Hace unos días Aurah Ruiz (30 años), la expareja de Jesé Rodríguez (27) y concursante de realities, publicaba una imagen en sus redes sociales que en cuestión de minutos se llenaba de comentarios halagadores. En la instantánea, Aurah aparece con una ínfima cintura y unos abdominales bien marcados, así como un trasero que muchos han calificado de retocado. "Te pasaste con el retoque, tienes un cuerpo precioso para retocarlo tanto", le han hecho ver algunos de sus seguidores. 

Noticias relacionadas

Más allá de esa aplicación que potencia el músculo -y que presumiblemente Aurah habría empleado-, la pregunta que muchos de sus fans se han hecho es si ha pasado de nuevo por quirófano para perfilar esa parte de su anatomía. Cabe recodar que en 2019, durante un vídeo en el que confesaba sus retoques, Ruiz aseguraba que no tendría inconveniente en pasar por boxes para someterse a una liposucción y una marcación abdominal. 

Las dos fotografías de Aurah Ruiz que han revolucionado la red. Instagram

A la luz de su última imagen posteada, ese momento ha llegado. Este medio se ha puesto en contacto con una experta en cirugía estética, Lola Sopeña, de Clínicas Lola Sopeña Medicina y Cirugía Estética. Desde su óptica profesional, y analizando varias imágenes de las redes sociales de Aurah, no cabe resquicio de duda alguna: se ha sometido a una lipomarcación abdominal, aunque se puntualiza que la imagen de marras, esa que ha revolucionado la red, puede estar trucada por una aplicación. Pero la base no engaña: Aurah ha cumplido otro sueño

"Aurah Ruiz se ha sometido a una de las cirugías estéticas más de moda actualmente: la lipomarcación abdominal -también conocida como lipoescultura con marcación abdominal- junto con la lipotranseferencia a glúteos", se informa desde la clínica. Esta intervención "consiste en una lipoescultura en la que se saca la mayor cantidad de grasa posible, se da mucha forma en la cintura en el caso de las mujeres, se marca el abdomen y la grasa extraída se trata y se transfiere a los glúteos para darles una mejor forma y volumen". 

En lo que respecta al precio, se informa lo que sigue: "El precio de la lipomarcación con lipotransferencia a glúteos es de unos 6.500 euros, aproximadamente". Y se continúa hablando de los cuidados que se han de tener a la hora de atreverse con esta operación: "Los resultados son realmente buenos si caes en las manos adecuadas y, por supuesto, no llevas esta cirugía al extremo".

Es clave no convertir una de las cirugías corporales más atractivas que se pueden realizar actualmente "en una caricatura". Y se añade como cierre: "No son muchos los cirujanos en España que saben la técnica adecuada para realizar esta cirugía realmente bien, y en su mayoría son de origen latinoamericano, donde este tipo de cirugías se realizan hace ya muchos años".

Sus otros retoques confesos 

En 2019, a través de su canal de Mtmad Original Aurah, la concursante no tuvo  ningún reparo en desvelar todas sus operaciones de cirugía estética. "No tengo ningún problema en decirlo. Es más, la base viene de fábrica. No soy de plástico, soy de carne y hueso señores", aseguraba Aurah Ruiz en su introducción. "Antes de empezar quiero decir que estoy muy a favor de todos los retoques y operaciones que se quiera hacer una mujer siempre que se sienta satisfecha, orgullosa y guapa consigo misma. Olvídense de lo que dice la gente y menos los hombres", apuntaba. 

En primer lugar, desveló su operación de pecho. Según explicaba, el motivo que le llevó a operarse los senos no fue por escasez, sino porque "quería más". Sobre todo, porque pasó una época entrenándose muy duro para presentarse a Fitness bikini y eso le hizo ir perdiendo poco a poco pecho hasta el punto de que sintió la necesidad de intervenirse. Narraba en ese vídeo que la desesperación casi la llevó a operarse por 2.000 euros en una clínica poco fiable, pero que su hermano finalmente la convenció y lo hizo en un centro de más categoría y confianza. 

Aurah Ruiz durante la emisión de su canal 'Original Aurah'. Mediaset

Durante su confesión, desveló que la operaron por la zona del pezón y quedó muy contenta porque la cicatriz no se notó nada. Nunca sintió reparo en que se notase que no era un pecho natural: "Eso no me daba vergüenza, al contrario". En ese momento, añadió lo que sigue: "Me he pinchado en los labios varias veces. También tenía una pequeña bolsa más acentuada, aunque sólo me pinché una vez y se me quitó gracias a Dios".

Y terminó con su confesión: "Me he quitado todas las arruguitas que tenía en la frente y las patas de gallo. Hasta ahí, todo perfecto, porque ni dolió, ni sangró, ni se me puso rojo ni nada. Luego, sabéis que yo siempre he tenido la cara muy finita, y lo que he hecho ha sido darme volumen en el perímetro de la cara: el mentón, la mandíbula y en la frente. La aguja es grandísima, pero no te enteras de nada. Lo otro que me he hecho, y que casi nadie se ha dado cuenta, es la nariz. La tengo bonita, para mi gusto, pero con el paso de los años la punta me había bajado, y el doctor me ha puesto un poco de bótox justo debajo para que cuando sonriera, no bajara. También me ha puesto un poco de ácido hialurónico en el tabique para alinearlo, porque tenía una pequeña depresión". 

[Más información: Aurah Ruiz, investigada por un supuesto delito de acoso contra Jesé Rodríguez]