuando les trasmití lo que me había pasado, recibí un mensaje, con un poco de 'mala leche', donde me decían que esto se debía a un problema informático y humano. A mí me indicaron que había pinchado por primera vez a las 8 horas de la mañana y que lo había vuelto hacer en varias ocasiones, pero que no pinché en el momento exacto en el que se había programado el examen", relata.

El colaborador de 'Sálvame' está dispuesto a denunciar la situación que está viviendo.

"Hay que destacar que se ha producido una desigualdad e lo que respecta a la prueba, ya que algunos pudieron acceder a la segunda parte de la misma sin haber hecho la primera. En mi caso, a las 9:15 horas me dijeron que podía presentarme a las específica, pero 10 minutos después me dijeron que no", explica el manchego, que piensa que lo más adecuado sería volver a repetir la prueba antes de la cita, que ya estaba acordada y que podría tener lugar durante los tres últimos meses del año

"Es una faena para todos, aunque reconozco que en mi caso no me afecta demasiado puesto que mi idea no era hacer la prueba y ponerme a ejercer de abogado. Es una cosa que tenía pensado hacer y que debido a cosas que me han pasado en mi vida he ido retrasando", cuenta el polifacético periodista, que quiere recalcar la difícil situación en la que se han quedado algunos de sus compañeros: "Esto es un trámite para poder trabajar, hay mucha gente que estaba esperando esto para comenzar a ingresar, y ahora todo se ha pospuesto".

Dado que el colaborador ha recibido varios correos en los que el Ministerio de Justicia alegan que su problema se debió, en parte, a que no pulsó al botón del examen cuando era preciso, Jesús Manuel ha confesado a este medio que está dispuesto a denunciar lo que considera "una tomadura de pelo". Situación en la que no está solo, ya que cuenta con varios aspirantes a abogados que están en su misma situación. 

[Más información: Rafa Mora, Suso y José Antonio Avilés quieren matricularse en la universidad]